Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El político y el creador


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Me di licencia de parafrasear el título del célebre ensayo weberiano pues creo que las consideraciones sobre la relación de creadores y políticos entran en el mismo surco arado por el viejo profesor, quien observó que los gobernantes viven en la permanente angustia de ganarse el reconocimiento de sus gobernados y que esto los moldea en la convicción de que la política es el mundo en el que los demonios, léase los creadores, andan sueltos.

No sugiero que todos los creadores sean “demonios” para los políticos y es claro que una muchedumbre de quienes así se autonombran son más falsos que una frase de Donald Trump, pero un repaso histórico arroja que creadores y políticos son ingredientes de un coctel explosivo, una dupla catastrófica… y no por culpa del arte. El espíritu crítico que acompaña al quehacer artístico irrita al poder, y sus personeros no tienen reparo en utilizar métodos sutiles o burdos para acallar a los artistas cuando se les considera un peligro


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LAS ELECCIONES EN MÉXICO EN MEDIO DE UNA GUERRA CULTURAL


Leobardo Alvarado


Las campañas electorales para elegir presidente de la república inician, junto con también las campañas para elegir los próximos gobiernos locales. Asimismo, para elegir la cámara de diputados y el congreso federal. El próximo domingo en Juárez comienza su campaña Andrés Manuel López Obrador[1], en un gesto simbólico con la historia pasada; aunque parece hasta ahora ha olvidado pronunciarse por la historia reciente. Es decir, temas como el feminicidio o la violencia homicida que ahora en marzo estaría cumpliendo diez años desde que en 2008 impactó de manera brutal la ciudad; se supone, deberían estar presentes de manera clara en su discurso.

El problema Cambridge analytics y la utilización de los datos de los usuarios de Facebook, vino a revelarnos que estamos en una guerra mundial que se libra en campos de batalla que la mayoría de la gente no registramos. Es una guerra sorda en que nos encontramos inmersos sin saber cuáles son sus efectos, tanto en lo colectivo como lo individual. Es una guerra cultural, según lo definió Christopher Wylie, en el NYTIMES, dando seguimiento a la manipulación de la información de los usuarios de Facebook[2]. Esta guerra en Estados Unidos logró influir para poner al presidente Donald Trump. En ese sentido debemos preguntarnos cómo aterriza esa guerra en nuestra vida cotidiana, y cómo, pronto esa guerra se intensificará conforme se acerque el día de la elección en México.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Anticipan Venezuela y Argentina una ciclogénesis económica en América Latina?

Germán Gorraiz Lopez

La conjunción de una nueva crisis del petróleo que podría elevar los precios hasta los 100 $ el barril para finales del 2018 con la excesiva fortaleza del Dólar podría provocar una ciclogénesis económica en América Latina y el Caribe.

La tormenta perfecta: Petróleo y Dólar

Los principales países desarrollados cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses, inventarios que habrían sufrido una caída por debajo de la media de los últimos cinco años. Ello, aunado con un aumento de la demanda energética mundial cercana a 1,5 millones de barriles al año, el recorte de producción pactado entre Rusia y la OPEP y una peligrosa caída de la producción en países como Venezuela (600 mil barriles menos al día), Angola (300 mil barriles menos al día), posibles disrupciones en el bombeo de países inestables como Nigeria y Libia y el incremento de sanciones de EEUU a Irán podría desembocar en un recorte de 1,5 millones barriles, lo que conllevará un peligroso incremento de los precios del crudo hasta niveles de los 100 $ barril para finales del 2018.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Memoria de “Los heraldos negros”

El traje que vestí mañana
no lo ha lavado mi lavandera:
lo lavaba en sus venas otilinas,
en el chorro de su corazón, y hoy no he
de preguntarme si yo dejaba
el traje turbio de injusticia.

 

El 15 de abril se cumplieron 77 años de la muerte de César Vallejo, un mes después del aniversario 123 de su nacimiento. A casi cien años de que el poeta peruano comenzara a dar a la poesía universal su impronta memorable, su obra sigue igual de vigorosa y vigente, quizá más porque escasos han sido los grandes bardos que puedan opacar su legado. Esto lo apunto como dato y con cierta tristeza.

¿Habría quien dijera de Vallejo, a su muerte, lo que Pope de Newton? También los poetas dispersan las tinieblas y crean la luz con la palabra. Espero que esto no sea una exageración. Creo que con un alud de imaginación y originalidad, el peruano le torció definitivamente el cuello al cisne modernista de muy engañoso plumaje para dar a luz la poesía vanguardista y comprometida que causó escozor en la sociedad peruana de su época, como habría de suceder en otros lares en donde surgió, incluso en aquellos “más desarrollados”.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

Memoria de “Los heraldos negros”

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

El traje que vestí mañana

no lo ha lavado mi lavandera:

lo lavaba en sus venas otilinas,

en el chorro de su corazón, y hoy no he

de preguntarme si yo dejaba

el traje turbio de injusticia.

 

 

 

          El 15 de abril se cumplieron 77 años de la muerte de César Vallejo, un mes después del aniversario 123 de su nacimiento. A casi cien años de que el poeta peruano comenzara a dar a la poesía universal su impronta memorable, su obra sigue igual de vigorosa y vigente, quizá más porque escasos han sido los grandes bardos que puedan opacar su legado. Esto lo apunto como dato y con cierta tristeza.

 

          ¿Habría quien dijera de Vallejo, a su muerte, lo que Pope de Newton? También los poetas dispersan las tinieblas y crean la luz con la palabra. Espero que esto no sea una exageración. Creo que con un alud de imaginación y originalidad, el peruano le torció definitivamente el cuello al cisne modernista de muy engañoso plumaje para dar a luz la poesía vanguardista y comprometida que causó escozor en la sociedad peruana de su época, como habría de suceder en otros lares en donde surgió, incluso en aquellos “más desarrollados”.

 

          Pensemos en Archibald MacLeish, contemporáneo de Vallejo, quien desde la capital del imperio postuló que la poesía y la revolución política encuentran terreno común en un mundo cambiante: “Hay una muy buena razón por la que la relación de la poesía con la revolución política debiera interesar a nuestra generación. La poesía, para la mayoría, representa la intensa vida personal del espíritu único. La revolución política representa la intensa vida pública de una sociedad con la cual el espíritu único debe, pero no debe, hacer su paz. La relación entre ambas contiene un conflicto que nuestra generación entiende: el conflicto entre la vida personal de un hombre, y la vida impersonal de muchos hombres.”

 

          Vallejo comenzó a escribir muy joven y tuvo una vida literaria productiva de sólo 22 años, pues murió a los 46. En su mundo los intelectuales se formaban en la aurora, los hechos transcurrían de manera vertiginosa y quienes sentían el llamado de la reflexión y de participar activamente en la vida social y política, eran impelidos a crecer al ritmo de un mundo que parecía correr.

 

          César comienza a publicar en 1916, en la convulsión de la Primera Guerra Mundial, conflicto que involucró a muchos países y afectó en distinto orden a casi la totalidad del planeta. Poco más tarde vivió la primera revolución socialista del mundo, aquella que transformaría no sólo a la Rusia zarista sino al mundo entero a lo largo del siglo XX, porque dio lugar a tesis sociales, políticas y económicas que polarizaron al planeta: sus consecuencias se resintieron independientemente del lado que se estuviera. “Pese a los errores de su sistema científico”, dijo el gran Hugh Trevor-Roper, “Marx permanece en un apartado sin pares […] E incluso cuando sus errores han sido contabilizados, lo resultante de su obra altera todo nuestro universo intelectual, de tal suerte que querer desentenderse de ella es como intentar vivir sin electricidad”.

 

          Una de las repercusiones más interesantes fue la aparición de propuestas estéticas que latían al compás de movimientos sociales mundiales, regionales y locales. No se trata de una explicación simple que asimile las formas literarias a tal o cual ideología o al misterio del arte, sino de una gran complejidad artística que acompañaba a un mundo complejo.

 

          Al analizar la producción literaria latinoamericana de esa época, José Carlos Mariátegui distinguía tres periodos: uno colonial, otro cosmopolita y otro nacional. El primero era el que se explicaba por la supeditación social y política que significó la Colonia; en el segundo se podían percibir elementos provenientes de la producción literaria de otros países y el tercero es en el que se logra un lenguaje propio. Varios escritores, entre la tercera y la quinta década del siglo XX lograron ese lenguaje que fue conformando una copiosa producción latinoamericana, como podemos ver, por mencionar sólo a tres, en Vicente Huidobro, Pablo Neruda y Octavio Paz. La narrativa también fue una veta sumamente pródiga.

 

         Mariátegui no era sólo un acucioso teórico social sino también un excelente analista literario. Las páginas de la revista Amauta, que fundó en 1926, fueron visitadas por las plumas más creativas de la época. Borges, Martí, Unamuno, André Bretón y muchos más publicaron en Amauta. Por supuesto, también César Vallejo, quien gozaba de la admiración de Mariátegui. En Siete ensayos sobre la realidad peruana, uno de los textos clásicos de la teoría latinoamericanista, Mariátegui incluye a César Vallejo en el apartado sobre literatura, donde lo describe como el precursor de una nueva conciencia y una nueva poética peruana.

 

          No estaba equivocado Mariátegui. Sin embargo, la transición entre los tres periodos que visualizó en las letras peruanas, esquema aplicable en realidad a prácticamente toda la literatura latinoamericana, significa rupturas, representaba dejar atrás tradiciones. Estas novedades están acompañadas a menudo de incomprensión. Quizá fue por ello que César Vallejo sintió pequeño el patio literario en el que se movía en Perú y fue el impulso que lo llevó a buscar nuevos aires literarios a Europa, donde encontró el ambiente creativo que buscaba… y también la intolerancia política.

 

           Los heraldos negros fue el primer poemario que publicó Vallejo, en 1919, cuando aún vivía en Perú. La fuerza expresiva de estos poemas los ha mantenido a salvo del paso del tiempo. Puedo decir que el poema introductorio, que lleva el mismo nombre del libro, es quizá uno de los más lúcidos, inteligentes y desafiantes que se hayan escrito. Una ayuda de memoria para los poco aficionados a la poesía:

 

          Hay golpes en la vida tan fuertes…¡Yo no sé!

          Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos

          la resaca de todo lo sufrido

          se empozara en el alma…¡Yo no sé!

          Son pocos, pero son… Abren zanjas oscuras

           en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.

          Serán tal vez los potros de bárbaros atilas

          O los heraldos negros que nos manda la Muerte.

 

          La obra de Vallejo, pues, no está en el preciosismo apolítico, sino que nos ofrece una sustancia telúrica, pero, y ahí encuentro una paradoja hechicera, pues como dice mi amigo, el perdido en los Alpes, “[…] hay otra clave, que es la diferencia fundamental entre la poesía (y la literatura) del mundo anglo-euro con la del mundo latinoamericano. Dice MacLeish y en tiempo futuro, que para los poetas ‘American as well as English … the time is near’. Pero a esa altura del partido unas cuantas decenas de poetas ya habían dado la vida en América Latina por causas políticas; y ni hablar de las centenas de políticos que en algún momento de su vida incursionaron por la poesía. Pero digo mal; en Nuestra América no hay políticos por un lado y poetas por otro. Es toda una ensalada maravillosa de luces y sombras que a mí me presentan un poeta más humano que el purista de academia o biblioteca. Lo que para MacLeish fue una posibilidad de generaciones futuras, para gente como César Vallejo fue un rito de pasaje tan natural como hacer el amor en un cementerio. La mezcla de periodistas, poetas, políticos todavía aterra y fascina en algunos antros académicos euro-yanquis”.

 

          Yo a mi vez citó otro fragmento del estadounidense: “La verdadera maravilla no es aquella que los diletantes literarios dicen sentir: la de que la poesía deba ocuparse tanto de un mundo público que tan poco le concierne. La verdadera maravilla es que la poesía se ocupe tan poco de un mundo público que le concierne tanto”.

 

          La lectura de la obra de Vallejo y de muchos otros escritores latinoamericanos que contribuyeron a darle brillo a las letras de nuestro continente hoy es sólo material para quienes tienen interés específico en la poesía o en la literatura. Entre las limitaciones de los programas de estudio -por ejemplo del bachillerato, que intentan abarcar una gran cantidad de contenidos para que los estudiantes aprueben los exámenes de evaluación- nuestros jóvenes han perdido la oportunidad de conocer a poetas que nos han dado sentido de pertenencia y momentos luminosos de la experiencia poética.

 

          Recuperemos, pues, a César Vallejo.

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.
 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

El político y el creador
Memoria de Los heraldos negros
El Mago de Xalapa
Tan lejos de Dios y tan cerca de Trump…
Amo y señor de la palabra
El gran Satán
''Píntame angelitos negros…''
18 de marzo: un retrato del General
¿Dios no existe?
El judío errante
Masacre
El embajador
Donald who?
Memoria de “Los heraldos negros”
En defensa de la palabra
¡Nunca más!
(IV y concluye)
Política exterior y política interior
(III de IV)
La guerra de la prensa
(II de IV)
Propaganda e ideología
(I de IV)
Marzo, mes de la expropiación

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Cesarismo
| chileKNqueso
Asalta casa de cambio en
la Gómez Morín; lo atrapan ahí mismo
| Portada
Persiguen y ejecutan a conductor
sobre la Triunfo de la República
| Portada
Se deslinda Encuentro
Social de propaganda en contra
de la Iglesia Católica
| Portada
Matan sicarios a hombre en el
estacionamiento de AutoZone-Satélite
| Portada
Agente de la SSPM Mauro Ramos
gana primer lugar la ''Caminata
y Carrera de la Contaduría''
| Portada
Ejecutan a tiros a padres de un bebé
de 8 meses en Parajes de San Isidro
| Portada
Muere hombre electrocutado en el
techo de su vivienda en El Granjero
| Portada
Asesinan a hombre entre decenas
de peatones en la Zona Centro
| Portada
Intentan robar a un niño de 4
años en el IMSS de La Chaveña
| Portada
La deja plantada en el Registro
Civil; le reclaman y la golpea
| Portada
Sicario en motocicleta ejecuta a joven
y hiere a la esposa en Parajes de Oriente
| Portada
Atrapan a madre e hija con 33
libras de marihuana en Paseos del Alba
| Portada
Realizan juarenses y paseños
la Vigilia Internacional en memoria
de las víctimas del Sida
| Portada
Balean, matan a hombre al llegar
a un Circle K en la colonia Aztecas
| Portada
Cerrará la Jmas tres carriles en el
cruce de Elías Calles y Tabachines
| Portada
Lo balacean y se oculta por más de
20 horas, en Infonavit Tecnológico
| Portada
En contra del reglamento municipal, inicia
cobro de estacionamiento Galerías Tec
| Portada
Asesinan a tiros a joven
en calle de Campestre Virreyes
| Portada
| Gotera

Gotera

    'Haiga sido como haiga sido'.
    Los mexicanos podrán votar como les de su muy rechindaga gana, pero la únicas cifras que contarán son las que ya ha decidido Lorenzo Córdova: empate técnico ¿con posterior fallo arbitral?
    Lo que a buen entender en la cultura nacional, significa que no habrá --como en '88, '06 y '12-- un ganador el 01 de julio por la noche.
    Esto es, que la suma ganadora resultará una vez hecho el enjuague por la madrugada.
    Ya al amanecer, como en esos otros procesos presidenciales, la perrada comprobará de boca abierta que los momios ¡chan chan chanchan! sí, correcto, aparecerán al revés.
    Con el dictamen anticipado de una votación "muy cerrada", lo que hace el gerente del casino electoral, no es otra cosa que mantener en la cabeza del ciudadano la idea de que no importa, como no ha importado, lo que arrojen las urnas, sino lo que su ejército de croupiers hagan en la mesa.
    Se adelanta Córdova, apoyado en la encuesta a modo de GEA/ISA que pone diferencia de 4 puntos en la punta, porque sabe lo importante que es, ya desde ahora, internalizar, naturalizar en el imaginario popular lo que el mismo funcionario ofrece como la polémica decisión que ha de venir.
    Pues como se sabe, 'la casa nunca pierde'. Bueno, hasta ahora.
    Para AMLO portador de clara ventaja, al parecer no hay otro remedio que ese del cloroformo puro, el aplicado por Juan Manuel Márquez contra Manny Pacquiao, después de dos muy descarados robos...ganar por knockout.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Gerardo el tarotero


Ramón Quintana Woodstock

 

Se trata de un personaje que hizo historia sin quererlo. Vivió en la década de los noventas en Ciudad Juárez, un tío de mediana edad con tintes de mago pero en realidad se asomaba más a lo ritualístico. El tipo pedía que se quitaran los zapatos al entrar a su casa que también servía de consultorio. Me cuentan que la alfombra que los descalzos pisaban era color roña y que no se sentía nada bonito caminar encima de ella.

Varias guarapetas transcurrieron y el Walter Mercado local cuando ya estaba bajo la influencia de las caguamas gritaba “ahora si, vamos a encuerarnos todos” a lo cual nadie respondía por obvias razones de compostura social. Además nadie estaba tan buenote como para enseñar el torso, la gente lo ignoraba pensando que hablaba en broma sin embargo aseguran que su lépera propuesta llevaba dardos contaminados de morbosidad. 



Más Leviatán

La Nota Nostra

Chambitas

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Por ejemplo Colombia nos ha regalado a Shakira, Maluma, García Márquez, James Rodríguez. También recuerdo al Líbano, este pequeño territorio en eterno conflicto nos dio a Carlos Slim y el queridísimo Jaime Cámil. Por su parte España nos ha regalado personajes como Camilo Sesto o Cervantes, es más, nos regaló a Enrique Bumbury. Inglaterra no es muy productiva nos ha dado puros movimientos asquerosos de rock que casi a nadie agrada: Deep Purple, Black Sabbath o Led Zeppelin. ¿De los chinos pues que podemos decir? En los días de la virgen nos proveen de efigies o en la celebración de la independencia nos surten de banderitas baratas. Si no puedes comprar un I-phone original lo compras chino y asunto arreglado. Nos han aportado mucho…se me olvidaba: nos mandan chinos a poner restaurantes de comida china que es muy abundante y grasosa y aparentemente barata.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

De conductas iracundas, golpes, policías fiscales y médicos legistas

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Todavía no puedo creer lo que me pasó.

Lunes 17 de abril, a las 10:55

Cruzaba la banqueta que está en la esquina de Vicente Guerrero y López Mateos, rumbo a Río Grande Mall.

Iba en bici.

Una Van roja con placas de Texas, tenía prisa por pasarse el alto desde el segundo carril. Inició su marcha obstruyendo el paso peatonal. Casi me golpea con su defensa.

- Muévete pendejo.

Me gritó.

- Tengo el siga y tú el rojo.

Respondí.

- ¡Qué te valga verga pendejo!


Mas Juárez

A la Cabeza

Cesarismo

 

Francisco Flores Legarda


Para que no destruyan la Tierra,
sembremos poesía en las mentes prisioneras del dólar.

Jodorowsk


Dentro del spin desplegado en la opinión publicada en contra del autoritarismo, llama la atención lo mencionado por Francisco Valdés en El Universal 29-04-2018 (Cesarismo). Su referencia al cesarismo como la matriz originaria del gobierno de un solo hombre y sin contrapesos, del fiel intérprete de sus gobernados. Valdés no tiene necesidad de recurrir a la muletilla de mentar n veces al populismo. Signo de mesura que se agradece. Si bien el cesarismo ha tenido diversas decantaciones según la época, la intención del artículo es nada despreciable: plantearnos la disyuntiva entre autoritarismo y democracia. La resolución es difícil en medio de la confusión reinante, en un país como México, que vive la catástrofe de la delincuencia criminal con sus vasos comunicantes con la política, los negocios y los poblados. En un país donde todos los políticos son demócratas, ajá. Para medida el relevo del dirigente del Partido Revolucionario Institucional.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com