cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Masacre


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Día 1.- Un equipo forense alemán investigó una masacre brutal y los resultados de la investigación comienzan a ser divulgados. Luego de prolongadas y exhaustivas pesquisas en la escena del crimen, los expertos emitieron un informe que ha sido calificado como “escalofriante” por quienes lo han conocido.

“El estudio de los restos, que fueron encontrados en el 2006 y están en muy mal estado, ha revelado que las víctimas fueron golpeadas con objetos contundentes […]. Sistemáticamente sufrieron la rotura de la parte inferior de sus piernas”, sostiene el reporte, en donde se indica que “el estudio de las fracturas que les provocaron antes de morir, indican claramente que [las víctimas] fueron torturadas y/o mutiladas cuando ya estaban muertas”, según trascendió en fuentes de la Academia de Ciencias.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

HABLEMOS DE ESTA FOTOGRAFÍA Y QUÉ SIGNIFICA PARA ESTA CIUDAD


Leobardo Alvarado


El sábado pasado, 23 de septiembre, varios ciclistas en un evento organizado por el Colectivo Fixie Beat, colgaron una bicicleta blanca en la ciudad. Una bicicleta que representa una diversidad de elementos que es necesario reflexionarles y así acercarse a lo que estas acciones estarían significando para Ciudad Juárez.

Como se sabe, desde hace ya tiempo los Colectivos de Ciclistas que proponen el uso de la bicicleta como un medio de transporte saludable para el medio ambiente y la gente, están reclamando su espacio en la ciudad. Esta vez, lo hicieron bajo la convocatoria “Homenaje a los ciclistas caídos en Ciudad Juárez”. [1]


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Existen ''presos políticos'' en España?

Germán Gorraiz Lopez

El Tardofranquismo sería hijo del Tejerazo o golpe blando de 1.981 en el que los líderes políticos confinados en el Congreso fueron “invitados” a aceptar un acuerdo tácito por el que se declaraban intocables el establishment asociado al sistema monárquico, al sistema político bipartidista y a la “unidad indisoluble de la nación española” y estaría plasmado en la todavía vigente Constitución de 1.978, Carta Magna que estaría blindada ante cualquier cambio institucional que se pueda producir en el Estado español con lo que se cumpliría una vez más el testamento de Franco : “Todo está atado y bien atado”. El Tardofranquismo sería un anacronismo político que bebería de las fuentes del centralismo jacobino francés y del paternalismo de las dictaduras blandas y que incluirá en su cartografía la llamada “Doctrina Aznar”, distopía que tendría como ejes principales la culminación de la “derrota institucional de ETA para impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa” y el mantenimiento de la “unidad indisoluble de España “, lo que se traducirá en la aparición de “presos políticos “ en la sui generis democracia española, de los que serían paradigma los 8 jóvenes de Alsasua y los Presidentes de Omnium y Assemblea Nacional Catalana (ANC) junto con Oriol Junqueras y 7 Consellers del Govern catalán.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Trasfondo
 

 

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?

Carlos Murillo González

 

 

 

 

 

 

 

 

Los signos del fin del mundo

 

/Los sismos de otoño

 

 

 

 

Carlos Murillo González

 

 

 

 

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

 

 

 

Los signos del fin del mundo

 

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?

 

Teoría apocalíptica

 

De acuerdo con el cristianismo, llegará un momento en que ocurra “El juicio final” el Apocalipsis, una gran catástrofe donde la mayoría de los humanos(as) quienes por portarse mal, sufrirán como castigo divino la destrucción del mundo. No sólo las religiones apocalípticas (Testigos de Jehová, Siervos de Dios, Adventistas del Séptimo Día…) están en constante advertencia de estos signos y en búsqueda de su salvación, sino también otras muchas religiones escapistas no cristianas constantemente señalan tiempos, ¡y hasta fechas! Del fin del mundo. Bajo estos dogmas, no hay solución alguna, solamente resignación ante lo inevitable, los designios de dios.     

 

Teoría del cambio climático

 

En la actualidad suceden al mismo tiempo numerosos movimientos sociales de todo tipo (ecologistas, académicos, juveniles…) y tamaño (Greenpeace, movimiento ecologista, anarquismo verde…) así como científicos y especialistas, denunciando el calentamiento mundial. El consumismo y la industria, fenómenos del capitalismo, han provocado un desequilibrio en nuestro hábitat, causando o acelerando fenómenos como el calentamiento global, la contaminación del agua y los mares, la muerte y desaparición de especies animales y vegetales, entre otros. Bajo este paradigma, la responsabilidad corre de la mano del ser humano y, si no damos marcha atrás, tenemos los días contados en un futuro no muy lejano; algunos pronósticos auguran la catástrofe en menos de un siglo.

 

Teorías conspirativas

 

Existe la sospecha de una conspiración de las élites mundiales (Club Bilderberg, Illuminatis y otros anónimos…) hacia un Nuevo Orden Mundial, para disponer de los medios naturales a su antojo y prescindir de la vida de millones de personas, particularmente pobres. Se consideran muchas de las acciones bélicas actuales (como la guerra en Siria, Yemen o Libia, pero en general cualquier guerra) la aparición de enfermedades como el SIDA y el uso de semillas y productos transgénicos de dudosa calidad alimenticia, como parte de su posible estrategia para eliminar grandes grupos de personas. En el mundo existen un millón de millonarios y la Tierra no puede sostener el ritmo de vida de este tipo de gente. La solución en el criterio de las élites, no es su conversión a la frugalidad ni la renuncia a sus privilegios, sino el exterminio masivo humano para seguir manteniendo intocable su status quo.    

 

Guerras de nueva generación

 

Guerras de tercera y cuarta generación, guerras asimétricas, armas geológicas, guerras preventivas, contrainsurgencia urbana, guerra teledirigida…la evolución del arte bélico va a la vanguardia con la tecnología. Es el perfeccionamiento de las armas y técnicas de (auto)destrucción masiva, casi instantánea, donde el enemigo no necesariamente es un ejército, sino una población, sociedad, región o país: es una guerra contra civiles. La “guerra” contra el narco en México, el exterminio de Palestina por Israel,  la genocidio del pueblo Rohingya en Myanmar (Birmania) son ejemplos de entre muchos otros casos de guerras disfrazadas. Sismos, tsunamis y huracanes bien podrían están relacionados con armas geológicas surgidas de programas tipo HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program: Programa de Investigación de Aura Activa en Alta Frecuencia) que actúan en la ionósfera y producen cambios climáticos capaces de provocar tormentas eléctricas y movimientos telúricos. El aumento de la intensidad, frecuencia y capacidad de destrucción de los fenómenos naturales, bien puede ser resultado de un HAARP.

 

Tanto la religión como la ciencia y la guerra son construcciones humanos. Las catástrofes “naturales” podrían no serlo tanto sino fenómenos provocados o manipulados intencionalmente por mezquinos intereses humanos específicos. El futuro puede ser incierto si no tomamos en serio lo que sucede. Un cambio de conciencia implica también acciones para salvarnos a nosotros  y al planeta de la autodestrucción. Las acciones individuales no servirán de mucho, se requiere de una movilización social extraordinaria.

 

Los sismos de otoño

 

La tragedia del terremoto del 19 de septiembre, justo treinta y dos años después del sismo de 1985, también devastador, es un ejemplo muy claro de la descomposición del Estado y la clase política mexicana, pero también es un momento para la radicalización de la sociedad en cuanto a despojarse de los gobiernos  y élites que tanto daño nos han hecho.

 

Septiembre es el mes patrio de México porque nos recuerda, incluso más allá de los peligros, las traiciones y los desencantos, la oportunidad y derecho de elegir el propio destino. En el otoño se fraguan los momentos coyunturales de las y los mexicanos donde han coincidido los más graves acontecimientos de nuestra historia, así como sus transformaciones como consecuencia de estos. La independencia de 1810, la revolución de 1910, el movimiento estudiantil de 1968 o el terremoto de 1985 dejaron su marca y generaron cambios en la cotidianidad nuestra; conmemorarlos conlleva también profundizar en lo que hicieron las anteriores generaciones para superarlos y el otoño es la época favorita de las y los mexicanos para emprender radicalizaciones y revoluciones.

 

Gobierno, ¿lo necesitamos?

 

El Estado es de las y los mexicanos, el Estado nos pertenece, surge de la sociedad y por lo tanto, nosotros tenemos el poder de decidir su cambio o fin. De entre los cientos o miles de noticias, mensajes y videos ciudadanos en los aciagos días posteriores al terremoto, cuyo desenlace está todavía lejos de terminar, se destacan las denuncias contra los distintos gobiernos y políticos, así como de las burocracias, particularmente la policía y el ejército, por obstruir labores de rescate, desviar e inhibir la ayuda solidaria a víctimas y peor aún, ocultar o robar los víveres donados, posiblemente para posteriores usos político electorales, provocando la ira y descontento de la sociedad mexicana, verdadera protagonista de la ayuda voluntaria en este desastre. En el terremoto del 85 surgieron las Asambleas de barrio en la Ciudad de México como una legítima respuesta de la sociedad ante la ineptitud estatal.

 

Héroes entre nosotros

 

Las y los jóvenes, las mujeres y la gente del pueblo nos han dado una hermosa lección de entrega y solidaridad sólo posibles cuando acontece la desgracia masiva, recordándonos a los olvidados Niños Héroes, esos cadetes voluntarios que entregaron su vida defendiendo la patria durante la invasión estadounidense en 1847, tal vez por ello ya no se les dedican espacios importantes para conmemorarlos. Pero la respuesta automática, el deseo de ayudar, el deseo de servir, no ha sido todavía arrancado de la sociedad por más esfuerzos que haga y hace el Estado por evitar la unión de las personas, pues desnudaría las carencias e ineficiencia del aparato gubernamental que, reacio, se opone totalmente a ser reconocido, tal como ha sido demostrado, como prescindible.    

 

Miedo y manipulación mediática

 

La desconfianza supera al Estado, la burocracia y los partidos políticos para extenderse hacia los grandes medios televisivos (particularmente Televisa) y las grandes empresas tipo Walmart. Abundan los casos de negligencia, de corrupción, de desinformación. La gente, enojada, ha confrontado a la clase política, desde Peña Nieto y Osorio Chong, pasando por los gobernadores de Chiapas, Puebla, Oaxaca y Morelos, así como con las y los presidentes municipales y jefes(as) delegacionales, y por supuesto, los grandes empresarios que, a diferencia de los pequeños y micro empresarios de negocios de barrio que han donado sus mercancías mientras los otros simplemente brillan por su avaricia y tacañería. El miedo a un pueblo sublevado es propio de quienes tienen deudas con la justicia social, son aliados del gobierno o jefes de los gobernantes y, necesariamente enemigos de la libertad, la igualdad y la equidad.     

 

Tres años sin los 43 de Ayotzinapa

 

Si bien la magnitud de la catástrofe sísmica opaca otras tragedias como el repunte de los homicidios y feminicidios en Chihuahua, los asesinatos de periodistas y derecho humanistas o la “guerra” contra el narcotráfico, el agravio de la injusticia y la impunidad que aquejan al pueblo de México lo está empujando a tomar decisiones lógicas con respecto a sus gobiernos, comenzando con el federal. El martes 26 de septiembre se cumplen tres años de la desaparición de los estudiantes normalistas de la Isidro Burgos, coincidiendo la fecha con la de la primer semana del terremoto. La encrucijada del Estado es cómo disminuir, cómo quitarle valor a este y otros acontecimientos de tal manera que la sociedad mexicana se inmovilice, no proteste ni se organice, pues es la única forma en que el Estado puede seguir “gobernando”.

 

Del pueblo, para el pueblo, por el pueblo

 

Cuando las personas de este país se den cuenta de su poder, será la ruina de sus gobernantes. Por eso esta generación de políticos, una de las peores, si no es que la peor de la historia, se refugian detrás de las fuerzas armadas para sentirse seguros dentro de una realidad artificial totalmente ajena a las preocupaciones de la gente. Por eso es importante reconocernos en el espejo de las y los que sufren, por que no hay manera de zafarse del infortunio: de una u otra manera estamos siempre en el ojo del huracán, a veces víctimas de las circunstancias, a veces como salvadores circunstanciales, siempre como testigos de un destino del que no alcanzamos a ser totalmente dueños.

 

Si los sismos de otoño están haciendo cimbrar al país, es tiempo entonces de sacudirse también todo aquello que perjudica e inhibe la realización y prosperidad del pueblo de México, incluyendo a sus clases parásitas y explotadoras. La historia de México es inequívoca: en otoño suceden los grandes cambios de este país.

 

 

 

Carlos Murillo González
carmugo@hotmail.com
carmugo6699@hotmail.com
 
---------------------------------------------------------------------------
Carlos Murillo González, sociólogo y maestro en ciencias sociales por la UACJ, miembro del Colegio de Sociólogas y Sociólogos de Ciudad Juárez, investigador asistente de El Colegio de Chihuahua y adherente de La Otra Campaña; es autor del Libro La Sociedad Anónima: los factores socieoeconómicos y políticos dela. abstencionismo en el municipio de Juárez, entre otros escritos. Su experiencia abarca la docencia, la investigación, la asesoría, el activismo y la música.

  Imprime este texto


Más Información de Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño
Breve análisis del concurso electoral Chihuahua 2016
El problema no es votar
Pornografía electoral
¿Qué espera Juárez del papa?
Política y religión para el México del siglo XXI
Ruteros
¿servidores o enemigos públicos?
La Navidad no es un cuento
La toma del Puente Libre
Profesionistas pobres
De caballos, nacos y narcos
No a la mina en Samalayuca
Las guerras del agua
Dos marchas, dos realidades
Lecciones postelectorales
Abstencionismo, México, 2015
50 años de La democracia en México
Enajelecciones
Del 8 de marzo al 10 de mayo
¡Juangrabiel en Juárez!

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Reitera Bomberos llamado
a la donación de juguetes
| Portada
Templado durate el día
frío al amanecer: PC
| Portada
España VII…la plancha, los búlgaros y maría-ángeles
| La Nota Nostra
Espera Alcalde que Senado modifique
la Ley de Seguridad Interior
| Portada
Ejecutan a dos mujeres y hieren a cuatro
personas en el ''Big Ball Billar'' de la Troncoso
| Portada
La nueva dictadura perfecta
| chileKNqueso
Lo atrapa la municipal con más de 16
mil piezas de pirotecnia en la Melchor
| Portada
Recibe la UACJ reconocimiento
a 9 programas de licenciatura
| Portada
Hallan cadáver de mujer semidesnuda
en brecha cercana al Camino Real
| Portada
Con agua insuficiente sectores del
suroriente por trabajos en un pozo
| Portada
Buscará Alcalde incrementar
el presupuesto para becas el 2018
| Portada
...compas, mientras no pase
otra cosa / Memes ■ Pillo
| Portada
Ejecutan a tiros a dos matachines
en colonia Plutarco Elías Calles
| Portada
Destina Municipio 5 millones para
construcción de banquetas en Anapra
| Portada
Cancela la UACJ incorporación
de centro educativo en Parral
| Portada
...quizá hoy tampoco
/ Conteo ■ Pillo
| Portada
Ejecutan gatilleros a hombre
en calles de la Andrés Figueroa
| Portada
Muere inmigrante y rescatan a otros
14 de la nieve en el desierto de Marfa
| Portada
Se resguardan del frío 148
personas en el albergue Monumento
| Portada
Inauguran pozo y tanques para
dotar agua en ''Los Kilómetros''
| Portada

Gotera

    La bota.
    Y se militarizó lo militarizado.
    En el papel porque, ya de verde ya de azul, de guachos están atestadas extensas regiones del país.
    De sus incursiones habrá quienes no que tengan remota idea, pero para muestra ahí están Atenco, o más acá Ayotzinapa y Tlatlaya. O, para los de norte, el baño de sangre de cuatro años --'08-'11-- en Ciudad Juárez.
    Vestidos de uno u otro color, la acción de los militares tiene acentuada presencia en la vida cotidiana nacional desde hace largos once años, desde Calderón a estos días.
    Claro, todo bajo el manto de la falacia denominada 'guerra contra el narco' que arrastra consigo --o casualmente generada a la par de su aplicación--, una larga estela de muerte, violación, tortura y desaparición de hombres y mujeres que, bajo esa lógica, 'algo debían, o en algo andaban metidos'.
    La recién aprobada por la mayoría priísta y satélites, "Ley de Seguridad Interior", sólo viene a formalizar lo existente: las fuerzas armadas en labores de policía.
    El relampagueante desenlace, una aprobación fast track de Comisiones al pleno de la Cámara de Diputados en menos de una hora, hace pensar que el instrumento tiene dedicatoria para las elecciones presidenciales de 2018.
    Es cuando Peña podría estrenar su facultad, ahora si amparado en una ley, de enviar al ejército a las ciudades que...pongan en peligro la paz.


Más Gotera


México:
año nuevo,
gobierno viejo

Juan Carlos Martínez Prado

Palabra Mayor

LA ANTEPENULTIMA DE DUARTE

Víctor M. Quintana Silveyra

 

La volvió a hacer. Aunque su sexenio vive sus últimas horas, sigue dando lata. Como el robot de  Terminator I del que ya sólo quedaba una mano con antebrazo mecánico, pero se seguía moviendo para hacer el mal. Así llega César Duarte al final de su gobierno.

Si varias organizaciones de la sociedad civil le impidieron a los serviles diputados imponer la reforma constitucional para crear un sometido Consejo de la Judicatura el jueves pasado, el Congreso vuelve a convocar a período extraordinario para el próximo lunes con ese punto en la agenda. Duarte quiere a toda costa salirse con la suya. Burlase del Pueblo de Chihuahua una y otra vez, hasta el último segundo antes de entregar su agonizante mandato.



Más Palabra

La Nota Nostra

España VII…la plancha, los búlgaros y maría-ángeles

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En el puente viejo ando con la cámara pedorra que me compre para hacer fotos, me siento pavorreal como si esta fuera de las caras, ando revolcado en el piso para lograr una foto que valga la pena la venida a la patria de Cervantes, Bosé y Ana Belén. Hay un río y sobre éste han puesto varios puentes perfectamente iluminados, se llama Río Segura, es fenomenal porque en torno a lo largo la gente sale a correr, aunque la temperatura esté a 10 grados, hasta el momento no me ha pasado nada y mi honra sigue intacta, aún soy el señorito Quintana. Mientras estoy empinado me grita una dama: “hola amigo” con el vocablo muy acentuado, me llama la atención, optimizo la luz que hay, y enfoco bien con detenimiento, ella levanta la mano y me dice adiós, con la otra empuja un carrito de bebé, lleva una gabardina color ladrillo y una pañoleta puesta en la cabeza, cuando la miro a la cara un poco más de cerca me doy cuenta de que es la búlgara que saludé en la iglesia de Santiago, estaba junto con su prima en el atrio pidiendo caridad...

 

Más nota

Mediometro

Por qué GobEdo no puede erradicar a las bandas de pistoleros en la sierra
No interesa seguridad de los serranos
Los policías están en la nómina narca
No destina a los suficientes policías
Narcos están 'arreglados' más arriba
Los gavilleros están mejor armados
Sacarlos era sólo campaña electoral
No hay dinero nomás que para despensas
Se necesita el auxilio de los militares
     Resultados

DesdeJuárez

Cosa buena, cosa mala

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Hemos empezado mal.

También bien, pero mal.

Me explico y seré breve.

Por un lado tenemos el hecho de que la ciudad se cae a pedazos, literalmente, se abren boquetes bajo los autos o camiones. Lo he visto con estos malditos ojos que se comerán los gusanos. Otro hecho es que no tenemos una total cobertura de alumbrado público. Otro más, que la policía no alcanza a vigilar  toda la ciudad para proteger a la ciudadanía, por eso tiran tantos cuerpos por las calles, al menos uno al día y eso es terrible. Los servicios de salud, de bomberos, de transporte público, no cubren toda la ciudad.

No son percepciones, son hechos.

¿Por qué sucede esto?


Mas Juárez

chileKNqueso

La nueva dictadura perfecta

 

Francisco Flores Legarda


“Escucha más a tu intuición que a tu razón.
Las palabras forjan la realidad pero no la son.”

Jodorowsky


Todavía no valoramos la situación postraumática de los damnificados por los sismos y la reconstrucción es ya una forma de hacer campaña.

Nadie quiere que le coman el mandado, bien vale politizar la desgracia, llevando agua al molino de la causa electoral, sin detenerse a resolver los problemas nacionales de una modernización “mostrenca”.


Mas chileKNqueso

 

 

© Copyright 2017, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com