Flash Informativo... Desde que tomó las riendas del Ejecutivo en Chihuahua, el corralismo operó para tomar el control de los demás poderes en el estado, empezando por el Judicial. (...) / Francisco Flores Legarda (Cartas al director)
cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

A vuelta de correo


Miguel Ángel Sánchez de Armas


El 7 de mayo de 1932, el joven periodista campechano Héctor Pérez Martínez, autor de la columna “Escaparate” de El Nacional, reprochó nada menos que a don Alfonso Reyes –en ese momento embajador de México en Brasil– su “distanciamiento” de la literatura mexicana, y le expuso el descontento de un grupo de escritores –después conocidos como nacionalistas–, porque los “Contemporáneos” ni ponían interés en los problemas del país, ni volvían la mirada a la literatura de los grandes maestros mexicanos:

“Dentro de sobres inexpresivos, Monterrey –correo literario de Alfonso Reyes–, nos visita: notas sobre Góngora, charadas bibliográficas, la eterna cuestión de las aclaraciones al Cementerio marino de Válery, y una evidente desvinculación de México […] Y si es penoso contemplar el desarraigo de valores completos como Reyes, lo será, aún más, la comprobación del desligamiento de la juventud que está, contra su deseo, unida biológicamente a México.”


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

EXIGIR A LA POLICÍA MILITARIZADA EL CESE INMEDIATO DE LA LLAMADA ''REVISIÓN DE RUTINA''


Leobardo Alvarado


Exigir el cese inmediato a la “revisión de rutina” y evitar la tentación de establecer “retenes para prevenir” la inseguridad, debería ser la primera preocupación para la sociedad, para organizaciones sociales y gobiernos locales ante la manera en que el gobierno federal inició acciones para detener la violencia e inseguridad, porque De facto se ha instalado lo que será la Guardia Nacional.


Sobre todo, esto debiera ser prioritario para la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, atendiendo a la dolorosa experiencia de Ciudad Juárez con la militarización.


Lo ideal es que hubiera una oposición general a la militarización de las policías locales, pero ya sabemos que no sucederá. No al menos si la población agraviada no es la que lo demanda.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia un Brexit traumático?

Germán Gorraiz Lopez

El Brexit y el triunfo de Trump escenificaron el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial a la vieja Europa.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
La Nota Nostra
 

 

Escasez de sonrisas

Una crisis severa en las caras de los chilangos. Visité 8 restaurantes: Vasconia, Café Tacuba, Samborn´s (López y Juárez), Bisquets de Obregón, Bértico Café (de 16 de Septiembre), Potzolcalli, Los Azulejos, el Danubio, El Tenampa, Cafetería del Museo del Estanquillo y en ninguno sonríen, practican su trabajo como si fuera un penitencia, los veo tan seguros de no perder su empleo que se dan el lujo de tratar a la gente como mero negocio. ¿Cómo es posible que la gente actué como robot? Cuando veo esas caras largas, y acto seguido la prosodia chilanga, extraño mi ciudad, mi universidad, mis calles y los burritos de deshebrada del restaurante donde me he pasado media vida, los buenos días con los dientes pelados, y la voz fuerte, norteñota...

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escasez de sonrisas

 

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock

 

 

 

Una crisis severa en las caras de los chilangos. Visité 8 restaurantes: Vasconia, Café Tacuba, Samborn´s (López y Juárez), Bisquets de Obregón, Bértico Café (de 16 de Septiembre), Potzolcalli, Los Azulejos, el Danubio, El Tenampa, Cafetería del Museo del Estanquillo y en ninguno sonríen, practican su trabajo como si fuera un penitencia, los veo tan seguros de no perder su empleo que se dan el lujo de tratar a la gente como mero negocio. ¿Cómo es posible que la gente actué como robot? Cuando veo esas caras largas, y acto seguido la prosodia chilanga, extraño mi ciudad, mi universidad, mis calles y los burritos de deshebrada del restaurante donde me he pasado media vida, los buenos días con los dientes pelados, y la voz fuerte, norteñota...

 

Mamá decía que siempre hay que “granjear”,  ello implicaba que nunca es suficiente con cumplir en tu trabajo, hay que dar un poco más, hasta la fecha me ha servido, aunque algunos se aprovechan de ello y te ven la cara de pendejo, no importa, yo no reculo aunque eso sea una acción lapidatoria y en contra de los que viven de güevonear, se sienten agredidos, créanme, lidiar con uno solo de esos ha sido un viacrucis durante 16 años, y aún no se le agotan las ganas de irrumpir en mis redes sociales, hacer chisme, intrigar y quitarme programas. Aunque ese wey no está detrás de un mostrador haciendo cara de huelecaca, actúa como si se la comiera.

 

Amable lector, se que te estarás preguntando ¿entonces porqué ir a la Ciudad de México? Pues porque es apasionante, es una ciudad con cientos de posibilidades para la cultura, el conocimiento, la distracción, aunque está inmersa en un pantano de contaminación, es emocionante caminar sus calles, tocar sus casas viejas, observar sus pinturas, ir a sus museos, hasta ver los caprichos arquitectónicos de Carlos Slim es suculento.

 

Quien lea esto dirá que cual es la obligación de que un mesero o un barrista sonría: es toral, en México llevamos muchos años con imágenes acartonadas, hombres y mujeres que hacen política con sendos atuendos que no abonan en nada a la sencillez. Pero no solo es trabajo de los políticos también es una labor del ciudadano de a pie, además sonreír no está proscripto por ninguna ley, desde un punto de vista psicológico resulta más atractivo y rentable una persona que sonría a otra que hacer cara de pedo guisado. Nosotros que vivimos en la frontera y cruzamos al Paso, nos damos cuenta que sonreír es parte de la mercadotecnia norteamericana, los vendedores, cajeras y hasta los policías te alimentan con una sonrisa desde tres metros de distancia.

 

En contraste allá en la ciudad de México, los meseros y barristas, o viven con un eterno miedo a que se caiga algo encima o definitivamente hay una escasez de dientes blancos y por tal razón no quieren enseñarlos. La gente está tan apurada por sacar el gasto de la quincena, que no pelan ni un diente ni por accidente, lo más frio es pedir la cuenta, dejar una propina y salir sin ninguna aventura que contar. Algún remedio habré de llevarme de mi ciudad para allá y ofrecérselos, acá se mata la gente, acá si es un albur entrar a un restaurante o a la calle, los sicarios no tienen frontera, se meten al sitio y rafaguean sin temor y clemencia, las películas de Hollywood se quedan cortas,  deberíamos de estar encerrados con la cara entristecida, quedarnos en casa a ver futbol pero no, la gente aun con 182 muertos en un solo mes le alcanza para regalar una sonrisa, aunque también están escasas, percibo que ni todos los decapitados ni todos los encobijados nos ha quitado la aventura de vivir esbozando una lene sonrisa, en cualquier estanquillo de burros, en una barra, en los mingitorios es común que la gente hable y sonría, no tengo una formula especial para las chilangas tierras, pero debe de ser muy sencillo: hay que dejar de pensar en las deudas de Coppel y tratar de llevar las comisuras de la boca a las orejas, nada pierden chilangos, inténtelo.  

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com

FB: Ramón Quintana W.

 

 

 

Ramón Quintana Woodstock
refrigerador97@hotmail.com


Ramón Quintana Woodstockes Licenciado en Derecho, Licenciado en Ciencias de la Comunicación y Licenciado en Psicología, con maestría en Investigacion. Es oriundo de Cd. Juárez en la zona poniente-periferica. Es comunicador en el IMER, fotgrafo de ocasión y columnista por necesidad. FB: Ramón Quintana Woodstock. El-mail: refrigerador97@hotmail.com

 

 


  Imprime este texto


Más Información de La Nota Nostra

Nini
Meterla doblada
Mexicanote
Cómo destruir un estado cagado de la risa sin producir arrugas
El recuento de lo abyecto
Escasez de sonrisas
Fiesta de domingo
Juan Pablo
Cambiarle el nombre del PRI
Rótulos
Pechakucha Night
Una de Rectores
123
Renato Leduc
Chambitas
Amalia Mendoza ‘’La Tariacuri’’
¿De quién es el éxito en México?
Atracomucho
Los likes
Ya me vi

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Frío fin de semana con
20% de lluvia probable: PC
| Portada
Firman AMLO y 8 gobernadores el inicio
del nuevo sistema de salud nacional
| Portada
Incrementa Congreso 394.5 mdp
al presupuesto de Juárez para 2019
| Portada
Atropella conductor a una agente
de Tránsito sobre avenida Tecnológico
| Portada
Rebeldía del Poder Judicial
| chileKNqueso
Mujer deportada se reencuentra con
sus tres hijos luego de cinco años
| Portada
Muere niña guatemalteca
de 7 años atrapada por la Patrulla Fronteriza en Nuevo México
| Portada
Asesinada y enterrada en un patio,
anciana buscada como desaparecida
| Portada
Destaca Alcalde labor del Municipio
para promover derechos de la mujer
| Portada
Se acaba el Seguro Popular,
anuncia AMLO nuevo sistema de salud
| Portada
Inician oficinas de la UACJ
las vacaciones de invierno
| Portada
Impulsa Loera de la Rosa entre diputados
el programa de austeridad de AMLO
| Portada
''Son diferencias de criterio, no hay daño
patrimonial'', responde Alcalde al Congreso
| Portada
'Trabajan' ya ruteros un
incremento en la tarifa
| Portada
Temperatura de 13º y bajo
0º C. para este viernes: PC
| Portada
Se suma la UACJ a la colecta
de regalos para navidad
| Portada
Encienden Alcalde y Presidenta del
DIF árbol de Navidad en Zaragoza
| Portada
Desaparecen madre y su pequeño
hijo en la Zona Centro: FEM
| Portada
Ejecutan a una jovencita en
calles de Ampliación Aeropuerto
| Portada
Balacera entre sicarios y policías
en Las Haciendas; un civil muerto
| Portada

 

Gotera

    Con toga de manta.
    Estremecidos en lo hondo de sus apacibles y tiernos espíritus, los ministros del Poder Judicial no han soportado tanta sucia injuria y así, hechos la indignación pura, se han visto compelidos a dirigirse a la perrada para aclarar que no viven como reyes, que si mucho son modestos príncipes.
    Que no son 600 mil, sino nada más 583 mil y pico de pesos los que ganan al mes, salieron a rectificar los integrantes de la Suprema Corte.
    Y que así con un sueldo de casi 20 mil pesos al día --ahora sí que a mil por hora--, apenas y si les alcanza para mal vivir, aunque disfrutan además de una decena de distintos bonos, compensaciones, extras y otros arrimadijos que les cubren no solo el celular y el desgaste por estrés, sino hasta las mediasuelas y el quitacallos.
    Alegan en su defensa (TEPJF e INE incluidos) que si se les llega a bajar un sólo peso, ellos perderán su halo de integridad, quedarán a expensas de la corrupción, es decir se verán tentados a pedir moches y limosna.
    Así, sin el dinero que les de tranquilidad, independencia y soberanía, ya no podrán garantizar ser los hombres rectos, honrados y ¿justos como hasta ahora?
    Y pues que necesitan continuar en esa cima salarial para poder en emitir fallos limpios y chulos de bonitos como cuando avalaron el "haiga sido como haiga sido" electoral que llevó a Felipe Calderón al poder. O más reciente, la convalidación del fraude en las elecciones para gobernador en Puebla.
    En fin, que se les haga justicia porque...pueden ser peores. (véase el enclave del poder judicial en Brasil, Argentina, Paraguay, etc. con sus golpes de estado).


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El culero del FCE


Ramón Quintana Woodstock

 

Si algo conquistamos este último julio, es el derecho a llamar las cosas por su nombre, a los ladrones, ladrones, a los traidores, traidores, a los enmascarados, enmascarados, a los culeros, culeros. ¡ya, por lo menos lenguaje y claridad no!” Esa fue la sentencia de Taibo II, en la FIL, este 2018. Si bien, él habla de lenguaje y claridad, no obstante, el último adjetivo se debiera de poner sobre la mesa y explicar a qué se refiere con culero. Las definiciones subsecuentes no parecieran coincidir con la intencionalidad que el escritor trató de darle.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Nini

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Conforme pasó el tiempo hicieron mella los consejos de mi mamá. Entre otras cosas decía: báñate Ramón. No lo hacía con gusto pero sabía que de no hacerlo me diría con todas sus letras “hueles a sobaco chavalo marrano”. (La palabra chavalo en el norte es muy usual para denominar a los lepes, así que, chilangos, ahí la tienen para que se familiaricen con el caló norteño).

Cada año mi madre me inscribía en la escuela, era la única respuesta que ella le obsequiaba a la ignorancia con la que había crecido en el pueblo, así que por lo mismo el hecho de que faltara o reprobara era como pegarle a Dios en la entrepierna. En ese mismo tenor si aquella me miraba con los chavalos punks, aquello implicaba regañada.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

Juárez. ¿Ciudad resiliente?

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

María Luisa García Amaral, además de llamarme pendejo a la menor oportunidad, me decía que la ciudad era la costra de las relaciones sociales. Que en la ciudad se ve reflejada la manera en que la gente vive.

Ciudad Juárez es sucia. Evidencia de ello son los eventos que se anuncian en los postes de la ciudad, la mayoría de mediana calidad e intrascendentes culturalmente, violan los reglamentos municipales, ensucian y a cambio los juarenses les damos nuestro dinero.


Mas Juárez

A la Cabeza

Rebeldía del Poder Judicial

 

Francisco Flores Legarda


Un hecho inédito, la inconformidad pública de servidores del Poder Judicial. Una asociación civil de funcionarios lanza manifiesto en contra de la reducción de sueldos, sus sueldos. En una doble cachucha: la responsabilidad de hacer cumplir la ley, la de situarse como ciudadano común que defiende sus derechos.


Mas información

 

 

© Copyright 2018, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com