MarcaPasos

LAS ELECCIONES EN MÉXICO EN MEDIO DE UNA GUERRA CULTURAL

Las campañas electorales para elegir presidente de la república inician, junto con también las campañas para elegir los próximos gobiernos locales. Asimismo, para elegir la cámara de diputados y el congreso federal. El próximo domingo en Juárez comienza su campaña Andrés Manuel López Obrador[1], en un gesto simbólico con la historia pasada; aunque parece hasta ahora ha olvidado pronunciarse por la historia reciente. Es decir, temas como el feminicidio o la violencia homicida que ahora en marzo estaría cumpliendo diez años desde que en 2008 impactó de manera brutal la ciudad; se supone, deberían estar presentes de manera clara en su discurso.

El problema Cambridge analytics y la utilización de los datos de los usuarios de Facebook, vino a revelarnos que estamos en una guerra mundial que se libra en campos de batalla que la mayoría de la gente no registramos. Es una guerra sorda en que nos encontramos inmersos sin saber cuáles son sus efectos, tanto en lo colectivo como lo individual. Es una guerra cultural, según lo definió Christopher Wylie, en el NYTIMES, dando seguimiento a la manipulación de la información de los usuarios de Facebook[2]. Esta guerra en Estados Unidos logró influir para poner al presidente Donald Trump. En ese sentido debemos preguntarnos cómo aterriza esa guerra en nuestra vida cotidiana, y cómo, pronto esa guerra se intensificará conforme se acerque el día de la elección en México.

Leobardo Alvarado

 

 

 

 

 

 

 

LAS ELECCIONES EN

 

MÉXICO EN MEDIO DE

 

UNA GUERRA CULTURAL

 

 

  

Leobardo Alvarado

 

 

 

Las campañas electorales para elegir presidente de la república inician, junto con también las campañas para elegir los próximos gobiernos locales. Asimismo, para elegir la cámara de diputados y el congreso federal. El próximo domingo en Juárez comienza su campaña Andrés Manuel López Obrador[1], en un gesto simbólico con la historia pasada; aunque parece hasta ahora ha olvidado pronunciarse por la historia reciente. Es decir, temas como el feminicidio o la violencia homicida que ahora en marzo estaría cumpliendo diez años desde que en 2008 impactó de manera brutal la ciudad; se supone, deberían estar presentes de manera clara en su discurso.

 

El problema Cambridge analytics y la utilización de los datos de los usuarios de Facebook, vino a revelarnos que estamos en una guerra mundial que se libra en campos de batalla que la mayoría de la gente no registramos. Es una guerra sorda en que nos encontramos inmersos sin saber cuáles son sus efectos, tanto en lo colectivo como lo individual. Es una guerra cultural, según lo definió Christopher Wylie, en el NYTIMES, dando seguimiento a la manipulación de la información de los usuarios de Facebook[2]. Esta guerra en Estados Unidos logró influir para poner al presidente Donald Trump. En ese sentido debemos preguntarnos cómo aterriza esa guerra en nuestra vida cotidiana, y cómo, pronto esa guerra se intensificará conforme se acerque el día de la elección en México.

 

En una guerra, entre otros, estratégicamente se busca avanzar en cierto territorio. Para ello, se utilizan armas en distintas modalidades, el objetivo es ganarle al enemigo. Lo dicho por Christopher Wylie al señalar que  "Se suponía que Cambridge Analytica era el arsenal de armas para luchar en esa guerra cultural", debe preocupar a todos. Wylie ayudó a construir la empresa de análisis de datos Cambridge, y por eso fue entrevistado por el periódico estadounidense. Nombrar el uso sin permiso de la información de 50 millones de usuarios de Facebook como parte de la estrategia de una guerra cultural, es un acierto. Como ya hemos dicho, deja ver los potenciales peligros en la próxima elección en este país.

 

La desinformación puede ser parte de esa estrategia que se implemente sistemáticamente. Pero también las redes sociales tienen el poder de utilizarse en sentido contrario. De hecho, ya funcionó en la elección pasada. Debemos recordar que en mayo del 2012, el momento en que los universitarios arrinconaron a Enrique Peña Nieto en la IBERO[3], pusieron en serios aprietos al entonces candidato. De allí han pasado muchas cosas para contener o tergiversar la información; un ejemplo son los llamados “peñabots”[4]. Pero también recientemente y hasta ahora ha funcionado para cerrarle el paso a la desinformación el que la gente se organice; un ejemplo de esto es Verificado 2018[5]; otro es la preocupación del INE por verter información fidedigna a través de Facebook y evitar las noticias falsas.[6]  

 

La inyección de información dirigida, de acuerdo a los perfiles de cada usuario en las redes sociales de internet es lo que sucede en esa guerra cultural de la que habla Wylie. De esta manera ya se ha intervenido en varios países según se desprende de declaraciones de Christopher Wylie.[7]

 

Los próximos noventa días de campañas electorales en México las y los ciudadanos nos veremos de lleno envueltos en esa guerra cultural. Sea porque como se ha afirmado, Cambridge analytics también tuvo contacto con gente en México que buscaría sus servicios[8]. El supuesto es que mediante sus métodos Cambridge analytics u otras organizaciones de este tipo pueden influir en la elección. O también sea, porque cada candidato se ha preocupado más que nunca por llegar a través de las redes sociales a sus votantes y han organizado equipos de trabajo para ello. Máxime, si se entiende que en esta elección las y los jóvenes tendrán un papel preponderante, en tanto su voto será decisivo para otorgar la victoria al candidato o candidata que gane. Por ejemplo, en general se estiman alrededor de setenta millones de usuarios de internet en México[9].

 

El fin es el mismo, información dirigida al usuario de las redes sociales. ¿Cómo saber qué es real? ¿Cómo saber hasta dónde pueden influir utilizando datos personales para direccionar la elección? Es difícil predecir el alcance del fenómeno. Este está sujeto no sólo a la utilización de un algoritmo, sino a que la manera en que construye cada quien su identidad pocas veces se sustenta en información dura. Más bien la narrativa con la que se identifica una persona se construye en la interacción social de la que se es parte. Allí es donde está el potencial de esa guerra cultural.

 

Lo mejor hasta ahora parece es hacerse cada quien responsable de la información que lee y comparte, así como lo que da a conocer de sí mismo en las redes sociales que participa; y ante la imposibilidad de no ser parte de esa guerra cultural en tanto se depende de la necesidad social de interactuar con los demás, y esto se sujeta a un algoritmo que nos conduce por el espectro de la red social en la que estemos, sea Facebook, twitter, Instagram, etc. En estas elecciones, lo mejor es saber que puede ser utilizado sin darse cuenta, allí la cuestión de la guerra cultural. Una guerra cultural está desplegada, nada más hay que ver la manera en que la información generada es retomada en el orbe y se vierte en internet.

 

¿Cómo la cultura puede ser parte de esto? Es simple, toda su información personal es utilizada por otros para hacerle creer a usted que toma una decisión de acuerdo a lo que usted piensa. En pocos días y al ser Andrés Manuel López Obrador el rival –enemigo- a vencer; al iniciar campaña en Ciudad Juárez, aquí tendremos la oportunidad de ver de lleno el inicio y comportamiento de esa guerra cultural en campañas electorales en México. También, cada quien tendrá la oportunidad de verse dentro de esa guerra cultural con tan sólo observar la plataforma de la red social en internet en la que interactúe, sobre todo la de Facebook.

 



[1] http://www.proceso.com.mx/527620/amlo-arrancara-campana-en-la-emblematica-ciudad-juarez-y-en-estados-donde-su-fuerza-es-menor

[2] https://www.nytimes.com/es/2018/03/20/cambridge-analytica-facebook/

[3] http://www.proceso.com.mx/307224/pena-nieto-amarga-leccion-en-la-ibero

[4] https://aristeguinoticias.com/1909/mexico/penabots-cuantos-son-cual-es-su-fundamento-legal-primera-parte/

[5] https://verificado.mx/

[6] https://www.unotv.com/noticias/portal/nacional/detalle/ine-busca-blindaje-contra-fake-news-034587/

[7] https://www.theguardian.com/uk-news/2018/mar/27/brexit-groups-had-common-plan-to-avoid-election-spending-laws-says-wylie

[8] http://www.proceso.com.mx/527627/ahora-se-esconden-los-que-trabajaron-en-mexico-con-cambridge-analytica

[9] http://www.eluniversal.com.mx/observatorio-nacional-ciudadano/el-uso-responsable-de-los-datos-personales-en-internet

 

 

 

 

Leobardo Alvarado

luitbard01@gmail.com

 

  ----------

 

Leobardo Alvarado. Activista social  por los derechos culturales y los derechos humanos. Integró el movimiento Pacto por la Cultura. Junto con otros activistas, hombres y mujeres, impulsó la refundación de Ciudad Juárez como una ciudad de derechos. Promotor y gestor cultural para lograr que la cultura sea un eje horizontal en la sociedad juarense. Ha participado en diversas coyunturas de la lucha social. Actor y colaborador de diversos colectivos artísticos. Ha publicado diversos textos en diferentes medios, revistas, libros, etc. Editor de www.juárezdialoga.org cuyo perfil está encaminado para atender las necesidades de comunicación de la sociedad civil organizada de Ciudad Juárez y la región de la que esta ciudad es parte, así como el Movimiento Social de las ONG´s en el Estado de chihuahua.

 


Miércoles, 28 de Marzo de 2018

Cerrar ventana