Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

A vuelta de correo


Miguel Ángel Sánchez de Armas


El 7 de mayo de 1932, el joven periodista campechano Héctor Pérez Martínez, autor de la columna “Escaparate” de El Nacional, reprochó nada menos que a don Alfonso Reyes –en ese momento embajador de México en Brasil– su “distanciamiento” de la literatura mexicana, y le expuso el descontento de un grupo de escritores –después conocidos como nacionalistas–, porque los “Contemporáneos” ni ponían interés en los problemas del país, ni volvían la mirada a la literatura de los grandes maestros mexicanos:

“Dentro de sobres inexpresivos, Monterrey –correo literario de Alfonso Reyes–, nos visita: notas sobre Góngora, charadas bibliográficas, la eterna cuestión de las aclaraciones al Cementerio marino de Válery, y una evidente desvinculación de México […] Y si es penoso contemplar el desarraigo de valores completos como Reyes, lo será, aún más, la comprobación del desligamiento de la juventud que está, contra su deseo, unida biológicamente a México.”


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

EXIGIR A LA POLICÍA MILITARIZADA EL CESE INMEDIATO DE LA LLAMADA ''REVISIÓN DE RUTINA''


Leobardo Alvarado


Exigir el cese inmediato a la “revisión de rutina” y evitar la tentación de establecer “retenes para prevenir” la inseguridad, debería ser la primera preocupación para la sociedad, para organizaciones sociales y gobiernos locales ante la manera en que el gobierno federal inició acciones para detener la violencia e inseguridad, porque De facto se ha instalado lo que será la Guardia Nacional.


Sobre todo, esto debiera ser prioritario para la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, atendiendo a la dolorosa experiencia de Ciudad Juárez con la militarización.


Lo ideal es que hubiera una oposición general a la militarización de las policías locales, pero ya sabemos que no sucederá. No al menos si la población agraviada no es la que lo demanda.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia un Brexit traumático?

Germán Gorraiz Lopez

El Brexit y el triunfo de Trump escenificaron el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial a la vieja Europa.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Otra imagen del General

Este miércoles 18 se cumplen 77 años de la expropiación petrolera, después de la Revolución la gesta más importante en la conformación del país que hoy llamamos México.

Adolfo Gilly ha dicho y nos lo recuerda (La Jornada, 18 de marzo) que fue “un rayo en cielo sereno”. Difiero. Creo que lo sucedido aquella noche del viernes 18 de marzo de 1938 fue la descarga anunciada e inevitable de un cielo que se comenzó a encapotar cuando el General fue comandante militar en las Huastecas a mediados de los veinte. La reforma agraria y el ejido, la legalización del Partido Comunista, el asilo a los republicanos españoles, la construcción de escuelas, la defensa de los trabajadores, la consolidación del sistema político que a la fecha nos rige, fueron la concentración de nubarrones que llevaron a la tormenta que puso a México al borde del conflicto armado con Estados Unidos e Inglaterra. Un episodio que nunca antes se había dado en el mundo moderno y que nunca después se repitió: la recuperación de manos extranjeras de un recurso natural por parte de un país inerme.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

Otra imagen del General

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

Este miércoles 18 se cumplen 77 años de la expropiación petrolera, después de la Revolución la gesta más importante en la conformación del país que hoy llamamos México.

 

Adolfo Gilly ha dicho y nos lo recuerda (La Jornada, 18 de marzo) que fue “un rayo en cielo sereno”. Difiero. Creo que lo sucedido aquella noche del viernes 18 de marzo de 1938 fue la descarga anunciada e inevitable de un cielo que se comenzó a encapotar cuando el General fue comandante militar en las Huastecas a mediados de los veinte. La reforma agraria y el ejido, la legalización del Partido Comunista, el asilo a los republicanos españoles, la construcción de escuelas, la defensa de los trabajadores, la consolidación del sistema político que a la fecha nos rige, fueron la concentración de nubarrones que llevaron a la tormenta que puso a México al borde del conflicto armado con Estados Unidos e Inglaterra. Un episodio que nunca antes se había dado en el mundo moderno y que nunca después se repitió: la recuperación de manos extranjeras de un recurso natural por parte de un país inerme.

 

Cárdenas fue sin duda un estadista. Y tomó decisiones de Estado que no se han vuelto a igualar. Creo que sólo él pudo dar el paso de la expropiación: incluso dirigentes de la izquierda nacionalista como Lombardo Toledano reculaban ante la sola posibilidad de una medida así. Esto confirma que el hombre es inseparable de su obra.

 

Hoy, en memoria del General, cuya ausencia resulta dolorosa en el México contemporáneo, comparto con mis lectores una viñeta de su personalidad, tal como la escribí hace unos años:

 

En una comida en la casa de Fernando Benítez en Coyoacán hacia finales de los ochenta, hablábamos del general Cárdenas. Fernando preparaba una nueva versión de un libro sobre el divisionario de Jiquilpan para Océano y durante algunos meses nos habíamos reunido periódicamente, yo para escucharle y aprender, él para agobiarme con obsesivos detalles editoriales y constantes cambios a su texto.

 

En esa oportunidad habló de la personalidad del General, seca como un pergamino, impenetrable en su vida íntima, sólo abierta a lo público y a lo político. Se preguntaba por qué alguien tan generoso y desprendido, paternal con los débiles, campeón de los necesitados, hubiera decidido blindar su emotividad y escudarse tras un hieratismo desesperante para sus biógrafos. En alguno de sus libros Benítez escribió esta reflexión, no recuerdo ahora si fue el mismo que yo edité. Parece que el apodo “La esfinge de Jiquilpan” que a don Lázaro le acomodaron se debió tanto a lo impávido de su personalidad, como por que se le percibía como un oráculo de nuestra política.

 

Creo que todos los estudiosos del cardenismo han observado esta característica del General, y que es particularmente evidente en sus Apuntes. Más que autobiografía son una cronología precisa y fría de hechos que en su momento tuvieron en vilo a la nación, o desapasionadas narrativas de momentos que otros hombres en semejante circunstancia hubieran consignado con pluma de fuego y arrebato patriótico. Como aquél en donde asienta: “Al regresar de Zacatepec nos paramos a las 21 horas en la desviación del camino que va a Palmira, entre los kilómetros 79 y 80 de la carretera Cuernavaca – Acapulco, y llamé fuera del auto al general Francisco Múgica, secretario de Comunicaciones, y le hice conocer mi decisión de decretar la expropiación de los bienes de las compañías petroleras…”. Es decir, tomó la decisión política más trascendente en la historia moderna de México y la registra con la frialdad de quien ha llegado a la conclusión de cambiar el color de su casa. ¡Carajo! En contraste, cuando nuestro embajador en Washington, Castillo Nájera, lo supo, exclamó: “¡Ah chingao, si hay expropiación hay cañonazos!

 

Pero he descubierto que si uno es lector cuidadoso encuentra en la obra de Cárdenas y en testimonios de quienes le conocieron ranuras que permiten atisbar más allá de su blindaje. Parecería, a partir de estos observatorios, que era una persona que protegía su timidez con un manto de hosquedad, que tenía una veta romántica y que sufrió de inseguridad. De niño escribe en su diario: “Siento que para algo he nacido”, y le aflige no tener certeza de cuál será su camino. Durante la carrera militar que lo llevó por el país, refugió su soledad en el regazo de numerosas jóvenes, al grado que en una carta su amigo más cercano, Múgica, le reclama amistosamente su “anarquía amorosa” y le insta a ponerle remedio. La que sería su esposa, Amalia Solórzano, recuerda en sus memorias que poco después de conocerlo hizo investigaciones para saber si el serio y apuesto joven que atrapó su corazón era casado, enterándose de que no, “pero tenía una muchacha en un rancho vecino”. El 18 de marzo de 1938, después de anunciar la expropiación al país, el General llegó a su casa y a esa hora, pasada la medianoche, pidió que se despertara a su hijo, Cuauhtémoc, y se hizo retratar con él. ¿Cuántas lecturas tiene este hecho? Y en un pasaje de un tomo en el que se recogen sus discursos y documentos confirmé mi sospecha de que en aquel hombre impenetrable habitaba un espíritu de sensibilidad no sólo política, sino poética.

 

El pasaje es:

 

“El indígena está acostumbrado al olvido en que se le ha tenido; cultiva campos que no compensan su esfuerzo; mueve telares que no lo visten; construye obras que no mejoran sus condiciones de vida; derroca dictaduras para que nuevos explotadores se sucedan…”

 

Compárese con estas líneas de Hombres de Inglaterra, del gran poeta clásico inglés Percy Bisshe Shelley, escritas en 1819:

 

“The seed ye sow another reaps; / The wealth ye find another keeps; / The robe ye weaves another wears; / The arms you forge another bears.”

 

(“La semilla que cultivan otro cosecha; / La riqueza que producen otro acapara; / El vestido que hilan otro usa; / Las armas que forjan otro porta”.)

 

¿Comparación forzada? Creo que no. Este hallazgo me reconforta. Que Shelley fue un poeta político y revolucionario además de romántico, es sabido: se conoce la carga subversiva que puede tener la poesía. Pero que un político mexicano de la era de los broncos lo leyera y apreciara al grado de incorporarlo en sus textos, es otra cosa. Mi respeto y mi aprecio por el General crecieron a partir de este hallazgo.

 

En el mismo año de la expropiación, otro poeta, Archibald MacLeish, explicó esta hermandad: “Hay una muy buena razón por la que la relación de la poesía con la revolución política debiera interesar a nuestra generación. La poesía, para la mayoría, representa la intensa vida personal del espíritu único. La revolución política representa la intensa vida pública de una sociedad con la cual el espíritu único debe, pero no debe, hacer su paz. La relación entre ambas contiene un conflicto que nuestra generación entiende: el conflicto entre la vida personal de un hombre, y la vida impersonal de muchos hombres.”

 

Quiero pensar que el General también leyó a MacLeish.

 

(La semana próxima aparecerá la primera de cuatro entregas dedicadas a una reflexión sobre el cardenismo).

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

A vuelta de correo
Para decir México
Jesús Blancornelas, in memoriam
20 de noviembre
Hora 11... día 11... mes 11
Romance sonámbulo
El niño Fidencio
Nuestra historia
Un libro llamado Ulises
Exvotos
Aquel dos de octubre
El misterio de la creación
La bestia
Los paradigmas
Los idus de septiembre
Medios públicos
Tengo un sueño
El más triste de los alquimistas
El misterio de Foforito y otras ociosidades
En torno a la propaganda

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Frío fin de semana con
20% de lluvia probable: PC
| Portada
Firman AMLO y 8 gobernadores el inicio
del nuevo sistema de salud nacional
| Portada
Incrementa Congreso 394.5 mdp
al presupuesto de Juárez para 2019
| Portada
Atropella conductor a una agente
de Tránsito sobre avenida Tecnológico
| Portada
Rebeldía del Poder Judicial
| chileKNqueso
Mujer deportada se reencuentra con
sus tres hijos luego de cinco años
| Portada
Muere niña guatemalteca
de 7 años atrapada por la Patrulla Fronteriza en Nuevo México
| Portada
Asesinada y enterrada en un patio,
anciana buscada como desaparecida
| Portada
Destaca Alcalde labor del Municipio
para promover derechos de la mujer
| Portada
Se acaba el Seguro Popular,
anuncia AMLO nuevo sistema de salud
| Portada
Inician oficinas de la UACJ
las vacaciones de invierno
| Portada
Impulsa Loera de la Rosa entre diputados
el programa de austeridad de AMLO
| Portada
''Son diferencias de criterio, no hay daño
patrimonial'', responde Alcalde al Congreso
| Portada
'Trabajan' ya ruteros un
incremento en la tarifa
| Portada
Temperatura de 13º y bajo
0º C. para este viernes: PC
| Portada
Se suma la UACJ a la colecta
de regalos para navidad
| Portada
Encienden Alcalde y Presidenta del
DIF árbol de Navidad en Zaragoza
| Portada
Desaparecen madre y su pequeño
hijo en la Zona Centro: FEM
| Portada
Ejecutan a una jovencita en
calles de Ampliación Aeropuerto
| Portada
Balacera entre sicarios y policías
en Las Haciendas; un civil muerto
| Portada

 

Gotera

    Con toga de manta.
    Estremecidos en lo hondo de sus apacibles y tiernos espíritus, los ministros del Poder Judicial no han soportado tanta sucia injuria y así, hechos la indignación pura, se han visto compelidos a dirigirse a la perrada para aclarar que no viven como reyes, que si mucho son modestos príncipes.
    Que no son 600 mil, sino nada más 583 mil y pico de pesos los que ganan al mes, salieron a rectificar los integrantes de la Suprema Corte.
    Y que así con un sueldo de casi 20 mil pesos al día --ahora sí que a mil por hora--, apenas y si les alcanza para mal vivir, aunque disfrutan además de una decena de distintos bonos, compensaciones, extras y otros arrimadijos que les cubren no solo el celular y el desgaste por estrés, sino hasta las mediasuelas y el quitacallos.
    Alegan en su defensa (TEPJF e INE incluidos) que si se les llega a bajar un sólo peso, ellos perderán su halo de integridad, quedarán a expensas de la corrupción, es decir se verán tentados a pedir moches y limosna.
    Así, sin el dinero que les de tranquilidad, independencia y soberanía, ya no podrán garantizar ser los hombres rectos, honrados y ¿justos como hasta ahora?
    Y pues que necesitan continuar en esa cima salarial para poder en emitir fallos limpios y chulos de bonitos como cuando avalaron el "haiga sido como haiga sido" electoral que llevó a Felipe Calderón al poder. O más reciente, la convalidación del fraude en las elecciones para gobernador en Puebla.
    En fin, que se les haga justicia porque...pueden ser peores. (véase el enclave del poder judicial en Brasil, Argentina, Paraguay, etc. con sus golpes de estado).


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El culero del FCE


Ramón Quintana Woodstock

 

Si algo conquistamos este último julio, es el derecho a llamar las cosas por su nombre, a los ladrones, ladrones, a los traidores, traidores, a los enmascarados, enmascarados, a los culeros, culeros. ¡ya, por lo menos lenguaje y claridad no!” Esa fue la sentencia de Taibo II, en la FIL, este 2018. Si bien, él habla de lenguaje y claridad, no obstante, el último adjetivo se debiera de poner sobre la mesa y explicar a qué se refiere con culero. Las definiciones subsecuentes no parecieran coincidir con la intencionalidad que el escritor trató de darle.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Nini

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Conforme pasó el tiempo hicieron mella los consejos de mi mamá. Entre otras cosas decía: báñate Ramón. No lo hacía con gusto pero sabía que de no hacerlo me diría con todas sus letras “hueles a sobaco chavalo marrano”. (La palabra chavalo en el norte es muy usual para denominar a los lepes, así que, chilangos, ahí la tienen para que se familiaricen con el caló norteño).

Cada año mi madre me inscribía en la escuela, era la única respuesta que ella le obsequiaba a la ignorancia con la que había crecido en el pueblo, así que por lo mismo el hecho de que faltara o reprobara era como pegarle a Dios en la entrepierna. En ese mismo tenor si aquella me miraba con los chavalos punks, aquello implicaba regañada.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

María Luisa García Amaral, además de llamarme pendejo a la menor oportunidad, me decía que la ciudad era la costra de las relaciones sociales. Que en la ciudad se ve reflejada la manera en que la gente vive.

Ciudad Juárez es sucia. Evidencia de ello son los eventos que se anuncian en los postes de la ciudad, la mayoría de mediana calidad e intrascendentes culturalmente, violan los reglamentos municipales, ensucian y a cambio los juarenses les damos nuestro dinero.


Mas Juárez

A la Cabeza

Rebeldía del Poder Judicial

 

Francisco Flores Legarda


Un hecho inédito, la inconformidad pública de servidores del Poder Judicial. Una asociación civil de funcionarios lanza manifiesto en contra de la reducción de sueldos, sus sueldos. En una doble cachucha: la responsabilidad de hacer cumplir la ley, la de situarse como ciudadano común que defiende sus derechos.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com