Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuerdo de Conrad y Kipling


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Estoy totalmente en desacuerdo con quienes aseguran que el triunfo de los franceses sobre los croatas el domingo fue la prevalencia de la civilización occidental sobre el fundamentalismo balcánico.

Si bien el recuerdo de las atrocidades de la Ustacha está fresco y nombres como Filopovic, Brzica, Asner, Gotovina, Tudjman y otros, evocan imágenes de una brutalidad inaudita, me parece un despropósito mezclar el futbol con hostilidades regionales que se remontan al siglo XIII… aunque viéndolo bien en ese deporte los despropósitos parecen ser parte del juego.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA SUCESIÓN EN LA UACJ PARA EL PERIODO 2018-2024


Leobardo Alvarado


La sucesión en la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) esta próxima. Hasta hoy en día la situación es de polarización. Contrario a lo que algunas voces sugieren en cuanto a que pesará la división de grupos en la elección, tal vez lo que hay es un alto potencial para caminar en el sentido de la construcción de un proyecto universitario académico. La pregunta que debe hacerse es si por encima de nombres y posturas personales y de grupo, por primera vez las y los académicos, estudiantes y administrativos de la UACJ en conjunto pueden ponerse por encima de las discusiones que actualmente están en los extremos, para de manera abierta buscar construir un consenso de un proyecto académico para la comunidad universitaria y que beneficie a la ciudad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Anticipan Venezuela y Argentina una ciclogénesis económica en América Latina?

Germán Gorraiz Lopez

La conjunción de una nueva crisis del petróleo que podría elevar los precios hasta los 100 $ el barril para finales del 2018 con la excesiva fortaleza del Dólar podría provocar una ciclogénesis económica en América Latina y el Caribe.

La tormenta perfecta: Petróleo y Dólar

Los principales países desarrollados cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses, inventarios que habrían sufrido una caída por debajo de la media de los últimos cinco años. Ello, aunado con un aumento de la demanda energética mundial cercana a 1,5 millones de barriles al año, el recorte de producción pactado entre Rusia y la OPEP y una peligrosa caída de la producción en países como Venezuela (600 mil barriles menos al día), Angola (300 mil barriles menos al día), posibles disrupciones en el bombeo de países inestables como Nigeria y Libia y el incremento de sanciones de EEUU a Irán podría desembocar en un recorte de 1,5 millones barriles, lo que conllevará un peligroso incremento de los precios del crudo hasta niveles de los 100 $ barril para finales del 2018.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Goodbye, Ben

              Sabido es que los grandes periodistas no mueren: se diluyen lentamente en el éter y nunca desaparecen del todo. El martes 21 Benjamin Crowninshield ‘Ben’ Bradlee, siguió este camino.

         El Mundo de España reseñó así la noticia: “Hoy es un día triste para el periodismo en todo el mundo. Ben Bradlee, la epítome de director de periódico, ha fallecido esta madrugada en su casa de Washington. Tenía 93 años, de los que pasó 26 como director de The Washington Post. Durante ese periodo, el Post, como se le conoce familiarmente, pulverizó a su competencia en la capital estadounidense y se convirtió en uno de los grandes periódicos de referencia del mundo, en buena medida gracias al tándem formado por Bradlee y Katherine Graham, que asumió la gestión de la empresa familiar tras el suicidio de su esposo, Phil, en 1963.”

         Ben Bradlee saltó a la fama mundial durante la crisis de Watergate, aquel escándalo que culminó con la renuncia de Richard Nixon a la Presidencia de Estados Unidos. Como director del Washington Post y con el apoyo absoluto de Katherine Graham, resistió monumentales presiones políticas y económicas y protegió el trabajo reporteril de dos periodistas que también agregaron su nombre al rol de honor de la profesión: Bob Woodward y Carl Bernstein. Sin embargo, la vida de Bradlee tiene episodios oscuros, que si bien nunca demeritaron su actuación profesional, sí la envuelven en un aire de misterio que está a la espera de un relator.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

Goodbye, Ben

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

         Sabido es que los grandes periodistas no mueren: se diluyen lentamente en el éter y nunca desaparecen del todo. El martes 21 Benjamin Crowninshield ‘Ben’ Bradlee, siguió este camino.

 

         El Mundo de España reseñ ompasase le conocense diluyenenodo.as no mueren: se disuelvenóó ó así la noticia: “Hoy es un día triste para el periodismo en todo el mundo. Ben Bradlee, la epítome de director de periódico, ha fallecido esta madrugada en su casa de Washington. Tenía 93 años, de los que pasó 26 como director de The Washington Post. Durante ese periodo, el Post, como se le conoce familiarmente, pulverizó a su competencia en la capital estadounidense y se convirtió en uno de los grandes periódicos de referencia del mundo, en buena medida gracias al tándem formado por Bradlee y Katherine Graham, que asumió la gestión de la empresa familiar tras el suicidio de su esposo, Phil, en 1963.”

 

         Ben Bradlee saltó a la fama mundial durante la crisis de Watergate, aquel escándalo que culminó con la renuncia de Richard Nixon a la Presidencia de Estados Unidos. Como director del Washington Post y con el apoyo absoluto de Katherine Graham, resistió monumentales presiones políticas y económicas y protegió el trabajo reporteril de dos periodistas que también agregaron su nombre al rol de honor de la profesión: Bob Woodward y Carl Bernstein. Sin embargo, la vida de Bradlee tiene episodios oscuros, que si bien nunca demeritaron su actuación profesional, sí la envuelven en un aire de misterio que está a la espera de un relator.

 

         Alguna vez lo vi de lejos. Fue en 1982 cuando en Washington tuve la fortuna de estar presente en la redacción del Post la tarde que instalaron las últimas computadoras y silenciaron para siempre el estruendo maravilloso de las Remington. No tuve oportunidad de presentarme, pero conversé con Woodward, quien algunos años después asistiría a una charla en la Ibero.

 

         Watergate, The Washington Post  y Ben Bradlee han sido personajes frecuentes en mis textos periodísticos y académicos. Hoy comparto con algunas estampas de columnas antiguas.

 

         Minibiografía. Ben nació el 26 de agosto de 1921 en Boston, Massachusetts, en el seno de una familia antigua y conservadora golpeada por la depresión. Fue el segundo de tres hijos. Estudió en Harvard y se casó con la hija de un senador. Durante la Segunda Guerra estuvo adscrito a la Oficina de Inteligencia Naval, a cargo de la transmisión de mensajes cifrados. En 1946 se incorporó como reportero de un diario dominical de Nuevo Hampshire y en 1951, con la ayuda de Philip Graham, yerno del editor del Washington Post, fue nombrado subjefe de prensa de la Embajada de los Estados Unidos en París.

 

         En los años siguientes Bradlee trabajó para el Departamento de Intercambio Informativo y Cultural, nombre oficial de la Oficina de Propaganda del gobierno de Estados Unidos, como responsable de la producción de películas, discursos y artículos informativos para uso de la Agencia Central de Inteligencia (cia) en Europa. Según documentos de la Procuraduría de Justicia, una de las tareas de Bradlee fue la de organizar la campaña de propaganda en torno a la ejecución de los supuestos espías Julius y Ethel Rosenberg en junio de 1953. En ese año se incorporó a la corresponsalía de Newsweek en Europa, se divorció y se casó nuevamente con la hermana de la esposa de un alto operativo de la cia encargado de la “Operación Mockingbird (cenzontle) diseñada para sembrar informaciones en los medios y reclutar a periodistas y editores para tareas de inteligencia. En 1957, después de que entrevistó a miembros del Frente de Liberación Nacional argelino -en lo que según una autora fue parte de Mockingbird-, fue expulsado de Francia.

 

         En un artículo de la revista Rolling Stone se aseguró que mediante ese operativo la cia reclutó a más de 400 periodistas norteamericanos, entre ellos el propio Bradlee cuando era miembro de la redacción europea del semanario Newsweek.

 

         De regreso a su país ingresó al Washington Post y cuando Watergate estalló en 1972, ocupaba la dirección ejecutiva del diario. Bradlee fue un amigo cercano de Jackie y John Kennedy, sus vecinos en Georgetown, el barrio elegante de la capital estadounidense. Se casó en terceras nupcias con la exitosa y distinguida reportera de sociales Sally Quinn. Era, pues, un hombre de mundo, seguro entre la élite, sin problemas de autoestima. Aparentemente lo contrario de Nixon. Pero como Nixon, profundo conocedor de los rincones oscuros del poder y nada ajeno a la intriga.

 

         Nostalgia del periodismo. En 1971 la revelación del expediente secreto del Pentágono que documentaba las mentiras, errores, decepciones y carnicerías del gobierno de Estados Unidos en Vietnam, fue escuchada en las redacciones cual clarín que llama a la batalla, la confirmación del quinto poder como realidad republicana. En 1972 el escándalo Watergate electrizó al periodismo mexicano y su culminación en la renuncia de Nixon el 9 de agosto de 1974, hizo de Ben Bradlee, el director de The Washington Post, un héroe de aquella generación. Cuando Todos los hombres del Presidente fue llevada a la pantalla, quizá no haya habido reportero que en su interior no estuviera convencido de que podría emular, así fuera un poquito, a Woodward y a Bernstein.

 

         El mundo de Jimmy. “Janet Cooke es una hermosa y vital negra con aire dramático y un extraordinario talento para escribir. También es la cruz que el periodismo -especialmente el Washington Post y en particular Benjamin C. Bradlee- llevará a cuestas para siempre. A los 26 años escribió una vívida y dolorosa historia sobre un heroinómano de ocho años a quien el concubino de la madre inyectaba periódicamente. La información se publicó en primera plana el domingo 28 de septiembre de 1980 y tuvo en vilo a la ciudad durante semanas. El 13 de abril de 1981 ganó para Cooke el Premio Pulitzer.

 

“En las primeras horas del 15 de abril de 1981, Janet Cooke confesó que era una invención: Jimmy no existía, y tampoco el concubino. Desde ese momento la expresión ‘Janet Cooke’ se hizo sinónimo de lo peor en el periodismo norteamericano, tal como la palabra ‘Watergate’ significó lo mejor.”

 

Así inicia Bradlee el capítulo de su autobiografía dedicado a otro de los grandes escándalos periodísticos del siglo. El Post regresó el Pulitzer y emprendió una campaña de reparación de daños que sigue siendo tema de estudios académicos. Una de sus consecuencias fue el aterrizaje y fortalecimiento de la figura del ombudsman en los medios de comunicación. Janet renunció, vendió su historia para una película que nunca se rodó y se mudó a París.

 

Goodbye, Walter. Ben Bradlee te llamó “el gran padre blanco de la televisión” y millones te aclamaron como el hombre “más confiable” del país, pero tú siempre te viste como un reportero de la vieja escuela, Walter; un curioso voraz que se entusiasmó como adolescente con el despegue a la luna y lloró con la tragedia del asesinato de Kennedy. Diste tu sello a una época. Fuiste el modelo de una profesión hoy usurpada por actores que personifican a periodistas y recurren a la tecnología y a los efectos especiales para un barniz de credibilidad. Te divertía saber que en Suecia llaman “cronkites” a los lectores de noticias.

 

De este mester de chismosos. Ben Bradlee tiene 87 años y todos los días se presenta en el Washington Post. En el 2009 Juan Cruz lo entrevistó para El País:

 

         P. Usted dice que los periodistas no siempre tienen la verdad.

         R. No sabemos la verdad. Si el primer ministro de un país me cuenta una mentira, no sé que me está mintiendo. Y lo voy a escribir. Pero ahora hay una gran preocupación por la verdad.

 

         P. Tras Watergate, los periodistas empezaron a preocuparse por las fuentes...

         R. ...siempre que las puedan identificar, eso es bueno, y siempre que se refieran a hechos que ellos conozcan... Tuve que echar a un periodista de The Washington Post porque puso en boca de Robert Kennedy algo que éste pudo haber dicho pero que jamás pronunció. ¡Mintió! No hay argumento contra eso. El director depende de sus fuentes de información. Un periodista es la fuente de un director, ¡y si al director le falla la fuente...!

 

         P. Así que usted se siente optimista también sobre el periodismo y los periodistas.

         R. No le quepa duda. ¿Qué sentido tiene la vida si uno no es optimista? Siempre lo he sido, y siempre he creído en la habilidad del cambio. Si alguien me dijera que el martes por la noche el mundo entero se va a ir al garete, pensaría también que habría que buscar una oportunidad para cambiar esto. Y el periodismo es un buen instrumento para cambiar las cosas.

 

         P. “Nos hacemos periodistas por el deseo de arreglar las cosas torcidas”.

         R. Sí, eso es mío; y dije también que no se puede ser cínico, que los periodistas no podemos ser cínicos... Y a lo mejor lo he sido. Cuando uno llega a mi edad ha escuchado tantas mentiras...

 

         P. Su nombre se asocia a un momento dorado del periodismo. ¿Se acabó?

         R. ¡Por supuesto que no! Éstos son momentos buenísimos para el periodismo. ¡Están ocurriendo tantas cosas! El acceso a la información es tan amplio. En los días de Roosevelt no teníamos ni idea de lo que estaba ocurriendo en el mundo. Hoy impresiona la cantidad y la calidad de reporteros que hay.

 

Se rentan periodistas. El cotilleo en los corrillos de la capital de Estados Unidos no tiene desperdicio: el Washington Post se proponía alquilar a sus ejecutivos y reporteros estrella a quien pudiera pagar 25 mil dólares por sesión… o 250 mil por un paquete de once.

 

Ignoro si Ben Bradlee sufrió un ataque de dispepsia, pero sin duda en el más allá Richard Nixon estará doblado de la risa y Katherine Graham hirviendo en cólera. El severo Post, el implacable centinela de la conducta y la moral del gobierno, fue pillado en la casa del jabonero. Cuando el periódico estuvo prendido a la yugular de Nixon en 1973 – 74, era la Presidencia de los Estados Unidos lo que estaba en juego. Ahora el diario puso su credibilidad en venta por unos cuantos dólares. Los periodistas del rotativo están con el grito en el cielo, y el ombudsman escribió que el numerito es un tropiezo ético de “proporciones monumentales” que deja “una mancha permanente” en la reputación del Post.

 

¿Qué estarán sintiendo Bradlee, Woodward y Bernstein?

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Recuerdo de Conrad y Kipling
Escribir en el apando
No creo en el fin del hombre…
Ve y dilo en la montaña
Perdido en el Paraíso
Medio pan y un libro
Una cineasta nazi llamada Leni Riefenstahl
Memoria de Manuel Buendía
El síndrome Genovese
Elogio del periodismo
El político y el creador
Memoria de Los heraldos negros
El Mago de Xalapa
Tan lejos de Dios y tan cerca de Trump…
Amo y señor de la palabra
El gran Satán
''Píntame angelitos negros…''
18 de marzo: un retrato del General
¿Dios no existe?
El judío errante

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Manejaban la pick up de un hombre
asesinado en la colonia Azteca
| Portada
Arrestan a asaltantes de Súper Eréndira; con arma de fuego despojaron de dinero y pertenencias a cajero y clientes | Portada
Sigue al alza la deportación:
540 en lo que va del mes
| Portada
Buscarán crear un ''mini
Chamizal'' en la colonia Anapra
| Portada
Asiste Alcalde Armando
Cabada a Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal
| Portada
Vuelca y se incendia tráiler en
Mesa y Yandell, centro de El Paso
| Portada
Los días 10 y 11 de agosto
''La Beerbena Grill Master Experience''
| Portada
Empresarios, promotores
y artistas invitados a aprovechar el Estímulo Fiscal Para la Cultura
| Portada
Recibe Juárez reconocimiento
en IV Cumbre Iberoamericana de
Agendas Locales de Género
| Portada
Multa el INE al PRI con 36.5
millones por recepción de descuentos salariales a burócratas
| Portada
No es personal, no es contra
González Mocken; es por el derecho
de los juarenses: Cabada
| Portada
La hallan encobijada dentro
de su domicilio en la Bellavista
| Portada
Calor hasta con 41º C.
como sensación térmica: PC
| Portada
Impugna también González Mocken,
reclama 5 mil votos a su favor
| Portada
Impugna Cabada la elección;
ganaría con 484 votos, afirma
| Portada
Con una soga al cuello, hallan
cadáver en Villas Colonial
| Portada
Torturan, ejecutan a
hombre a orillas de El Sauzal
| Portada
Tirotean, asesinan a hombre en
calles de colonia Andrés Figueroa
| Portada
Inundado el Viaducto
por fuga en el drenaje
| Portada
Afinan detalles en proceso entrega-
recepción de la administración municipal
| Portada

Gotera

   Ganar una elección.
    Pero, más, y mejor: apropiamiento.

    ¿Conciencia?
    Seguro lo intuían, pero al surgir los datos duros, fue cuando muchos se han venido a enterar con gran sorpresa que no eran huérfanos, que forman parte de una gran mayoría, por décadas dispersa.
    Se sabía potencial --a partir de los fraudes del '88,'06 y el 12-- pero esa muchedumbre sólo hasta ahora se muestra en urnas, rotunda por descomunal, indefraudable por colosal.
    Y la experiencia, enseña.
    Si bien el encabronamiento contra un modelo neoliberal depredador impulsó el voto en su contra, vía la ruta que el candidato ganador supo construir, de gesto de reproche el comportamiento ciudadano bien puede escalar al empoderamiento.
    A saberse cuerpo y no célula; parte de una corporalidad, ya no moléculas aisladas sino masa que crea eso, su propio y determinante peso específico.
    Es como descubrir la suma, y así saber que la adición es un todo, y que ese total se puede ejercer en cualquier momento, dirección y para lo que se le hinche.
    Es cuando los solitarios eslabones entran en dimensión cívica, se miran al espejo de la república y de pronto conciben...que son cadena.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Desorden Público


Ramón Quintana Woodstock

 

Un joven víctima de la sobreprotección de su madre, suele sentarse con los pies encima de la posadera, dice incoherencias y se lo repite a él mismo una y otra vez, además, camina de puntitas para no agredir con más peso al planeta tierra. La representante de una actriz que sueña con ser mejor que su propia representada. Por otro lado, una ingenua, ñoña, que en su primera cita va tejiendo toda una escena de encuentro, en donde augura ser amada…necesitada.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Rótulos

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En los albores de los 90s era un greñudo que gustaba de la caguama y el rock, mi atuendo era sencillo, jeans, botas de trabajo y camisa de cuadros. Mi pelambre castaño contrastaba con mi cara de Diego Rivera, no había otra cosa más que ser el galán que lucía su larga y brillosa cabellera que rondaba la cintura, me sentía la última Tecate  en el Azteca, porque en mi traslado en el transporte urbano rompía con el molde, pues un varón con la mata de ese tamaño no era normal.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

La policía no es poca cosa

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Para que exista la democracia es esencial que debatan distintos puntos de vista, que se pongan en la mesa las alternativas y la ciudadanía decida tomar una postura. Las opiniones pueden ser opuestas y bueno en ocasiones una implica eliminar a la otra. La eutanasia, el aborto, son ejemplos claros de debates polarizados donde llegar a un acuerdo no significa el fin de la discusión. Legalizar o despenalizar, el debate no termina.

Durante años, creo, he escrito presentando mi punto de vista, coincide o no con el de mucha gente, pero es la primera vez que me parece esencial cuestionar el punto de vista de otro articulista pues es sumamente relevante un tema que quiere hacer pasar por desapercibido.


Mas Juárez

A la Cabeza

Abandono de la legitimidad

 

Francisco Flores Legarda


Sin Un Alma Desarrollada Nadie Está Despierto
Jodorowsky


A las elecciones del primero de julio del 2018 les aguarda un análisis reposado.

Sí, tenemos impresiones, de cada quién según su parecer.

Las encuestas fueron dando cuenta fiel de las preferencias del electorado, del fenómeno de una candidatura que tomó la punta, siguió avanzando y no se detuvo hasta ganar, para no dejar espacio al litigio judicial.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com