cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Recuerdo del General


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Este lunes  18 se cumplen 81 años de la expropiación petrolera, después de la Revolución la gesta más importante en la conformación del país que hoy llamamos México.

Adolfo Gilly ha dicho que fue “un rayo en cielo sereno”. Difiero. Creo que lo sucedido aquella noche del viernes 18 de marzo de 1938 fue la descarga anunciada e inevitable de un cielo que se comenzó a encapotar cuando el General fue comandante militar en las Huastecas a mediados de los veinte. La reforma agraria y el ejido, la legalización del Partido Comunista, el asilo a los republicanos españoles, la construcción de escuelas, la defensa de los trabajadores, la consolidación del sistema político que a la fecha nos rige, fueron la concentración de nubarrones que llevaron a la tormenta que puso a México al borde del conflicto armado con Estados Unidos e Inglaterra. Un episodio que nunca antes se había dado en el mundo moderno y que nunca después se repitió: la recuperación de manos extranjeras de un recurso natural por parte de un país inerme.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Adelantará Pedro Sánchez las Elecciones en España?

Germán Gorraiz Lopez

La desafección política de la sociedad española motivada por los sangrantes casos de corrupción del PP (cuyo paradigma sería la sentencia del Caso Gürtel), generó un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores originando un “caos constructivo” que facilitó la presentación de una moción de censura por parte de Pedro Sánchez, quien tras lograr el apoyo del resto de partidos de la oposición consiguió finiquitar el Gobierno de Rajoy y abrir un horizonte limitado en el tiempo para intentar implementar una nueva cartografía socio-política del Estado español.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Un libro llamado Ulises

Cuando François Marie Arouet, “Voltaire”, supo que el gobierno francés había mandado incinerar en la plaza pública cuanto ejemplar de sus Cartas Inglesas fue posible confiscar, exclamó: “Hombre, cómo hemos progresado: antes se quemaba a los escritores… hoy únicamente a sus libros. ¡Esto es civilización!”

Doscientos años después, James Joyce se quejaba en carta a su editor de Estados Unidos: “No menos de veintidós editores leyeron el manuscrito de Dublineses, y cuando, por último, fue impreso, una persona muy amable compró toda la edición y la hizo quemar en Dublín —un nuevo y privado auto de fe.”

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un libro llamado Ulises

 

 

 

 

 

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

         Cuando François Marie Arouet, “Voltaire”, supo que el gobierno francés había mandado incinerar en la plaza pública cuanto ejemplar de sus Cartas Inglesas fue posible confiscar, exclamó: “Hombre, cómo hemos progresado: antes se quemaba a los escritores… hoy únicamente a sus libros. ¡Esto es civilización!”

 

         Doscientos años después, James Joyce se quejaba en carta a su editor de Estados Unidos: “No menos de veintidós editores leyeron el manuscrito de Dublineses, y cuando, por último, fue impreso, una persona muy amable compró toda la edición y la hizo quemar en Dublín —un nuevo y privado auto de fe.”

 

         Estos recuerdos vienen a cuento porque se cumplen 85 años del histórico fallo del juez John M. Woolsey gracias al cual nuestros primos del norte pudieron por primera vez leer Ulises sin riesgo de ir a parar a una mazmorra y además echarse un trago, pues casi al mismo tiempo fue revocada la tonta e inmoral “ley seca”. El fallo fue un duro golpe a los censores que, en palabras de Morris L. Ernst, “durante décadas han luchado por mutilar la literatura […] y procurado reducir el material de lectura de los adultos al nivel de personas subnormales”.

 

         Queda claro que de vivir hoy, Woolsey sería una bête noire del filisteo ignorante y rabioso que habita en la Casa Blanca.

 

         En 1933, amarrar las manos a los autonombrados guardianes de la moral pública —de la mente y del cuerpo— oxigenó a la sociedad estadounidense y puso un ejemplo más allá de sus fronteras. Podría establecerse una línea de continuidad entre la legalización del Ulises y del alcohol, las movilizaciones pro-derechos civiles y la llegada de un ciudadano negro a la Casa Blanca —algo que ni siquiera Lincoln hubiese imaginado... o aceptado.

 

         En el caso de la resolución del juez Woolsey —cuya aspectos centrales comparto hoy con los lectores—, no hay que pasar por alto que fue dictada cuando en las verdes colinas de Georgia y Missouri el Ku Klux Klan linchaba negros, en muchas escuelas se prohibían las enseñanzas de Darwin y el matrimonio interracial era ilegal. Me parece que cuando los vientos de la moralina, el conservadurismo y el fundamentalismo religioso comienzan de nuevo a soplar, como lo vemos en la era trumpiana, esta es una lectura provechosa para todos quienes creen en los derechos civiles y la libertad. Vale:

 

         “III — […] en Ulises, a pesar de su franqueza inusitada, no encuentro en ningún lugar el propósito equívoco del sensualista. Sostengo, por consiguiente, que no es pornográfico.

 

         “IV —Al escribir Ulises, Joyce trató de hacer un experimento serio en un género literario nuevo, si no enteramente inédito. Toma a personas de la más modesta clase media, que viven en Dublín en 1904, y trata no solamente de describir lo que hicieron cierto día, a comienzos del mes de junio, mientras iban y venían por la ciudad empeñadas en sus ocupaciones habituales, sino que también trata de contar lo que muchas de ellas pensaron entretanto. […]

 

         “Tener que explicar con palabras un efecto que evidentemente se presta más para una técnica gráfica, es causa principalísima, según creo, de la obscuridad con que tropieza el lector de Ulises. Y también justifica otro aspecto del libro que debo además considerar: la sinceridad de Joyce y su honesto esfuerzo para mostrar con exactitud cómo operan las mentes de sus personajes.

 

        “Si Joyce no intentara ser honesto desarrollando la técnica que ha adoptado en Ulises, el resultado sería, por lo tanto, sicológicamente falso e infiel a la técnica elegida. Tal actitud sería artísticamente imperdonable. Y es porque Joyce se ha mantenido leal a su técnica y no ha intentado evadirse de sus necesarias implicaciones, sino que ha tratado honestamente de contar con plenitud lo que sus personajes piensan, que ha sido objeto de tantos ataques y que la finalidad por él perseguida ha sido tan a menudo mal entendida y mal interpretada. […]. Las palabras tildadas de “sucias” son viejos términos sajones, conocidos por casi todos los hombres y, me arriesgo a decir, por muchas mujeres, y son las palabras que emplearía natural y habitualmente, creo yo, la clase de gente cuya vida física y mental Joyce está tratando de describir. Respecto a la reaparición insistente del tema del sexo en la mente de los personajes, no se debe olvidar que éstos actúan en un ambiente céltico y en plena temporada primaveral.

 

        “Que a uno le agrade o no una técnica como la que usa Joyce, es cuestión de gusto y sobre la cual toda discusión es inútil. Pero pretender someter esa técnica a los puntos de vista de otras técnicas me parece punto menos que absurdo. Por consiguiente, sostengo que Ulises es un libro sincero y honesto, y pienso que las críticas quedan enteramente compensadas por su razonada exposición.

 

         “V —Además, Ulises es un asombroso tour de force si se considera el éxito que ha obtenido, en principio, con un objeto tan difícil como el que Joyce se había propuesto. Como ya he dicho, Ulises no es un libro de fácil lectura. Es brillante y aburrido, inteligible y oscuro alternativamente. En muchos pasajes me resulta desagradable; pero, aunque contiene —como ya he mencionado— muchas palabras consideradas vulgarmente sucias, no he hallado nada que denote complacencia en tal suciedad. Cada palabra del libro contribuye como un trozo de mosaico al detalle del cuadro que Joyce está tratando de ofrecer a sus lectores.

 

        “Si uno no desea asociarse con gente como la que Joyce pinta, es asunto que queda librado al criterio personal. Para evitar contactos indirectos como esos personajes, uno puede no desear la lectura de Ulises; eso es bastante comprensible. Pero si un verdadero artista de la palabra, como Joyce lo es indudablemente, intenta trazar una imagen real de la clase media más baja de una ciudad europea, ¿debe ser legalmente imposible para el público estadounidense ver esa imagen? […]

 

         “VI —La ley en la cual el decreto está comprendido, solamente pena, en lo que nos concierne, la introducción en Estados Unidos de cualquier libro obsceno proveniente de cualquier país extranjero. No esgrime contra los libros la amenaza de los adjetivos condenatorios que generalmente se hallan en leyes que tratan asuntos de esta índole. Se requiere de mí, por lo tanto, únicamente que determine si Ulises es obsceno dentro de la definición legal de dicha palabra.

 

         “El significado de la palabra ‘obsceno’, como la definen legalmente las Cortes, es: ‘Tendiente a excitar los impulsos sexuales o a inducir a pensamientos sexualmente impuros y sensuales’. Si un determinado libro tendiera a excitar tales impulsos y pensamientos, tendría que ser probado por la Corte, en cuanto a su efecto, en una persona de instintos sexuales normales —lo que los franceses llaman l’homme moyen sensuel—, que desempeña en esta rama de investigaciones legales el mismo papel de reactivo hipotético que el ‘hombre razonable’ en la Ley de Agravios y ‘el hombre entendido en arte’ respecto a cuestiones de invención en la Ley de Patentes. […]

 

         “Después de haber tomado mi decisión acerca de ese aspecto de Ulises que ahora se considera, confronté mis impresiones con las de dos amigos míos, que en mi opinión reunían los requisitos arriba mencionados para mi reactivo. […] Los dos habían leído Ulises y, desde luego, estaban completamente desvinculados de esta causa. […] di a cada uno la definición legal de ‘obsceno’ y le pregunté si en su opinión Ulises era ‘obsceno’ dentro de esa definición. Me interesó comprobar que ambos estaban de acuerdo con mi opinión: Que Ulises, leído en su integridad, como un libro debe ser leído en una prueba como ésta, no tendía a excitar impulsos sexuales o pensamientos sensuales, sino que su efecto sobre ellos era solamente el de un comentario algo trágico y muy poderoso sobre la vida íntima de hombres y mujeres.

 

         “La ley concierne únicamente a personas normales. Un ensayo tal como el que he descrito, es, por lo tanto, la única prueba apropiada de ‘obscenidad’ en el caso de un libro como Ulises, que es un intento sincero y serio de crear un nuevo método literario para la observación y descripción de la humanidad. Me doy perfecta cuenta de que, debido a alguna de sus escenas, Ulises es un trago más bien fuerte para ser gustado por algunas personas sensibles, aunque normales; pero mi opinión, madurada tras larga reflexión, es que mientras en muchos pasajes el efecto que Ulises produce sobre el lector es indudablemente algo emético, en ninguna parte tiende a ser un afrodisíaco. Por lo tanto, Ulises puede ser admitido en Estados Unidos.”

 

14 de octubre de 2018

 

 

 

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Recuerdo del General
Intolerancia
Tras la huella de Gandhi
Cine y propaganda
Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy
La casa de mi amo
Lo que el arte nos comunica
Recuperar el pasado
Año Nuevo
Navidad
La risa, remedio infalible
A vuelta de correo
Para decir México
Jesús Blancornelas, in memoriam
20 de noviembre
Hora 11... día 11... mes 11
Romance sonámbulo
El niño Fidencio

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Sin límite el presupuesto para
la búsqueda de desaparecidos: AMLO
| Portada
El estado más peligroso
| DesdeJuarez
Liberan por la noche al alcalde
Cuauhtémoc, que sus presuntos
delitos ''no ameritan prisión''
| Portada
Entrega Alcalde cancha de futbol
rápido en la Felipe Ángeles
| Portada
Detienen municipales a adolescente
por golpear a su bebé y su madre
| Portada
Arresta GobEdo al presidente municipal de Cuauhtémoc por ''desobediencia y resistencia de particulares'' | Portada
Acuden miles de juarenses a la 1ra
Feria Integral por la Inclusión y la Paz
| Portada
Tirotean, matan a hombre a
las puertas del Hotel del Río
| Portada
Acaba incendio con vivienda y
una camioneta en Info Aeropuerto
| Portada
Lamentable impunidad en el asesinato de la periodista Miroslava Breach a dos años del crimen: Senador Pérez Cuéllar | Portada
Da a luz en una camioneta, en Ejército
y Paseo, auxiliada por agente municipales
| Portada
Presenta AMLO Programa de
Mejoramiento Urbano en Acapulco
| Portada
Desaparece 15añera en
calles de Infonavit Frontera
| Portada
Dan 45 años de prisión a quien
mató a una bebé de 14 meses
| Portada
Reconoce Municipio trayectoria
deportiva de Lolita Gómez
| Portada
Agradable, soleado
fin de semana: PC
| Portada
Reducir comisiones y ampliar la
cobertura, plantea AMLO a bancos
| Portada
Defraudó a su cuñado con
más de 4 millones de dólares
| Portada
Celebran graduaciones de ICB y CU con
un total de 395 nuevos profesionistas
| Portada
Caen con 13 tanques de gas robados
en un súper de Parajes de San José
| Portada

Gotera

    Sí era un peligro...
    En esa titánica, colosal hazaña de acometer contra el sólido y estructurado equipo del robo de hidrocarburos, que integraba una de las economías clandestinas más fuertes del continente, Andrés Manuel López Obrador ha fallado.
    Sí porque no ha podido acabar nomás que con el 99.999 del robo, y además se ha visto lento, pues tardó todo un larguísimo y eterno mes en dar ese resultado.
    Igual se ha visto muy pero muy tardado, casi 90 días, en eso de introducir a la Constitución la Guardia Nacional.
    Reforma que además hay que destacar, ha sido impopular, pues aunque todo el país, es decir cada uno de los 32 Congresos estatales en forma unánime votaron a favor, no fue así en la Cámara de Diputados donde uno (1) de los 500 diputados votó en contra.
    Sí quitó las obscenas becas a los ex presidentes, pero a lo mejor y casi seguro va a tener que pensionarlos como adultos mayores o discapacitados, con lo cual nuevamente habrá fallado, como en todo lo demás.
    Cierto que desapareció de un plumazo al ejército de decenas de miles de niños fantasmas y así dio al traste con la mina de dinero del club de dueños de las estancias infantiles, pero igual demoró semanas en hacerlo, con lo cual permitió que los estafadores cobraran un último cheque.
    Contra eso, ¡atrás rápido hay que volver!!, buscar otro salvador de contrapeso Salinascalderonopeña o de plano ir por otro Maximiliano...creen así, gritan así los de roñosa alma pequeña.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El duelo de los futbolistas que pierden un clásico


Ramón Quintana Woodstock

 

Los domingos es religiosamente el desayuno acompañado de periódicos como el Universal, en éste me une un vinculo afectivo, ya que ahí reportea David Fuentes, periodista que salió de Televisa Juárez básicamente coaccionado por Héctor González. David se cayó ´parriba, ahora es un ínclito investigador, que se codea con Héctor de Mauleón y más de tres veces ha sido citado por Sergio Sarmiento, anda con los grandes de la pluma.

Leo en el Universal: “Redes exhiben fiesta de jugador de Chivas tras perder el clásico” “Por un video de Instagram quedó evidenciado que rápido olvidaron la derrota del América”.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Ternuritas

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Lo hizo muchas veces el Partido Revolucionario Institucional, puso en los puestos políticos muchos cuates y familiares que ignoraban las bases de un empleo, se desvivieron recorriendo Secretarías como si fueran estanquillos. Los casos de nepotismo aun perduran, el viejo régimen no termina de acabarse, y lo que fueron sus prácticas están siendo muy bien aprendidas por los partidos neófitos en el arte de gobernar.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

El estado más peligroso

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

¿Recuerdas esa película? Esa donde un tipo con una máscara de rostro angulado y largos bigotes dice “el pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían temer a su pueblo”. V de Vendetta, se llama.

Ya sé, ya sé que eso es una película, aun así, es verdad que la gente le tiene miedo a su gobierno. Con justa razón, por ejemplo, el 23 de marzo Jesús Estrada reporta en La Jornada que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera a Chihuahua como el estado más peligroso en México para ser un activista. En los últimos 10 años han asesinado a 27 ¿“activistas”?


Mas Juárez

A la Cabeza

Cuatro rasgos

 

Francisco Flores Legarda


Si no quieres no te atreves
Si no te atreves no puedes
Si no puedes hablas

Jodorowsky


La comunicación es el primer rasgo distintivo para destacar. Todas las mañanas cuando comparece ante los medios de comunicación, López Obrador lo hace con la certeza de que se dirige a los ciudadanos. Todos los recorridos a lo largo y ancho de la república los realiza López Obrador con el propósito de ver a sus gobernados y ser visto por ellos, mantener contacto visual. Es una comunicación en la alteridad, el presidente en relación con el ciudadano. Yo presidente, tú ciudadano en la base de la comunicación. Se modifica el modelo anterior, de comunicación cortesana, cifrado en el trato personalizado del gobernante y su equipo con los dueños de los medios y distinguibles periodistas.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com