cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Enola Gay y Little Boy


Miguel Angel Sánchez de Armas


El pasado jueves 6 fue el 75 aniversario del infame episodio en el que unos generales, unos políticos y un hombrecillo llamado Harry Truman se cubrieron de gloria con el primer ataque nuclear de la historia.

Se estima que 80 mil niños, mujeres y hombres fueron vaporizados en Hiroshima en los primeros segundos después de la explosión. Tres días después una segunda bomba fue arrojada sobre Nagasaki y unos 70 mil seres humanos desaparecieron de la faz de la tierra.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Nuevo paradigma en las relaciones Cuba- EE.UU.?

Germán Gorraiz Lopez

El cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, exigido por vigésimo octavo año consecutivo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y aprobado de forma abrumadora por 187 votos a favor, 3 en contra (EE.UU., Israel y Brasil) y 2 abstenciones, reafirma la libertad de comercio y navegación ante un bloqueo anacrónico instaurado por Kennedy en 1.962 y que habría supuesto para la Isla unas pérdidas directas e indirectas estimadas en 110.000 millones $ según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cerca del Billón $ según el Gobierno cubano.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Desesperados


Renward García Medrano


El clima político de México está encrespado. La ira suplanta a la inteligencia en un trasfondo de violencia que ha enlutado a decenas de miles de hogares y de pobreza en la que se han sumido diez millones de personas desde 2000: un millón por año en promedio.

Los demonios están sueltos,  como dijera el tristemente célebre Mario Ruiz Massieu; los actores políticos están haciendo una ópera bufa. Jorge Hank Rhon fue liberado dos veces en un mismo día y Federico Döring intenta influir en las elecciones de Coahuila acusando a un colaborador de Humberto Moreira.

Contra su fama de buenos abogados, los panistas han manejado el golpe contra Hank con más torpeza que la de Fox y su equipo cuando intentaron impedir, también por medio de la procuración de justicia, que Andrés Manuel López Obrador fuera candidato presidencial.

El odio los está cegando. Enviados a la presidencia del PAN para agraviar a los priistas, Germán Martínez y César Nava terminaron en sendos fiascos y su partido perdió la mayoría en la Cámara de Diputados. Luego siguieron Javier Lozano y hasta el bueno de Lujambio, pero el priismo continúa allí. Quizá por eso el presidente Calderón creyó oportuno acusar al “régimen autocrático del pasado” en una sorprendente reseña de 70 años de política mexicana en 64 palabras, durante una ceremonia de graduación en Stanford.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Literatura e historia intelectual

Homero narra que Odiseo era el apuesto, inteligente y valiente rey de Ítaca y lo tenía todo: vasallos que lo adoraban; un gran palacio; prestigio entre los pueblos helénicos (lo de “griegos” es invención moderna); abundantes riquezas y una mujer de película: ni más ni menos que la correteable (y quiero imaginar muy alcanzable) Penélope. Y si esto no bastara, también era el favorito de Atenea y la diosa se le aparecía de tarde en tarde para conversar. Un buen día Penélope parió a Telémaco y la felicidad de Odiseo fue completa.

Pero los dioses tenían otros planes para él. Poco después del nacimiento de su primogénito el honor lo llevó a la guerra contra Troya que duró diez años y tiñó de rojo las aguas del Egeo. Muchos héroes perdieron la vida en aquella contienda. Aquiles despachó al gran Héctor y a su vez fue ultimado. Al paso de los años el espíritu de la rendición se apoderó de los de Ítaca. Entonces Odiseo tuvo una idea genial: simular un retiro y dejar frente a las murallas de Troya un gran caballo de madera a manera de tributo al vencedor. En su interior se esconderían varios hombres que abrirían las puertas de la ciudad por la noche.

Así lo hicieron y los troyanos, creyéndose vencedores, llevaron el trofeo a la ciudad y organizaron fastos de victoria. Sólo uno entre ellos, el adivino Lacoonte, se dio cuenta del ardid y puso el grito en el cielo, pero el dios Poseidón, amigo de Ítaca, mandó a dos feroces serpientes marinas que en un santiamén dieron cuenta del nigromante… y ya nadie más protestó.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

Literatura e historia intelectual

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

Homero narra que Odiseo era el apuesto, inteligente y valiente rey de Ítaca y lo tenía todo: vasallos que lo adoraban; un gran palacio; prestigio entre los pueblos helénicos (lo de “griegos” es invención moderna); abundantes riquezas y una mujer de película: ni más ni menos que la correteable (y quiero imaginar muy alcanzable) Penélope. Y si esto no bastara, también era el favorito de Atenea y la diosa se le aparecía de tarde en tarde para conversar. Un buen día Penélope parió a Telémaco y la felicidad de Odiseo fue completa.

 

Pero los dioses tenían otros planes para él. Poco después del nacimiento de su primogénito el honor lo llevó a la guerra contra Troya que duró diez años y tiñó de rojo las aguas del Egeo. Muchos héroes perdieron la vida en aquella contienda. Aquiles despachó al gran Héctor y a su vez fue ultimado. Al paso de los años el espíritu de la rendición se apoderó de los de Ítaca. Entonces Odiseo tuvo una idea genial: simular un retiro y dejar frente a las murallas de Troya un gran caballo de madera a manera de tributo al vencedor. En su interior se esconderían varios hombres que abrirían las puertas de la ciudad por la noche.

 

Así lo hicieron y los troyanos, creyéndose vencedores, llevaron el trofeo a la ciudad y organizaron fastos de victoria. Sólo uno entre ellos, el adivino Lacoonte, se dio cuenta del ardid y puso el grito en el cielo, pero el dios Poseidón, amigo de Ítaca, mandó a dos feroces serpientes marinas que en un santiamén dieron cuenta del nigromante… y ya nadie más protestó.

 

Lo que sigue todos lo saben. Por la noche Odiseo y sus hombres descendieron de la panza del caballo, pasaron a cuchillo a los soldados que dormían la mona, abrieron las puertas al ejército que había regresado al amparo de la oscuridad e incendiaron Troya. Dejo fuera por falta de espacio lo de Helena y el rapto y las aventuras de Ulises.

 

Pero Odiseo cometió un error: creyó que el mérito era sólo suyo, que sin ayuda había conquistado Troya y que en verdad era más grande que los dioses. Esto enfureció a Poseidón y decidió demostrar al apóstata que sin los dioses el hombre no es nada. Así que el rey de Ítaca y sus hombres se pasaron otros diez años en el viaje de regreso (no les ayudó que hubieran cegado al cíclope caníbal Polifemo, hijo de Poseidón) y les fue como en feria: una diosa los convirtió en animales; otra se enamoró de Odiseo y le ofreció vida eterna a cambio de, gulp, matrimonio eterno; los atacaron monstruos más terribles que los de la Guerra de las Galaxias e incluso se dieron una vuelta por el inframundo, en donde entre otras cosillas Odiseo se encontró el con el alma de su madrecita.

 

En fin, todos mueren menos Odiseo. Él regresa a casa y se encuentra con que unos cien pretendientes a la mano (y a todo lo demás) de Penélope y al trono y riquezas de Ítaca se han instalado en su palacio y tienen meses comiendo, bebiendo y divirtiéndose a expensas del tesoro real. Atenea se presenta nuevamente. Odiseo le reclama que lo hubiera sometido a tal, ejem, odisea. La diosa responde con la memorable sentencia: “los dioses sólo dan lo que los hombres desean”, y el monarca se queda sin palabras. Se reencuentra con Telémaco, el hijo que dejó recién nacido, y con ayuda de Atenea y de algunos sirvientes leales, pone una trampa a los rufianes que invadieron su casa y los mata a todos. El rey así recupera a su mujer, a su hijo y a su reino y es de suponer que vivió feliz el resto de sus días.

 

Más de uno de mis lectores pensará que con esta súper síntesis de una de las más bellas épicas de la antigüedad he llegado al límite de mi cacumen y agotado la poca sustancia que tengo de columnista “apolítico. En parte tendrán razón, pero la realidad  es que siguiendo el hilo de una entrega anterior, “Lo que el arte nos comunica”, utilizo un texto literario de casi tres mil años de antigüedad para insistir en la idea de que más allá de la inobjetable belleza que encontramos en el arte del pasado, estamos pasando por alto su función comunicativa. Sostengo que en este poema, como en casi toda obra literaria, encontramos lecciones sociales.

 

En primer lugar preguntémonos qué decían estas narraciones a los ciudadanos de aquel tiempo. Hoy la imagen de Poseidón con su trinche nos puede evocar una película del nefando Walt Disney (quien alegremente se dedicó a denunciar colegas durante el macartismo y puso sus estudios al servicio de la propaganda de guerra), pero en aquel tiempo la divinidad era cosa seria y los hombres se relacionaban con ella mediante una serie de rituales y en un contexto específico, tal cual se da en nuestro cristianismo en la relación con dios.

 

Cuando Poseidón dice a Odiseo que “sin los dioses los hombres no son nada”, podemos leer una advertencia contra las conductas egoístas, autosuficientes y mezquinas. Una interpretación moderna puede ser en el sentido de que la solidaridad, el amor por los conocimientos, el respeto a los demás, el sentido de la historia, la gratitud y otras virtudes, hacen mejores hombres, y lo contrario los lleva a la perdición.

 

Entonces como hoy, con las excepciones de rigor, era la clase política la convencida de que su puritito “mérito” la había colocado en la cumbre, en una categoría social y ciudadana por encima del resto de los mortales y que poseía  una luz interior y una chispa vital negada al resto de los mortales.

 

(Me resulta imposible no recordar aquí la sentencia del llorado Jesús Robles Toyos: “La política apendeja a los hombres inteligentes y enloquece a los pendejos”.)

 

Otro tema para la reflexión son las palabras de Atenea: los dioses sólo dan a los hombres lo que éstos desean. La cita no es textual pero sí el espíritu. ¿Qué les decía a los antiguos helénicos y qué nos puede decir hoy a nosotros? Una consideración, acoplada al anterior ejemplo, es que no hay nada que no esté a nuestro alcance, ni hazaña imposible ni meta prohibida ni camino intransitable si, primeramente, tenemos la capacidad de ver con claridad qué es lo que queremos y después la energía, la disciplina y la inteligencia para lograrlo. “A dios rogando y con el mazo dando”, dice mi venerada abuela. Tiene razón. Homero nos hace ver que todo comienza y termina en el hombre.

 

Con el anterior fárrago, como habrán adivinado mis avispados lectores, quiero decir que la historia intelectual debe ser rescatada como herramienta imprescindible de la historiografía. Y para arrojar luz en esta propuesta, he aquí la síntesis de una clase magistral impartida por mi maestro de Cornell, el Dr. Lloyd Kramer:

 

Se trata de la subdisciplina de la historia que estudia los sistemas de interpretación y significado. A diferencia de otras formas de la historia, toma como objeto de estudio las ideas y los símbolos que las sociedades utilizan para explicar su mundo, y enfatiza que la experiencia humana depende del uso de la lengua y de la conciencia humana.

 

Este uso de la lengua da sentido a vidas individuales y a realidades y experiencias sociales. Pero el uso de la lengua puede tomar muchas formas. Los seres humanos no usan una sola clase de lengua. La lengua puede aparecer en grandes obras de arte o grandes libros o tomar la forma de conversaciones, creencias o miedos cotidianos. Pero trátese de grandes libros o de la vida cotidiana, la gente aplica sus ideas sobre la realidad para estructurar esa misma realidad. En otras palabras, las teorías siempre son parte de la realidad. Y la historia intelectual enfatiza que lo que llamamos realidad es una suerte de construcción intelectual. La historia intelectual analiza cómo el significado de realidad cambia a través del tiempo, puesto que la realidad nunca significa lo mismo de una época histórica a otra. La lengua usada para describir a la realidad cambia a la realidad misma.

 

Lo que los historiadores intelectuales quieren comprender es cómo la gente ha interpretado los hechos que otros describen, cómo la gente se ha explicado los eventos y los problemas de su mundo.

 

Así que, por ejemplo, para los historiadores intelectuales el problema de la Revolución francesa no es cuándo y cómo murió el rey de Francia durante la revuelta. Los historiadores intelectuales quieren saber cómo el pueblo interpretó ese hecho y de qué manera el evento se fijó en la memoria de la cultura dentro de la cual tuvo lugar.

 

Los hechos que tienen lugar en lo que llamamos el “mundo real”, siempre, de alguna manera, están siendo formados o afectados por ideas. Es muy poco lo que los seres humanos pueden hacer en sus vidas sociales, económicas o políticas, sin un conjunto de ideas. Podemos decir que las realidades sociales siempre influencian el desarrollo de las ideas, y que las ideas siempre influencian el desarrollo de todas las realidades sociales. Ambos en realidad nunca pueden separarse.

 

La historia intelectual exige que tomemos muy en serio las ideas del pasado, que permitamos que esas ideas nos reten o critiquen nuestra propia interpretación de la realidad, puesto que lo que estamos haciendo en historia intelectual es entrar en un diálogo con las más creativas mentes del pasado. Y ya que la realidad humana nunca puede ser totalmente separada de nuestras ideas sobre ella, la historia intelectual es un componente esencial del mundo real. No es algo que esté allá afuera en el espacio y más allá de nuestra propia experiencia: está en el centro de la experiencia humana misma. Todas nuestras actuales interpretaciones de la realidad –esas interpretaciones con las cuales vivimos nuestras vidas al comienzo del siglo XXI-, están basadas en ideas y símbolos que derivan de la anterior historia intelectual. Así que la historia intelectual no es sólo una manera de comprender el pasado, sino que en cierto sentido es una manera de comprendernos a nosotros mismos.

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. Profesor – investigador de tiempo completo en el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Doctorando en ciencias de la información en la Universidad de Sevilla, España. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Enola Gay y Little Boy
El príncipe de la palabra
Sueños de la pandemia
El paladín de la lengua
“Un hombre ha muerto de muerte natural”
El gringo y lo gringo
Chicxulub
La lección del Cerro de Las Campanas
En el México insurgente
Actualidad de Watergate
Manuel Buendía, in memoriam
Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario
El género del silencio
La peste
El incidente de Tampico
Escribir en el apando
Retorno a Macondo
El león y el unicornio
Después del coronavirus

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Alcalde toma protesta a integrantes
del Comité de Patrimonio Inmobiliario
del Municipio de Juárez
| Portada
Al hospital tras intento de
ejecución en colonia Las Haciendas
| Portada
El gobierno de Calderón
''fue un narcoestado'': AMLO
| Portada
Cae enfermo de COVID-19 el
Secretario General de Gobierno
| Portada
Llegan a 699 los decesos por
Covid-19 en Ciudad Juárez
| Portada
Continúa la UACJ con la
innovación de sus instalaciones
| Portada
Recupera SSPM 51% de vehículos
robados durante este año 2020
| Portada
Detienen a dos guardias de
seguridad privada por robo con violencia a tienda de conveniencia
| Portada
Arranca Alcalde el
Programa de Ocupación Temporal en la Plaza de la Mexicanidad
| Portada
Laboratorio de Aeronáutica de
la UACJ ofrece sus servicios a la industria automotriz y aeroespacial
| Portada
Difunde Pérez Cuéllar encuesta que le
favorece para candidato a gobernador
| Portada
Con sensación hasta
en los 42º C.: PC
| Portada
Enola Gay y Little Boy
| Juego de Ojos
El planeta de las autoridades
| chileKNqueso
Ejecutan a tiros a joven en
un parque de Parajes del Sur
| Portada
Arrojan a encobijado en
un barranco del Camino Real
| Portada
Invita Servicios Públicos aprovechar últimos días de inscripción al Programa de Ocupación Temporal | Portada
Balaceado muere hombre
en la colonia Pánfilo Natera
| Portada
Lo matan gatilleros en un crucero
de la colonia Partido Romero
| Portada
A 38º C. y 20% de
probabilidades de lluvia
| Portada


Gotera

    En las miasmas del despecho.

    Decididos a convertirse en influencers, más alla de hacer ronda, tener grupo y membrete, los gobernadores panistas, lanzan otra dentellada, para variar contra el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell.

    Le cobran ahora el que precisamente se haya negado a prestar su cargo y persona para acrecentar figura y peso, los bonos políticos del club. Lo querían agarrar de chambelan para su 'presentación en sociedad'.

    En efecto, López-Gatell se negó en días pasados a comparecer ante el pleno de los separatistas que pretendían les engordara el caldo, y para ello lo citaron a fin de abordar lo relativo al Covid-19.

    Por supuesto, el funcionario eludió las fauces de la hiena y les respondió en público, desde una de sus conferencias vespertinas, que el tema con los mandatarios estatales se trataba desde la óptica técnica y científica, no política.

    A más detalle, le dijo que para tales efectos ya operaba de manera regular la reunión semanal de la Secretaría de Salud pero con los 32 gobernadores o sus representantes, no con unos cuantos.

    Pues el desaire tuvo sus efectos en diarrea chifladora, y ahora los despechados exigen que Gatell deje su encargo ¿por qué?  nomás por que se les hincha de rencor. Uta, es que el resentimiento es tanto a más dañino que la caca de paloma.

    Pero sabido es que detrás de las pataletas de los conjurados --al parecer 10, de los que extrañamente se habría deslindado Javier Corral--, está el miedo.

    La mitad tiembla porque tendrá elecciones, traen el procentaje bajo y no hallan como levantar la cifra esperada de votos para dejar sucesor.

    Otros porque saldrán embarrados en los "supermoches" de Lozoya...y unos más, por la cola peluda que se cargan en maridaje con la delincuencia organizada.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ramón Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Javier Solís y Don Ramón…

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Quien me conoce sabe que uno de mis grandes ídolos es ese, Gabriel Siria Levario, más conocido como Javier Solís, mi piel se enchina y me da por cantar, mi hermano Luis dejó unos discos de carbón que aun escucho, son 3 del tablajero de Tacubaya, deben de tener más de 40 años en casa, es decir, desde que nací oigo boleros, pero no cualquier bolero, escucho al rey del bolero ranchero, me seduce; si fuera mujer me enamoraría de un tipo que me cantara alguno de esos que me entristecen pero que me mueve las fibras hasta pelar los dientes de gusto.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

¿Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sindéresis

El planeta de las autoridades

 

Francisco Flores Legarda


No te crees angustias, si el combate es mañana,
no vivas hoy con los puños cerrados.

Jodorowsky
 

Cuando en distintas partes del planeta las autoridades visualizan “la nueva normalidad”, con ello están indicando que la vida social ya no será igual. Al menos no igual a lo acostumbrado en el tiempo presente. La lentitud, casi ritual, primitiva, nos resultará desconcertante y salutífera a la vez. Quien haya ido a algún restaurante en estas semanas de desconfinamiento, habrá notado el ceremonial introducido para que a los comensales se les brinde atención. La vida cambia para bien, es lo que espero. El respeto hacia nosotros mismos, a nuestros semejantes y a la naturaleza, será el principio básico de sobrevivencia y protección. Es la Ética el bien mejor dispuesto para adoptar la nueva normalidad y superar el individualismo depredador y sus presentaciones enmascaradas.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com