Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuperar el pasado


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Para Alfonso Cuarón.
 

El pasado es una de mis obsesiones desde que tengo memoria literaria y me sedujeron la historia, la biografía y la novela histórica. La revelación vino con Sinhué el egipcio de Mika Waltari que a los doce o trece años un alma caritativa puso en mis manos. Me di cuenta de que podía vivir vidas ajenas a través de la letra y nació mi admiración por quiénes son capaces de recrear los tiempos idos.

¿Qué tanto podemos recuperar del pasado? Esta pregunta me vino a la mente al ver Roma, la película de Cuarón que anda en boca de todos. Sabido es que detesto la crítica y no pienso comenzar a ejercerla hoy. Tiempo habrá para comentar esta singular producción. Quiero compartir inquietudes nacidas de esta experiencia. ¿Es el pasado –el personal o el colectivo- un país extranjero donde todo tiene un aire diferente? Puede ser o no. Lo indudable es que para algunos siempre tendrá un atractivo múltiple: de la ensoñación al horror, del olvido imposible a la recuperación posible.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Se está tejiendo la telaraña para defenestrar a Maduro?

Germán Gorraiz Lopez

El triunfo de Bolsonaro podría convertir a Brasil en el paradigma del nuevo orden geopolítico y económico que planea instaurar el establishment neocon de EE.UU en América Latina y el Caribe. Dicho plan se basaría en lo económico en la absorción por la Alianza del Pacífico de las actuales estructuras económicas supranacionales (ALBA y MERCOSUR) y en lo político, en sustituir a los regímenes insensibles a los dictados de Washington (Venezuela, Nicaragua y Bolivia) por regímenes autocráticos.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Por los caminos de Sancho
 

 

México, Sancho y yo

Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.

Renward García Medrano

 

 

Estimados amigos: por motivos personales tendré que interrumpir las entregas semanales de la columna Por los caminos de Sancho. Muchas gracias por la paciencia que me tuvieron durante estos años. Tal vez más adelante haya oportunidad de que nuestras veredas se vuelvan a cruzar. Renward.

 

 

 

México, Sancho y yo

 

 

Renward García Medrano

 

 

 

Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

 

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.

 

Yo creía que estaba naciendo el “hombre nuevo” y trataba de ponerme a su altura. Leía y discutía a Marcuse, Godelier, Harneker y los marxistas de las más variadas corrientes. Yo vivía en la oscuridad, buscando un hilo que me acercara la realidad. Las ideas y emociones estaban a flor de piel. El paso de los días me angustiaba: “desconfía –se decía desde el comando informal de París– de los que tienen más de 30 años, y yo ya había perdido 27 en medio de la nebulosa pequeña burguesía.

 

Los hechos del 2 de octubre nos sobrecogieron. Creo que durante unos días literalmente perdí la razón, confundido por la rabia, el miedo, la impotencia. Y angustiado por el riesgo del terrorismo de Estado. Parecía inminente un golpe militar, pero se interpuso el patriotismo –¿saben los políticos de hoy qué es eso?– del general Marcelino García Barragán.

 

En 1970, Luis Echeverría nos desconcertó. Su lenguaje no era el kafkiano de un ex secretario de Gobernación y candidato a la Presidencia. Díaz Ordaz estuvo a punto de sustituirlo por Alfonso Martínez Domínguez. Cuando ganó la elección, don Horacio le preguntó si se estaba quitando una máscara o poniendo otra.

 

Muchos jóvenes del 68 se incorporaron al gobierno, murieron, unos se autoexiliaron y otros se fueron a la guerrilla. En mi libro “1968. Con sus propias palabras” documento que algunos apasionados panegiristas de Díaz Ordaz, como Porfirio Muñoz Ledo, escalaron en la pirámide político-administrativa y hoy son paladines de la democracia antipriista.

 

Pasada la tormenta de 1968 y antes de la de 1971, don Horacio y yo conversamos de no sé qué tema y él me pidió que hiciera un resumen. Se lo envié y al día siguiente me sorprendió verlo publicado en la sección editorial de El Día, el magnífico diario fundado y dirigido por don Enrique Ramírez y Ramírez. Llamé a mi amigo y me transmitió la invitación del director para publicar un artículo semanal en el periódico, y así lo hice hasta que le renuncié a un burócrata que pretendía censurar uno de mis textos.

 

A los pocos meses decidí que mi artículo semanal llevaría el nombre genérico Por los caminos de Sancho y, solo por eso, empecé a llamarle “columna”, lo que me hacía sentir más periodista.

 

¿Por qué Sancho y no don Quijote? Porque otro gran viejo, cálido y adorado, León Felipe, me enseñó que ambos, caballero y escudero, cabalgan por las mismas sendas que ellos van abriendo, que son uno y nada más en su peregrinar infinito.

 

La tarde que leyó por primera vez uno de los poemas que más hondo me han tocado: “Oh, este viejo y roto violín”, dijo  con su voz estentórea y cascada de violín roto:

 

¡Que nadie le llame Sancho Panza!

Es Sancho, a secas.

¡Sancho nada más!

Sancho quiere decir: hijo del Sol,

Súbdito y tributario de la luz.

Además ya tiene Fantasía.

Ya habla como Don Quijote…

Y ha aprendido a verlo todo como él…

Ahora puede usar, él mismo, el mecanismo metafórico.

De los poetas enloquecidos…

Ahora puede levantar las cosas de lo doméstico a lo épico…

De la sordidez a la luminosidad.

Ahora puede decir como su señor:

– Aquello que vemos allá lejos, en la noche sin luna, tenebrosa,

no es la mezquina luz de una humilde cabaña de pastores…

¡Aquello es la estrella de la mañana!

 

Don Quijote y Sancho llevan 400 años cabalgando. Yo tengo menos de medio siglo tratando de seguir sus caminos. Pero estoy cansado… muy cansado. Y veo al país cubierto cada vez más con una nebulosa. ¿Cómo analizar lo que no entiendo?... creo que intentaré montar en las ancas de Rucio, “Rucio amigo, Rucio estoico, Rucio sufrido, Rucio Paciente.”

 

Por eso doy por terminado mi compromiso de una colaboración semanal para La Jornada Morelos, cuyo director, León García Soler, fue siempre respetuoso y un gran amigo. Ya no podré enviar cada semana la columna al puñado de amigos que la recibían por correo electrónico ni enviarla al gran amigo, José Antonio Aspiros, para que la difunda con un celo profesional que lo engrandece. De mi deuda de gratitud con usted, amigo lector, mejor no hablo porque no tengo como pagarla. Quizá usted y yo volvamos a cruzarnos por los caminos de Sancho. Quizá.

 

 

Renward García Medrano

renward11@hotmail.com

 

----------

Renward García Medrano es profesor, economista, escritor y periodista.  Ha sido profesor universitario, Director Editorial de la Presidencia de la República (1970-1976), director general de Comunicación Social de la Secretaría de Patrimonio y Fomento Industrial (1976-1982), Secretario Ejecutivo del organismo internacional CADESCA-SELA, director de Ediciones del diario El Nacional y la revista Tiempo, director y conductor del programa televisivo Fin de Siglo, director y conductor de diversos programas radiofónicos del Instituto Mexicano de la Radio. Ha sido profesor de la UNAM y del instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos (IMRED-SER); dictado centenares de conferencias y participado en numerosos seminarios y coloquios académicos. Actualmente es columnista político dominical de Ovaciones y colaborador de La Jornada Morelos. Es autor de varios libros, entre ellos México en el Mundo;  1968, en sus propias palabras, ¿Qué Hacer? Manual para priistas en desgracia,  Perfil Biográfico de Adolfo López Mateos.

 


  Imprime este texto


Más Información de Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo
El PRD regresa a su caverna
Riqueza y corrupción
Pálidas esperanzas
El corporativismo y la CNTE
Callejón sin salida
Pacto o conflicto
Después del desalojo
¡El grito en el Zócalo!
El error de Ortiz
Carta a la CNTE
El ángel exterminador
Autodefensas
Mitos
Elites voraces
Madero, Zambrano y otras vergüenzas
El pacto como pretexto
La piñata de billetes
Corruptos
Que la Patria os lo demande

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Quedan sin agua en colonia
Anapra por fuga en línea principal
| Portada
Asignará la UACJ 99 becas
de ayudantía a estudiantes
| Portada
Carambola de cinco autos y dos camiones sobre la Casas Grandes; mujer lesionada | Portada
Ha decomisado GobEdo 335 mil
litros de hidrocarburos robados a Pemex
| Portada
Repara Gobierno Municipal más de 500
baches durante primeros días de enero
| Portada
Muere calcinado un anciano en
vivienda de Ampliación Aeropuerto
| Portada
Aseguran autoridades nueve armas
de fuego y arrestan ocho personas
| Portada
Hallan cabeza de hombre en
bote de basura en Infonavit Oasis
| Portada
Arranca prórroga en pago de inscripción
en la UACJ; 250 alumnos el primer día
| Portada
Van 42 casos de intoxicación, incluidas
seis muertes, en la actual temporada
| Portada
Visita Alcalde las instalaciones
de Vida Integral para la Mujer A.C.
| Portada
Amanece dólar por
debajo de los 19 pesos
| Portada
LLeva Hacienda a la PGR primeros
5 casos de huachicoleros mayores
| Portada
Saca Tránsito de las calles a 107
conductores en estado de ebriedad
| Portada
Desaparece madre y sus dos pequeños
hijos al salir de Smart-Altamirano
| Portada
Regresan a clases más de
31 mil alumnos en la UACJ
| Portada
Ejecutan a tiros a un hombre en
el fraccionamiento Parajes del Sol
| Portada
Reportan desaparecida a jovencita al
ir rumbo a su trabajo en Zona Centro
| Portada
Asesinan a golpes a un anciano
a orillas del Camino Real
| Portada
Balean, asesinan a joven en
calles de colonia El Granjero
| Portada

 

Gotera

    Espejito espejito...
    El tema es lo de menos, igual brinca de uno a otro, lo que en realidad busca el gobernador son los reflectores, el escaparate.
    Subirse al estrado, meterse en la caja de resonancia en que se ha convertido Andrés Manuel López Obrador ya desde la campaña, pero ahora de presidente infalible y con mayor intensidad.
    Por eso no hay propuesta o acción que tome AMLO sin que de inmediato salga Javier Corral a la palestra y la rechace con o sin argumentos --como parte de los mezquinos, así llamdos por el mismo presi--, sólo con el ánimo de hacerse al menos de una esquinita en los noticieros.

    En ese sentido, la oposición del panista es hasta para los programas dirigidos a los mas jodidos, a "los que menos saben, menos tienen y menos pueden", como le gusta decir y como afirma practicar, pero que en el caso del Peje, asegura, "son programas electoreros".
    Ya con mencionar al mandatario nacional, Corral Jurado se asegura un lugar en el megatemplete en que el tabasqueño ha convertido a México para los mexicanos y para el mundo como efecto de sus muchas inéditas cuanto osadas decisiones.
    No importa el resultado de la pelea, sin límite de caídas puede ir desde una leve moquetiza hasta una severa madrina.
    Aquí lo que cuenta, donde se gana es en plantarse aunque sea de ladito frente al campeón...subir al ring al que todos miran.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Roma. La radiografía de una colonia fifí


Ramón Quintana Woodstock

 

Llegué a la función con muchas expectativas, traté de no ver ningún guión anterior o alguna sinopsis que me direccionara la forma de ver la película.


Hay que destacar que los dos grandes monstruos Cinemex y Cinépolis quedaron exentos de la distribución fílmica, como se sabe Hollywood es el principal proveedor de materia prima, por lo tanto, los balazos, violencia, el sexo y la sangre nunca son faltantes. Ello direcciona la forma de ver y de interpretar el resultado de un filme, nos indica qué es bueno y qué es malo en el mundo de la pantalla grande.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Nini

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Conforme pasó el tiempo hicieron mella los consejos de mi mamá. Entre otras cosas decía: báñate Ramón. No lo hacía con gusto pero sabía que de no hacerlo me diría con todas sus letras “hueles a sobaco chavalo marrano”. (La palabra chavalo en el norte es muy usual para denominar a los lepes, así que, chilangos, ahí la tienen para que se familiaricen con el caló norteño).

Cada año mi madre me inscribía en la escuela, era la única respuesta que ella le obsequiaba a la ignorancia con la que había crecido en el pueblo, así que por lo mismo el hecho de que faltara o reprobara era como pegarle a Dios en la entrepierna. En ese mismo tenor si aquella me miraba con los chavalos punks, aquello implicaba regañada.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

María Luisa García Amaral, además de llamarme pendejo a la menor oportunidad, me decía que la ciudad era la costra de las relaciones sociales. Que en la ciudad se ve reflejada la manera en que la gente vive.

Ciudad Juárez es sucia. Evidencia de ello son los eventos que se anuncian en los postes de la ciudad, la mayoría de mediana calidad e intrascendentes culturalmente, violan los reglamentos municipales, ensucian y a cambio los juarenses les damos nuestro dinero.


Mas Juárez

A la Cabeza

Un mes de apasionamiento

 

Francisco Flores Legarda


Ilusión y verdad
Jodorowsky


Cumplido un mes al frente del gobierno de México, el presidente López Obrador reitera su agenda de campaña y actúa en consecuencia. Un mes de apasionamientos, desde los hogares hasta los medios de comunicación y, por supuesto, en las redes y los partidos políticos, Andrés Manuel se ha convertido en la referencia de la política mexicana actual. Ahora él está acotado por la investidura de presidente constitucional, ya no corre por la libre que le obsequió la condición de presidente electo, el limbo jurídico relativo que aprovechó gracias al apoyo que tiene en la actual legislatura del Congreso. Pero ahora dispone de los recursos del Estado que le otorga la Constitución para centrarse en el objetivo superior que se ha propuesto: reducir desigualdades económicas.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com