Gotera

     

De la Redacción

    Jefe de la contra.
    Aspirante a cabeza de la derecha, así como organizó el frente --PAN, PRD y MC-- que alumbró la fracasada candidatura de Anaya, ahora Javier Corral pone todos sus empeños en levantar contra Andrés Manuel López Obrador a sus homologos gobernadores que gusten engordarle el caldo.
    Pero también a los fans de petate, como las decenas de sus más efervescentes seguidores que cuchileó contra AMLO de visita a esta frontera, a las puertas de la misma sede de GobEdo donde se dio arranque a la Zona Libre para la franja norte del país.
    No tuvo empacho, la hizo de anfitrión, de invitado y de hooligan.
    Lo mismo que se gritaba afuera, Corral lo replicaba adentro: que no está de acuerdo con el esquema de reduccion de 16 a 8 en el IVA, con la baja de 30 a 20 en el ISR, ni con las participaciones federales que aunque se le hayan aumentado en un 15 por ciento, insiste en que le iba mejor con Peña Nieto.
    Es lo que es, pero él siente da para más, que no cabe en su epidermis y por ello se ha echado a cuestas el loco propósito de imponerle sus anhelos, ideología y agenda al nuevo gobierno federal.
    Ya a la víspera se había pronunciado contra el proyecto de Guardia Nacional y sus huestes en el exterior del edificio gubernamental así lo remachaban.
    Lo que nunca, lo que jamas del panismo contra papi Calderón --ni contra Peña--.
    Y ¡vaya! aquello no era bosquejo sino un bestial sangriento baño de alcance nacional, una pesadilla en la que Juárez con días hasta de 40 piochas menos...llevó la peor parte del exterminio (2008-2011).


Lunes, 07 de Enero de 2019

Cerrar ventana