cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Masacre


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Día 1.- Un equipo forense alemán investigó una masacre brutal y los resultados de la investigación comienzan a ser divulgados. Luego de prolongadas y exhaustivas pesquisas en la escena del crimen, los expertos emitieron un informe que ha sido calificado como “escalofriante” por quienes lo han conocido.

“El estudio de los restos, que fueron encontrados en el 2006 y están en muy mal estado, ha revelado que las víctimas fueron golpeadas con objetos contundentes […]. Sistemáticamente sufrieron la rotura de la parte inferior de sus piernas”, sostiene el reporte, en donde se indica que “el estudio de las fracturas que les provocaron antes de morir, indican claramente que [las víctimas] fueron torturadas y/o mutiladas cuando ya estaban muertas”, según trascendió en fuentes de la Academia de Ciencias.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

HABLEMOS DE ESTA FOTOGRAFÍA Y QUÉ SIGNIFICA PARA ESTA CIUDAD


Leobardo Alvarado


El sábado pasado, 23 de septiembre, varios ciclistas en un evento organizado por el Colectivo Fixie Beat, colgaron una bicicleta blanca en la ciudad. Una bicicleta que representa una diversidad de elementos que es necesario reflexionarles y así acercarse a lo que estas acciones estarían significando para Ciudad Juárez.

Como se sabe, desde hace ya tiempo los Colectivos de Ciclistas que proponen el uso de la bicicleta como un medio de transporte saludable para el medio ambiente y la gente, están reclamando su espacio en la ciudad. Esta vez, lo hicieron bajo la convocatoria “Homenaje a los ciclistas caídos en Ciudad Juárez”. [1]


Más MarcaPasos

 

desde
España


Claroscuros del milagro económico de Rajoy

Germán Gorraiz Lopez

La economía española se ha basado en el último decenio en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española, pero desde el 2015 la economía española ofrece signos de un cambio de tendencia (el llamado milagro Rajoy), amanecer económico pintado con los trazos rosáceos de las vísperas electorales pero teñido de los siguientes claroscuros:


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Goodbye, Ben

              Sabido es que los grandes periodistas no mueren: se diluyen lentamente en el éter y nunca desaparecen del todo. El martes 21 Benjamin Crowninshield ‘Ben’ Bradlee, siguió este camino.

         El Mundo de España reseñó así la noticia: “Hoy es un día triste para el periodismo en todo el mundo. Ben Bradlee, la epítome de director de periódico, ha fallecido esta madrugada en su casa de Washington. Tenía 93 años, de los que pasó 26 como director de The Washington Post. Durante ese periodo, el Post, como se le conoce familiarmente, pulverizó a su competencia en la capital estadounidense y se convirtió en uno de los grandes periódicos de referencia del mundo, en buena medida gracias al tándem formado por Bradlee y Katherine Graham, que asumió la gestión de la empresa familiar tras el suicidio de su esposo, Phil, en 1963.”

         Ben Bradlee saltó a la fama mundial durante la crisis de Watergate, aquel escándalo que culminó con la renuncia de Richard Nixon a la Presidencia de Estados Unidos. Como director del Washington Post y con el apoyo absoluto de Katherine Graham, resistió monumentales presiones políticas y económicas y protegió el trabajo reporteril de dos periodistas que también agregaron su nombre al rol de honor de la profesión: Bob Woodward y Carl Bernstein. Sin embargo, la vida de Bradlee tiene episodios oscuros, que si bien nunca demeritaron su actuación profesional, sí la envuelven en un aire de misterio que está a la espera de un relator.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

Goodbye, Ben

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

         Sabido es que los grandes periodistas no mueren: se diluyen lentamente en el éter y nunca desaparecen del todo. El martes 21 Benjamin Crowninshield ‘Ben’ Bradlee, siguió este camino.

 

         El Mundo de España reseñ ompasase le conocense diluyenenodo.as no mueren: se disuelvenóó ó así la noticia: “Hoy es un día triste para el periodismo en todo el mundo. Ben Bradlee, la epítome de director de periódico, ha fallecido esta madrugada en su casa de Washington. Tenía 93 años, de los que pasó 26 como director de The Washington Post. Durante ese periodo, el Post, como se le conoce familiarmente, pulverizó a su competencia en la capital estadounidense y se convirtió en uno de los grandes periódicos de referencia del mundo, en buena medida gracias al tándem formado por Bradlee y Katherine Graham, que asumió la gestión de la empresa familiar tras el suicidio de su esposo, Phil, en 1963.”

 

         Ben Bradlee saltó a la fama mundial durante la crisis de Watergate, aquel escándalo que culminó con la renuncia de Richard Nixon a la Presidencia de Estados Unidos. Como director del Washington Post y con el apoyo absoluto de Katherine Graham, resistió monumentales presiones políticas y económicas y protegió el trabajo reporteril de dos periodistas que también agregaron su nombre al rol de honor de la profesión: Bob Woodward y Carl Bernstein. Sin embargo, la vida de Bradlee tiene episodios oscuros, que si bien nunca demeritaron su actuación profesional, sí la envuelven en un aire de misterio que está a la espera de un relator.

 

         Alguna vez lo vi de lejos. Fue en 1982 cuando en Washington tuve la fortuna de estar presente en la redacción del Post la tarde que instalaron las últimas computadoras y silenciaron para siempre el estruendo maravilloso de las Remington. No tuve oportunidad de presentarme, pero conversé con Woodward, quien algunos años después asistiría a una charla en la Ibero.

 

         Watergate, The Washington Post  y Ben Bradlee han sido personajes frecuentes en mis textos periodísticos y académicos. Hoy comparto con algunas estampas de columnas antiguas.

 

         Minibiografía. Ben nació el 26 de agosto de 1921 en Boston, Massachusetts, en el seno de una familia antigua y conservadora golpeada por la depresión. Fue el segundo de tres hijos. Estudió en Harvard y se casó con la hija de un senador. Durante la Segunda Guerra estuvo adscrito a la Oficina de Inteligencia Naval, a cargo de la transmisión de mensajes cifrados. En 1946 se incorporó como reportero de un diario dominical de Nuevo Hampshire y en 1951, con la ayuda de Philip Graham, yerno del editor del Washington Post, fue nombrado subjefe de prensa de la Embajada de los Estados Unidos en París.

 

         En los años siguientes Bradlee trabajó para el Departamento de Intercambio Informativo y Cultural, nombre oficial de la Oficina de Propaganda del gobierno de Estados Unidos, como responsable de la producción de películas, discursos y artículos informativos para uso de la Agencia Central de Inteligencia (cia) en Europa. Según documentos de la Procuraduría de Justicia, una de las tareas de Bradlee fue la de organizar la campaña de propaganda en torno a la ejecución de los supuestos espías Julius y Ethel Rosenberg en junio de 1953. En ese año se incorporó a la corresponsalía de Newsweek en Europa, se divorció y se casó nuevamente con la hermana de la esposa de un alto operativo de la cia encargado de la “Operación Mockingbird (cenzontle) diseñada para sembrar informaciones en los medios y reclutar a periodistas y editores para tareas de inteligencia. En 1957, después de que entrevistó a miembros del Frente de Liberación Nacional argelino -en lo que según una autora fue parte de Mockingbird-, fue expulsado de Francia.

 

         En un artículo de la revista Rolling Stone se aseguró que mediante ese operativo la cia reclutó a más de 400 periodistas norteamericanos, entre ellos el propio Bradlee cuando era miembro de la redacción europea del semanario Newsweek.

 

         De regreso a su país ingresó al Washington Post y cuando Watergate estalló en 1972, ocupaba la dirección ejecutiva del diario. Bradlee fue un amigo cercano de Jackie y John Kennedy, sus vecinos en Georgetown, el barrio elegante de la capital estadounidense. Se casó en terceras nupcias con la exitosa y distinguida reportera de sociales Sally Quinn. Era, pues, un hombre de mundo, seguro entre la élite, sin problemas de autoestima. Aparentemente lo contrario de Nixon. Pero como Nixon, profundo conocedor de los rincones oscuros del poder y nada ajeno a la intriga.

 

         Nostalgia del periodismo. En 1971 la revelación del expediente secreto del Pentágono que documentaba las mentiras, errores, decepciones y carnicerías del gobierno de Estados Unidos en Vietnam, fue escuchada en las redacciones cual clarín que llama a la batalla, la confirmación del quinto poder como realidad republicana. En 1972 el escándalo Watergate electrizó al periodismo mexicano y su culminación en la renuncia de Nixon el 9 de agosto de 1974, hizo de Ben Bradlee, el director de The Washington Post, un héroe de aquella generación. Cuando Todos los hombres del Presidente fue llevada a la pantalla, quizá no haya habido reportero que en su interior no estuviera convencido de que podría emular, así fuera un poquito, a Woodward y a Bernstein.

 

         El mundo de Jimmy. “Janet Cooke es una hermosa y vital negra con aire dramático y un extraordinario talento para escribir. También es la cruz que el periodismo -especialmente el Washington Post y en particular Benjamin C. Bradlee- llevará a cuestas para siempre. A los 26 años escribió una vívida y dolorosa historia sobre un heroinómano de ocho años a quien el concubino de la madre inyectaba periódicamente. La información se publicó en primera plana el domingo 28 de septiembre de 1980 y tuvo en vilo a la ciudad durante semanas. El 13 de abril de 1981 ganó para Cooke el Premio Pulitzer.

 

“En las primeras horas del 15 de abril de 1981, Janet Cooke confesó que era una invención: Jimmy no existía, y tampoco el concubino. Desde ese momento la expresión ‘Janet Cooke’ se hizo sinónimo de lo peor en el periodismo norteamericano, tal como la palabra ‘Watergate’ significó lo mejor.”

 

Así inicia Bradlee el capítulo de su autobiografía dedicado a otro de los grandes escándalos periodísticos del siglo. El Post regresó el Pulitzer y emprendió una campaña de reparación de daños que sigue siendo tema de estudios académicos. Una de sus consecuencias fue el aterrizaje y fortalecimiento de la figura del ombudsman en los medios de comunicación. Janet renunció, vendió su historia para una película que nunca se rodó y se mudó a París.

 

Goodbye, Walter. Ben Bradlee te llamó “el gran padre blanco de la televisión” y millones te aclamaron como el hombre “más confiable” del país, pero tú siempre te viste como un reportero de la vieja escuela, Walter; un curioso voraz que se entusiasmó como adolescente con el despegue a la luna y lloró con la tragedia del asesinato de Kennedy. Diste tu sello a una época. Fuiste el modelo de una profesión hoy usurpada por actores que personifican a periodistas y recurren a la tecnología y a los efectos especiales para un barniz de credibilidad. Te divertía saber que en Suecia llaman “cronkites” a los lectores de noticias.

 

De este mester de chismosos. Ben Bradlee tiene 87 años y todos los días se presenta en el Washington Post. En el 2009 Juan Cruz lo entrevistó para El País:

 

         P. Usted dice que los periodistas no siempre tienen la verdad.

         R. No sabemos la verdad. Si el primer ministro de un país me cuenta una mentira, no sé que me está mintiendo. Y lo voy a escribir. Pero ahora hay una gran preocupación por la verdad.

 

         P. Tras Watergate, los periodistas empezaron a preocuparse por las fuentes...

         R. ...siempre que las puedan identificar, eso es bueno, y siempre que se refieran a hechos que ellos conozcan... Tuve que echar a un periodista de The Washington Post porque puso en boca de Robert Kennedy algo que éste pudo haber dicho pero que jamás pronunció. ¡Mintió! No hay argumento contra eso. El director depende de sus fuentes de información. Un periodista es la fuente de un director, ¡y si al director le falla la fuente...!

 

         P. Así que usted se siente optimista también sobre el periodismo y los periodistas.

         R. No le quepa duda. ¿Qué sentido tiene la vida si uno no es optimista? Siempre lo he sido, y siempre he creído en la habilidad del cambio. Si alguien me dijera que el martes por la noche el mundo entero se va a ir al garete, pensaría también que habría que buscar una oportunidad para cambiar esto. Y el periodismo es un buen instrumento para cambiar las cosas.

 

         P. “Nos hacemos periodistas por el deseo de arreglar las cosas torcidas”.

         R. Sí, eso es mío; y dije también que no se puede ser cínico, que los periodistas no podemos ser cínicos... Y a lo mejor lo he sido. Cuando uno llega a mi edad ha escuchado tantas mentiras...

 

         P. Su nombre se asocia a un momento dorado del periodismo. ¿Se acabó?

         R. ¡Por supuesto que no! Éstos son momentos buenísimos para el periodismo. ¡Están ocurriendo tantas cosas! El acceso a la información es tan amplio. En los días de Roosevelt no teníamos ni idea de lo que estaba ocurriendo en el mundo. Hoy impresiona la cantidad y la calidad de reporteros que hay.

 

Se rentan periodistas. El cotilleo en los corrillos de la capital de Estados Unidos no tiene desperdicio: el Washington Post se proponía alquilar a sus ejecutivos y reporteros estrella a quien pudiera pagar 25 mil dólares por sesión… o 250 mil por un paquete de once.

 

Ignoro si Ben Bradlee sufrió un ataque de dispepsia, pero sin duda en el más allá Richard Nixon estará doblado de la risa y Katherine Graham hirviendo en cólera. El severo Post, el implacable centinela de la conducta y la moral del gobierno, fue pillado en la casa del jabonero. Cuando el periódico estuvo prendido a la yugular de Nixon en 1973 – 74, era la Presidencia de los Estados Unidos lo que estaba en juego. Ahora el diario puso su credibilidad en venta por unos cuantos dólares. Los periodistas del rotativo están con el grito en el cielo, y el ombudsman escribió que el numerito es un tropiezo ético de “proporciones monumentales” que deja “una mancha permanente” en la reputación del Post.

 

¿Qué estarán sintiendo Bradlee, Woodward y Bernstein?

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Masacre
El embajador
Donald who?
Memoria de “Los heraldos negros”
En defensa de la palabra
¡Nunca más!
(IV y concluye)
Política exterior y política interior
(III de IV)
La guerra de la prensa
(II de IV)
Propaganda e ideología
(I de IV)
Marzo, mes de la expropiación
Otra imagen del General
De Ahmedabad a Alabama
La gran pantalla mexicana
Censura, sociedad y política
Señor y esclavo de la palabra
Goodbye, Ben
Escribir en las tinieblas
Sí, pueden comernos vivos
¿Quién le teme a Robert Kozloski?
Ve y dilo en la montaña

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Celebraban aniversario de bodas
con disparos en la Primero de Mayo
| Portada
''Marcha de Corral es un teatro pagado
con dinero de chihuahuenses'': Morena
| Portada
Puchaban 'cristal'
desde un automóvil de Uber
| Portada
Da arranque Corral a la
''Caravana por la Dignidad''
| Portada
Realiza Barra y Colegio de
Abogados cambio de mesa directiva
| Portada
Reeligen a Raúl de León
como presidente de Canacintra
| Portada
Tirotean, asesinan a joven frente
a una escuela en Las Haciendas
| Portada
Realiza PRI registro de
aspirantes a Presidente Municipal y
Síndico para 34 municipios
| Portada
Lo ejecutan sicarios frente
a su familia en Villa Colonial
| Portada
Atiende Municipio 80
deportados en sólo 19 días
| Portada
Ventarrones y lluvia
para fin de semana: PC
| Portada
Apoya Municipio con sillas de ruedas
a niñas de primaria Ricardo Flores
| Portada
Exigen a Hacienda 40
organismos empresariales la entrega
de recursos a Chihuahua
| Portada
Se registra Adriana Terrazas
como aspirante a la alcaldía
| Portada
Rescatan a recién nacido, tirado
bajo un árbol en la fría madrugada
| Portada
Se registra Patricio Martínez
por la alcaldía de Chihuahua
| Portada
Muere joven arrollado por
automóvil sobre la Tecnológico
| Portada
Sigue el río de aguas negras
a cielo abierto en Zaragocita
| Portada
Se hunde de nuevo la Hermanos
Escobar, en cruce con Del Charro
| Portada
Arranca UACJ 2018 con una nueva
carrera: Licenciatura en Biotecnología
| Portada

Gotera

    Corazón valiente?
    En esa brega dizque justiciera panista, sus preclaros hombres nunca abrieron la boca cuando el robo de la presidencia a manos de Salinas.
    De sus prohombres, ni los de pocas pulgas y ansias de caudillo la hicieron de tos cuando (menos, era su candidato) Calderón arribó 'haiga sido como haiga sido' a Los Pinos.
    Lo mismo, sus mejores gladiadores engordaron la vista y achicaron boca frente al ejército de tarjeteros --Monex y Soriana y otras 24 firmas-- y empresas fantasma que desparramaron no cientos sino miles de millones para llevar a Peña a la cima.
    Y ¿cuánto cuesta al país una presidencia en términos de montañas de dinero mal habido; robado pues?
    ¿Y la integridad, pundonor, hidalguía y nobleza opositora?
    Sin ellos y su propalada mística humanista, nunca habiera sido posible el Pacto por México y sus reformas estructurales traducidas, por decir algo, en gasolinazos, más impuestos y la venta de Pemex y CFE a particulares.
    Jjajaj, uta¡ y que decir del voto ofrendado a la patria en aprobación de la Ley de Seguridad Interior que legaliza balas y garrotes contra la perrada.
    Pues en todas esas anduvo, ya de incógnito o hasta sin máscara, el ahora gobernador Javier Corral, quien se apresta rocinante por medio y lanza en ristre, a guiar una cruzada nacional..."por la dignidad".


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

LA ANTEPENULTIMA DE DUARTE

Víctor M. Quintana Silveyra

 

La volvió a hacer. Aunque su sexenio vive sus últimas horas, sigue dando lata. Como el robot de  Terminator I del que ya sólo quedaba una mano con antebrazo mecánico, pero se seguía moviendo para hacer el mal. Así llega César Duarte al final de su gobierno.

Si varias organizaciones de la sociedad civil le impidieron a los serviles diputados imponer la reforma constitucional para crear un sometido Consejo de la Judicatura el jueves pasado, el Congreso vuelve a convocar a período extraordinario para el próximo lunes con ese punto en la agenda. Duarte quiere a toda costa salirse con la suya. Burlase del Pueblo de Chihuahua una y otra vez, hasta el último segundo antes de entregar su agonizante mandato.



Más Palabra

La Nota Nostra

Goebbels

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Magda encontró al amor de su vida en Joseph Goebbels ya que las ideas de ambos congeniaron y se unieron en matrimonio hasta la muerte. De ese fruto nacieron 6 hijos rubios, con todos los códigos de barras que rellenan cualquier aduana racial. El matrimonio Goebbels vivió sus últimos días en el centro de la vieja Prusia dentro del bunker de Adolf Hitler a quien Joseph consideró un dios y por ello le entregó su trabajo diario, su esfuerzo, su creatividad y su vida. Los hombres de los hijos todos comenzaban con H en honor al Führer. ÉL era un don nadie que midió bien el territorio y supo con quien se casaba, ella pertenecía a una familia de alemanes de alcurnia, no era cualquier señorita, pero ambos congeniaban con las ideas nacionalistas. Magda decía amar a su marido, pero también a Hitler, porque él no tenía mujer y la única se llamaba Alemania…su país.

 

Más nota

Mediometro

Por qué GobEdo no puede erradicar a las bandas de pistoleros en la sierra
No interesa seguridad de los serranos
Los policías están en la nómina narca
No destina a los suficientes policías
Narcos están 'arreglados' más arriba
Los gavilleros están mejor armados
Sacarlos era sólo campaña electoral
No hay dinero nomás que para despensas
Se necesita el auxilio de los militares
     Resultados

DesdeJuárez

Cosa buena, cosa mala

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hemos empezado mal.

También bien, pero mal.

Me explico y seré breve.

Por un lado tenemos el hecho de que la ciudad se cae a pedazos, literalmente, se abren boquetes bajo los autos o camiones. Lo he visto con estos malditos ojos que se comerán los gusanos. Otro hecho es que no tenemos una total cobertura de alumbrado público. Otro más, que la policía no alcanza a vigilar  toda la ciudad para proteger a la ciudadanía, por eso tiran tantos cuerpos por las calles, al menos uno al día y eso es terrible. Los servicios de salud, de bomberos, de transporte público, no cubren toda la ciudad.

No son percepciones, son hechos.

¿Por qué sucede esto?


Mas Juárez

chileKNqueso

Tormenta perfecta

 

Francisco Flores Legarda


“Tu miedo es el signo indudable de que vives
confiando sólo en tus propias fuerzas.”

Jodorowsky


A pregunta expresa de un periodista, en un encuentro para informar sobre los trabajos de reconstrucción a consecuencias de los sismos del 2017, dirigida a Peña Nieto sobre la sucesión presidencial, éste con aplomó hierático invocó a la liturgia de su partido como forma y método para seleccionar al candidato del PRI. Sin tomar conciencia plenamente del hecho, pero sí de lo dicho, por instantes el presidente se despojó de su máscara de político moderno y transformador, se ciñó al rostro la máscara de conservador autoritario. El mensaje, para quien quisiera tomarlo, fue claro: decido yo y los priístas se adhieren. La breve historia reciente de deliberación al interior del PRI concluyó. Así se enredó Peña en la sucesión, como integrante del PRI (parcialidad política) y la máxima representación nacional que tiene como presidente de México. Enrique Peña Nieto es ya una nube agregada a la tormenta perfecta anunciada por Jorge G. Castañeda.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com