La Nota Nostra

Cambiarle el nombre del PRI

Es la corrupción estúpidos (1), no es el nombre. Ya completaron casi dos siglos y siguen batiéndose. Vean el mensaje que mandan al poner a la chambitas como presidenta del C.E.N. Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, ella argumenta que su tío Carlos Salinas no tiene ninguna injerencia, pero pregunten cuál es la percepción de la gente, midan ese detalle y verán los resultados, el apellido está maldecido por toda la roña histórica que arrastra. Pero no preguntarán POR QUE NO LES INTERESA SABER el impacto. Por eso se fueron a la deriva cada vez más y más hasta quedar sin neuronas, tanto así que las próximas elecciones se harán las constitucionales y unas especiales para sátrapas paralímpicos y ellos ganarán, porque serán los únicos participantes.

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

 

 

 

 

 

Cambiarle el nombre del PRI

 

 

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

Es la corrupción estúpidos (1), no es el nombre. Ya completaron casi dos siglos y siguen batiéndose. Vean el mensaje que mandan al poner a la chambitas como presidenta del C.E.N. Nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, ella argumenta que su tío Carlos Salinas no tiene ninguna injerencia, pero pregunten cuál es la percepción de la gente, midan ese detalle y verán los resultados, el apellido está maldecido por toda la roña histórica que arrastra. Pero no preguntarán POR QUE NO LES INTERESA SABER el impacto. Por eso se fueron a la deriva cada vez más y más hasta quedar sin neuronas, tanto así que las próximas elecciones se harán las constitucionales y unas especiales para sátrapas paralímpicos y ellos ganarán, porque serán los únicos participantes.

 

Han vivido desprendidos de la lógica civilis, desde que se llamaron PNR. Quien formó ración de sus filas era parte de esa corrupción a la que se le llamaban “palancas” lo que implicaba tener siempre los privilegios de algo: ganar miles sin hacer nada, “arreglar” terrenos y revenderlos, conseguir un cargo público, construir en zonas prohibidas, crear sindicatos de chicleros, franeleros, suripantas etc., integrar los consejos universitarios,  pensionarse con 6 años y evadir los otros 34, manejar o ser parte de la Prensa, no pagar placas, recibir chayotes, conseguir gasolina gratis, viajar de a gorra como rey, dar clases en la UACH o en la UACJ el ir cuando querían, follarse a las secretarias (o en su defecto a los secretarios), crear Asociaciones Civiles para coyotear dinero y metérselo al partido, poner y quitar rectores, escribir editoriales en El Diario (en el epígrafe dice: “PLITOLOGO” -!aaaay weeeeeeeey!), crear portales de noticias para bajar lana...Hasta el más piojo de los agremiados sacó ganancia por ser o aplaudirle al PRI, y los beneficios se incrementaban dependiendo el nivel de servilismo, del tamaño del trasero o de la calidad del felatio.

 

En la prepa me tocó ir a procesar la cartilla militar, de pasadita los “sardos” te daban una humilladita (zapes, mentadas de madre, patadas etc.) para que no te olvidaras quien tenía el poder. Mis pocos conocidos fresitas nunca se pararon en el campo militar, buscaron una “palanca” a quien solo le dieron las fotos una mordida y listo. Ellos sabían que les iban a trasquilar el pelo, pues traían el corte esponjado muy a la Luis Miguel. A los cholos de aquellos tiempos que osaban dejarse crecer una cola, se las cortaron con unas tijeras de jardinero, en medio de la burla y dicterios sexistas:  “tráime a una hermana si quieres tu cartilla” “muévete puto” “Córtate ese pelo pinche joto”. La mentada palanca era un funcionario del gobierno, con una pequeña corta, te arreglaba ese detalle de tener que ir a soportar a esos animalitos. Así marchaba el sistema, y les pertenecía, era de ellos y permeaba absolutamente a todo y todos.

 

Ahora salen los más picudos a hablar súper lindo sobre la derrota, argumentan decenas de motivos pero ninguno sustentado en la corrupción, orquestan el mejor de los léxicos tratando de explicar una radiografía de un muerto viviente.

 

Ordaz, Echeverría, Portillo, Salinas, los más obsesionados rateros dieron visos de que el sistema era una podredumbre, ahora, en estos últimos doce años una veintena de gobernadores, robaron más que cualquiera de los mencionados, utilizaron el mismo machote pero las cantidades son impronunciables. Algunos de ellos purgan condena, otros viven a salto de mata, y otros cuantos recibirán sus denuncias u orden de captura, apenas termine esta administración de EPN, que por cierto, a este último le tienen su “pollito guardado” en la Fiscalía de Chihuahua, sus despilfarros, la repartición discrecional a los gobernadores son poca cosa, la triangulación de dinero será una de las líneas acusatorias, todo indica que la justicia de Chihuahua llamará a cuentas al guapo después de que se le acabe el poder, pues AMLO se decantó de la persecución desde mucho antes, pero Javier Corral anda lucidito, da más visos de que querer los reflectores que lo catapulten a la presidencia de la República que pavimentar una calle en Juárez, así que la joya de la corona será poner en banquillo de los acusados a Peña, porque en las elecciones que siguen, ese será su único argumento de propaganda, pues también su partido quedó hecho pinole y la fama de Javier está en “modo mingitorio”.

 

Así que si gustan cámbienle el nombre al PRI. “Aunque la mona se vista de seda mona queda”…. Pero, es la corrupción estúpidos, entiendan.

 

-

1-   La elocución se le debe a la campaña de Bill Clinton, en donde en su casa de campaña acuñaba la frase “es la economía estúpido”, pero el apotegma fue modificado por la politóloga Denise Dresser en su intervención en un twitter: “es la corrupción estúpidos” (4 julio 2018).

 

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com

FB: Ramón Quintana W.

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com


Ramón Quintana Woodstockes Licenciado en Derecho, Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Licenciado en Psicología, con maestría en Investigacion. Es oriundo de Cd. Juárez en la zona poniente-periferica. Es comunicador en el IMER, fotgrafo de ocasión y columnista por necesidad. FB: Ramón Quintana Woodstock. El-mail: refrigerador97@hotmail.com

 


Sábado, 04 de Agosto de 2018

Cerrar ventana