La Nota Nostra

Altozano y el Nobel de la estulticia

Desde las tres esferas de gobierno, la ciudad, vista desde arriba, queda en el subterráneo, tres pisos debajo de la superficie, suponiendo que ellos están encima 103 pisos apuntando al cielo. Nosotros no somos noticia nacional, ni aunque haya masacres consuetudinariamente, es mucho más feroz una noticia -por decir algo- que se tropiece el actor del cristo de Iztapalapa o que los patines no pueden estar en las banquetas de la Ciudad de México, porque la gente tiene reflejos de vaca, y no puede brincarlos. Eso es súper importante.

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

 

 

 

 

 

Altozano y el

 

Nobel de la estulticia

 

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

Desde las tres esferas de gobierno, la ciudad, vista desde arriba, queda en el subterráneo, tres pisos debajo de la superficie, suponiendo que ellos están encima 103 pisos apuntando al cielo. Nosotros no somos noticia nacional, ni aunque haya masacres consuetudinariamente, es mucho más feroz una noticia -por decir algo- que se tropiece el actor del cristo de Iztapalapa o que los patines no pueden estar en las banquetas de la Ciudad de México, porque la gente tiene reflejos de vaca, y no puede brincarlos. Eso es súper importante.

 

 

Varias veces, en diez años de escribir esta columna, he señalado que el proceso de selección de notas periodísticas está constreñido al centro de la República, hasta en eso también existe discriminación. La insurgencia violenta nació acá y dejaron que se propagara porque nadie le puso atención con inteligencia, Ciudad Juárez se colombianizó desde hace 19 años, pero nunca, nunca, nunca, representamos  un peligro ni una nota de importancia, en el entendido de que los gobernante encienden la TV para ver cómo está el país, ser cabeza de nota hubiera servido de mucho. Lo digo con certeza: si los medios exhibieran lo que sucede en esta pequeña y miserable ciudad, las autoridades hubieran actuado desde hace 4 lustros.

 

 

Viviendo pegadito a los Estados Unidos, no solo nos olvidan los medios (que sirven como coaccionantes), también la federación y de igual forma el Estado. Ciudad Juárez es un yermo en todos los sentidos, aparte de ser un laboratorio político es una ciudad de donde se nutren los bolsillos las desvergonzadas  autoridades hacendarias que rastrillan mucho pero regresan poco. Los impuestos de la localidad van a parar a la capital de la Republica y después al la capital de Estado y poco es lo que regresa, migajas diría yo, pero los panistas que están engalanando la silla presidencial -por lo menos del estado de Chihuahua- avientan ríos de saliva justificando montones de babosadas que pocos ven. Si lo que argumentan fuera verdad, la gente no hablaría, o diría cosas, pero lo que se escucha en las calles es el resultado de sus actos.

 

 

Mientras escribo esto el gobernador (con minúsculas ´pa que le duela) ha salido a decir que no cejará en el intento de meter el bote a La Coneja. Hay que ser muy ingenuo para creer que con eso causará una acción reivindicativa o simpatía para con la gente. Pero más ingenuo es, si cree que después de todas sus torpezas de rico-nuevo, a la gente le importa el asunto de Alejandro Gutiérrez. Sus episodios del golf, el tenis, sus gatitos, su indolencia, la perra, sus carreras y todo ese catálogo de eventos que realizó mientras las sangre emergía a borbotones, opacan cualquier argumento. (Ahora me viene a la cabeza su risa estúpida diciendo "Quieren que sea gobernador y policía, como si yo tuviera que estar arriba de las patrullas deteniendo delincuentes").

 

 

Le serviría más al mercado político que quiere captar, que se bajara su salario, que lo hiciera público, y que de igual manera saliera en un video diciendo con humildad que no hay recursos en el estado (con minúsculas ´pa que le duela) para ganar lo que gana. Le aseguro que tendría de su lado a la gente que dejó de seguirlo. Eso sería más pragmático que salir a llorar en un video tipo “TV notas” de su situación con La Coneja. Pero viviendo en esta ciudad y habiendo sido testigo de su administración, dudo que una idea de esas engrane en su cerebro, más bien no creo que su cerebro tenga engranes, deben estar barridos, cosa que se suma a su tozudez y a su soberbia y lo hacen único en su ramo.

 

 

Hace días inauguraron lo que será el complejo residencial Altozano, una zona habitacional para gente que gana bien; la ironía rechina de tanta estupidez, en una ciudad que usted gobierna, de las más inequitativas, miserables y violentas del país funge como “invitado de honor” en un complejo habitacional para ricos que estará repleto de seguridad, bienestar y alcurnia, ¿qué cosas no?..... ¿falta de tacto?....        -así es, o estudió para ganar el Nobel de la estulticia.

 

-------

 

“Ciudad Juárez con tanto sol y tan desolada”

Arminé Arjona 

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com

FB: Ramón Quintana W.

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com


Ramón Quintana Woodstockes Licenciado en Derecho, Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Licenciado en Psicología, con maestría en Investigacion. Es oriundo de Cd. Juárez en la zona poniente-periferica. Es comunicador en el IMER, fotgrafo de ocasión y columnista por necesidad. FB: Ramón Quintana Woodstock. El-mail: refrigerador97@hotmail.com

 

 


Domingo, 12 de Mayo de 2019

Cerrar ventana