cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El gringo y lo gringo


Miguel Angel S谩nchez de Armas


No hay otra manera de decirlo: su problema es que nació gringo y sigue siendo un gringo.

Por favor no se me malinterprete. No hay xenofobia en este juicio. No puede haberla de parte de alguien por cuyas venas corre sangre negra (Camerún), árabe (Andalucía), vikinga (Islandia), teutona (Magdeburgo), mexica (Culhuacán) y trazos de origen tan alejado como Niuatoputapu, una pequeña isla del Pacífico Sur, que ni mi madre pudo explicar cómo fue que se colaron  en la familia.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

An谩lisis descriptivo de la informaci贸n oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Ju谩rez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


George Floyd y la distop铆a afroamericana

Germ谩n Gorraiz Lopez

La deriva totalitaria sufrida por EEUU durante el mandato de George W. Bush provocó que en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado se llegara en la práctica a anular el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas, instaurando de facto el principio de “presunción de culpabilidad” en lugar del primigenio de “presunción de inocencia”, lo que habría quedado como estigma imborrable en las fuerzas de seguridad de los EEUU. Ello tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU,elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

Belicosos

Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.

Renward Garc铆a Medrano

 

 

 

Estimados amigos: no sólo el presidente Calderón, sino también sus colaboradores inmediatos, han intensificado la campaña de acusaciones contra “el pasado”. Este es el tema de la columna adjunta que espero sea de su interés.

 

Saludos.

 

Renward.


 

 


Belicosos

 

 

Renward García Medrano

 

 

Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

 

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque.  

 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.

 

La forma más primitiva del lenguaje político de estos caballeros se pone de manifiesto  cuando lanzan acusaciones, generalmente tronantes, contra “algunos” o contra “el pasado”, entidades abstractas, inasibles, que no son nadie en la literalidad pero puede ser cualquiera en la realidad; acusados que por carecer de identidad no pueden alegar nada en su defensa.

 

El ejemplo más reciente lo dio el presidente Calderón en su catilinaria de la Universidad de Stanford contra el “régimen autocrático” del siglo XX. Nunca menciona a los gobiernos priistas, ni siquiera tan remotos como Gustavo Díaz Ordaz, el hombre del 68 o Luis Echeverría, el del 71, la guerrilla urbana y rural. Ni una sola vez se refiere al PRI, que fue el objetivo de su asombrosa invectiva.

 

¿A quién se quiere engañar con ese estilo de “hablar del pecado pero no del pecador”?

 

Insospechable de proclividad priista, Jaime Sánchez Susarrey señala que “si Calderón entendía y practicaba -con todo derecho, por lo demás- el pragmatismo en 2006, no tiene razón de denunciar la realpolitik priista como si fuera un pecado mortal”.

 

Y advierte que las “omisiones y desmemoria de Calderón no son casuales. Expresan una convicción y una estrategia política que se resume en la frase que pronunció hace meses: lo peor que le podría pasar al país es un regreso al pasado, es decir, al priato”.

 

El licenciado Felipe Calderón tiene derecho a repudiar al PRI, pero en tanto presidente de todos los mexicanos, incluidos los miembros y simpatizantes de ese partido, lo único que puede hacer para que los ciudadanos refrenden por tercera vez su confianza en el PAN en 2012, es gobernar bien, resolver los problemas más acuciantes o avanzar firmemente hacia su solución. Atacar el pasado impersonal y hacerlo sesgadamente, sólo envenena el ambiente y rompe los puentes del diálogo político.

 

El poder tiene una tremenda capacidad para concitar la mimetización de los súbditos y las actitudes de los presidentes suelen ser imitadas consciente o inconscientemente, por sus colaboradores. Basta ver y escuchar a Xóchitl Gálvez o a Jorge G. Castañeda para saber que fueron funcionarios del gobierno de Vicente Fox. La belicosidad de Calderón también ha hecho escuela, y personajes como César Nava, Javier Lozano o Alejandro Poiré son sus émulos, casi sus imitadores. 

El joven Poiré se ha dado a la tarea de desvelar los que él califica de “mitos” sobre la violencia y la inseguridad pública que asuelan al país, pero como nunca segundas partes fueron buenas, su belicosidad es más bien torpe. El lunes pasado difundió un texto que, entre otras cosas, dice:

 

 “Durante mucho tiempo la inacción y tolerancia al crimen permitieron su crecimiento, y que incurrieran en delitos como el secuestro, la extorsión y el robo. Esta expansión de la delincuencia provocó el debilitamiento de nuestras instituciones, que se acentuaba con cada paso que daban las organizaciones delictivas para fortalecerse ante la ignorancia, impotencia o incluso complicidad de algunas autoridades” [sintaxis del original].

 

Poiré no es un ciudadano cualquiera ni sus acusaciones fueron comentarios de tertulia entre cuates. Es el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional y declaró lo anterior a través de un blog que forma parte del Sitio Oficial de la Presidencia de la República. Y uno espera que las publicaciones que proceden de la cúspide del entramado institucional del Estado tengan un mínimo de seriedad y no sean utilizadas para difundir especulaciones.

 

En el párrafo transcrito Poiré acusa a sujetos no identificados de haber tolerado a la delincuencia y permitido su expansión y denuncia la “complicidad de algunas autoridades”.

 

¿Cuáles autoridades, señor Poiré? ¿Cómo se llaman los funcionarios públicos que fueron o son cómplices del crimen organizado? ¿Fueron uno o varios presidentes de la República, procuradores, miembros del gabinete o jefes policiacos, quiénes?

 

La sociedad tiene derecho a conocer la identidad de individuos que abusaron de los cargos públicos para favorecer a los grupos delictivos y Poiré tiene el deber de suministrar esa información completa.

Más aún, la complicidad es un delito tipificado en el Código Penal Federal y debe ser denunciada formalmente ante la Procuraduría General de la República. Si el joven Poiré no denuncia penalmente a los cómplices de los criminales, incurre en encubrimiento, y eso constituye una conducta delictiva.

 

¿Cuáles son las pruebas que obran en su poder para hacer tan graves acusaciones? ¿Por qué ninguna autoridad ha procedido en contra de esas personas que, al decir de Poiré, no sólo cometieron los delitos que enumera, sino que causaron la violencia que sufre el país y que incluye la muerte de más de 40 mil personas?

 

No sé si Poiré o alguien en el gobierno tiene pruebas de que funcionarios de gobiernos priistas fueron o son cómplices del crimen organizado, pero cada día es más evidente que en los altos círculos del poder político se desarrolla una estrategia consistente en criminalizar al partido más importante del país por el número de gubernaturas, alcaldías y espacios legislativos que ocupa, y en circunstancias como las que vivimos, esa estrategia equivale a echarle gasolina a un incendio.

  

 

 

Renward García Medrano

renward3@prodigy.net.mx

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

Belicosos
Desesperados
Operativo Hank
El poder como arma electoral
Guerra y pol韙ica
Churchill
Desprestigia, que algo queda
縈aniobra?
Cambio
Pactar o no
Cuernavaca

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Corral ''hizo a un lado'' la denuncia original contra C茅sar Duarte y eso dificultar谩 su extradici贸n: Jaime Garc铆a Ch谩vez | Portada
Alista Municipio reconstrucci贸n de crucero
Ej茅rcito Nacional y Adolfo L贸pez Mateos
| Portada
Siete m谩s y llega Ju谩res a
las 560 muertes por Covid-19
| Portada
Arde por completo modesta
vivienda en Leyes de Reforma
| Portada
Al hospital tras ser arrollado
en avenida De Los Aztecas
| Portada
Bloquean vecinos la Ej茅rcito Nacional en
protesta contra los cortes de electricidad
| Portada
Matan a un joven a balazos y
hieren a otro en la calle J煤piter
| Portada
Asesinan a hombre y lesionan
a ni帽a en la Vista Hermosa
| Portada
Muere ni帽a de tres a帽os atropellada
por una camioneta en Parajes de Oriente
| Portada
Buscaba a su hijo, lo encuentra
sin vida en tapias de Zaragoza
| Portada
Matan a tiros a joven
en colonia Nueva Galeana
| Portada
Caluroso fin de semana
con hasta 43潞 C.: PC
| Portada
Muere indigente en zona centro,
al parecer de un golpe de calor
| Portada
Dos muertes m谩s elevan a 553 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Ju谩rez
| Portada
Aprueban excenci贸n de predial a quienes durante pandemia condonaron renta | Portada
Matan sicarios a hombre en
un crucero de Parajes del Sol
| Portada
Con sensaci贸n de
hasta en 47潞 C.: PC
| Portada
Lo asesinan a balazos en
el mero centro de la ciudad
| Portada
Ejecutan a dos j贸venes en
calles de la Melchor Ocampo
| Portada
Entrega Presidenta del DIF
m谩s de 300 apoyos alimenticios a 鈥榩arkeros鈥 y luchadores
| Portada


Gotera

    Patadas al pasebre.

    Horrible realidad siempre ha de ser la impotencia, el fracaso y, ahí la méndiga paradoja: avistar el éxito deseado pero sólo por acción y voluntad del despreciado adversario.

    Ese, el enemigo a quien se le injuria porque respira o porque deja de respirar, porque me mira y porque no me mira, pero que si no es por su decidida intervención, no más no se logra la captura de César Duarte.

    Así la realidad, mientras estuvo en manos de la sociedad PriPan, el 'gobierno amigo' del Peña Nieto, el asunto nomás no caminó.

    Todo ese tiempo le mantuvieron metido el dedo en la boca al gobernador Corral y sólo se lo sacaban para que saliera a declarar alegre, a cada rato, el "inminente" --hace más de dos años-- arresto del exgobernador de Chihuahua.

    Y así hubiera continuado el circo.

    Claro, de no ser porque finalmente --después de haber sido despojado dos veces por el mismo consorcio prianista en el '06 y en el '12-- llegó a Palacio Nacional quien recién acaba de lograr que Duarte Jáquez haya sido aprehendido en Miami, Florida.

    De ahí la muina.

    Uta mare¡ tener que deberle a ese 'cochino comunista' de Andrés Manuel la victoria --el cumplimiento de la principal promesa de campaña-- que no se hubiera logrado sin él. Vaya ulera ironía¡

    Pero el ojo fanático hace como que no registra tal indispensable intervención y juzgan insignificante, oficioso, el esfuerzo que los favorece. Si mucho, la acotada alusión, de dientes para afuera.

    Porque, claro, continúa la guerra de lodo contra quien se atrevió a reunir más de 30 millones de votos a su favor para llegar a la presidencia y empezar la caza de todo corupto.

    Desde los de mediano pelo, como Duarte, hasta los machuchones...de los que ya se asoman los bigotes.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ram贸n Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Carta al Viejo del Costal

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

Cuídate Viejo del Costal, porque ha llegado un estratega que está reinventando todo, es un personajazo que levanta ámpula en donde se pare, él perfecciona los estándares, los reinventa y los hace a su modo y la gente se le entrega cual torero en el Coso de Insurgentes. Te digo que te cuides porque  es bueno con el lenguaje, maneja a las masas como blandengues, lo que dice siempre causa controversia porque lo que dice es ley, no tiene clemencia (ni prudencia) cuando dice, ni como lo dice, es encantador con las viejitas porque ha revivido palabras que ya tenían epitafio.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

驴Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sind茅resis

Al despuntar la ma帽ana

 

Francisco Flores Legarda


- ¿Qué es Dios?
 -Si lo defines mientes
 Si lo buscas lo pierdes
 Si lo ves te ves

Jodorowsky


El viernes 26 de junio, al despuntar la mañana por el rumbo de las Lomas de Chapultepec, el jefe de la policía de la Ciudad de México -Omar García Harfuch- fue objeto de un atentado. Él resultó herido y dos de sus colaboradores fallecieron. Como es común en el transcurrir de este sexenio, el suceso se convirtió en arma para los detractores del actual gobierno. Esos detractores, que le llaman dictador al presidente de la república, exigen una declaración de guerra en contra de la delincuencia organizada. Un camino fracasado. Nada más recordar la guerra de Felipe Calderón, fue simulación o a medias declaración de guerra, de pacto inconfesado con el crimen. Una guerra traumática cuya lección funesta -que no se ha extinguido- ha sido habituar a la sociedad, en una disposición de resiliencia ante la violencia criminal y sin posibilidades de que la justicia se haga valer.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com