cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Una lección de semana santa


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Homero nos cuenta que Odiseo era el apuesto, inteligente y valiente rey de Ítaca y lo tenía todo: vasallos que lo adoraban.Uun gran palacio. Prestigio entre los pueblos helénicos (lo de “griegos” lo inventamos nosotros). Abundantes riquezas y una esposa de película, ni más ni menos que la correteable Penélope. Y como si esto fuera poco, también era el favorito de Atenea y la diosa se le aparecía de tarde en tarde para conversar. Un buen día Penélope le dio un hijo, Telémaco, y su felicidad fue completa.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Peligra la vida del Papa Francisco?

Germán Gorraiz Lopez

La denuncia pública realizada por el Papa Francisco en el Instituto San Carlo de MIlán en el que acusa a Europa y a EE.UU. de "alimentar y provocar las guerras en Siria, Yemen y Afganistán para procurar ingresos económicos mediante la venta de armas" así como de "ser los responsables de la muerte de niños y civiles inocentes en esos países" habría encendido las alarmas de las cancillerías occidentales.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Para decir México

El sábado fue un hito mexicano, un antes y un después político y social sin paralelo en el presente siglo. Vivimos una jornada de símbolos durante la cual la invocación más frecuente fue aquella que nos identifica como nación y como pueblo, la representación de una solidez de raíces profundas: México.


Decir “México” ¿será como el personaje de la novela de Luis Arturo Ramos quien, rumbo a la América y a la mitad de la mar océano, se pregunta en qué momento dejará de decir “Méjico”, con jota, para comenzar a decir “México”, con equis?


México, lo mexicano, son vocablos que salpican nuestra conversación pero a los que muy raramente damos más que una referencia geográfica: nacimos al sur del Bravo, crecimos en suelo azteca y esperamos que un día nos cubra “esta tierra que es tierra de hombres cabales”.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para decir México

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

          El sábado fue un hito mexicano, un antes y un después político y social sin paralelo en el presente siglo. Vivimos una jornada de símbolos durante la cual la invocación más frecuente fue aquella que nos identifica como nación y como pueblo, la representación de una solidez de raíces profundas: México.

 

           Decir “México” ¿será como el personaje de la novela de Luis Arturo Ramos quien, rumbo a la América y a la mitad de la mar océano, se pregunta en qué momento dejará de decir “Méjico”, con jota, para comenzar a decir “México”, con equis?

 

           México, lo mexicano, son vocablos que salpican nuestra conversación pero a los que muy raramente damos más que una referencia geográfica: nacimos al sur del Bravo, crecimos en suelo azteca y esperamos que un día nos cubra “esta tierra que es tierra de hombres cabales”.

 

           ¿Cuántos de nosotros vamos por la vida con la conciencia de que estamos construyendo un país y que este país se llama México? ¿Pensamos a México como parte de nuestra vida? ¿Es México sólo una abstracción, un trozo del planeta, el lugar en donde nos tocó vivir? 

 

          México, para decirlo en términos profundamente humanos, debiera ser un ideal que nos enlace y nos ponga en comunión con un sentido de la vida. Ser mexicano no es mejor que ser chino, indonesio, boliviano o ruandés. Pero ser mexicano debiera ser reconocernos como una unidad.

 

           El sentido profundo de lo mexicano debe trascender a la idea de que lo que ocurre en Chihuahua, en Sinaloa, en Michoacán, en Coahuila o en Tabasco, no nos concierne; o que la solución de los problemas que agobian al país es responsabilidad única y exclusiva de la autoridad que cobra nuestros impuestos. Debiéramos convertir la palabra “México” en sinónimo de una comunidad en donde el sufrimiento de los doce millones de indígenas que viven en pobreza extrema nos duela tanto como la desgracia de un ser querido. Cada niño sin escuela, cada campesino sin tierra, cada obrero sin trabajo, cada mujer ultrajada, cada joven sin futuro, cada padre de familia sin esperanzas, están presentes cuando decimos “México” … lo mismo que cada logro, que cada triunfo, que cada paso que damos al futuro. Debemos superar la esquizofrenia de varios méxicos –así, con minúscula- que nos parcelan en estadios en donde unos tienen todo o más que todo y otros lo suficiente, mientras que aquellos, la mayoría, desahogan sus vidas en la marginación y en la penuria.

 

          Cuántas veces decimos “México” sin pensar, sin sentir; sin alegría o sin dolor. ¡Y somos tan jóvenes como nación! Nuestra historia ha ido de la aflicción a la angustia por un camino lleno de espinas hacia un ideal de unidad. Nuestra historia, hasta las primeras décadas del siglo XX, es una de las más dramáticas de la historia universal. Hasta la Revolución de 1910, México era un país en busca de sí mismo. El México de hoy es el resultado de una evolución espiritual e ideológica, pero está muy lejos de ser una tierra prometida.

 

Activemos la tolerancia

           Las palabras “concordia”, “acuerdo”, y “cordial”, tienen como raíz común el corazón. A la idea de concordia yo enlazaría un concepto manido y poco reflexionado que es el de tolerancia. El término se usa mucho, especialmente en política, pero se queda en un nivel muy elemental, como en el de soportar al otro aunque tenga diferencias con mi punto de vista o mi visión del mundo.

 

          La tolerancia es un concepto más complejo, que incluye un proceso de recomposición de mi propio punto de vista para colocar en un cierto lugar las diferencias que tengo con el otro. Por eso creo que nos hemos quedado en un nivel de debate muy elemental: acepto -porque la ley así lo determina y no por otra cosa- que otro piense diferente. Pero mi cosmovisión no lo admite y en el momento que sea oportuno intentaré arrebatarle esa opción de ser, de tener un lugar, para que sólo haya otros que comulguen conmigo.

 

           La tolerancia, nos dice el escritor israelita Amos Oz, implica también compromiso. Tolerancia no es hacer concesiones, pero tampoco es indiferencia. Para ser tolerante es necesario conocer al otro. Es el respeto mutuo mediante el entendimiento mutuo. El miedo y la ignorancia son los motores de la intolerancia.

 

           La tolerancia consiste en la armonía en la diferencia. No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz.

 

          La tolerancia, dice Teresa de la Garza, “es la virtud indiscutible de la democracia, y la intolerancia conduce directamente al totalitarismo. Una sociedad plural descansa en el reconocimiento de las diferencias, de la diversidad de las costumbres y formas de vida”.

 

El valor de la decisión personal

          Por estos días recorre el mundo, y entre nosotros, la imagen de que México es un país en problemas. A la brutal desigualdad, a la criminal impunidad, al asfixiante centralismo, se suma la violencia del crimen organizado en sus diversas facetas. ¿Cien mil muertos? ¿Miles de secuestrados? Debía bastar uno solo para generar una gran alerta nacional.

 

          Sustituir la cultura de la guerra por la cultura de la paz. Detengámonos unos instantes en este concepto. México, escuchamos a diario, está en una guerra contra el crimen organizado que se ha ramificado en toda la sociedad. Pero hay otra guerra en la que hemos fracasado: la guerra contra la pobreza que agobia a nuestro pueblo. “El mal que causa mayor sufrimiento –dice H. Cohen- es la pobreza. La pobreza es la figura histórica en la que se concreta el sufrimiento de la humanidad; pero la pobreza no es una fatalidad, un destino: es causada por el ser humano. Por ello es histórica y por ello es una injusticia. Si la desigualdad entre los seres humanos es resultado de la acción humana, ¿tiene sentido hablar de igualdad? No, si no asumimos la responsabilidad de la injusticia. El pobre no es pobre porque pague una culpa, sino porque vive en una situación de injusticia creada por los otros hombres… y por lo tanto, éstos tendrán que responder por ella”. Aquí está la verdadera guerra que debemos librar. El crimen organizado es sólo una consecuencia. La raíz profunda de nuestros males es la pobreza y la injusticia que no hemos sabido solucionar.

 

          Al decir “México”, debiéramos abrir los ojos y el corazón al momento que vive la nación. Nos horrorizamos con las imágenes en el noticiario y las narraciones de los diarios, pero somos autistas para lo que no nos afecta directamente. No pensamos, como lo advirtiera Martin Niemöller, que la inacción frente al mal pavimenta su camino a nuestra puerta. Todos recordamos la última línea de aquel su doloroso verso: “Y entonces vinieron por mi… pero ya no había nadie que alzara la voz”.

 

          Me parece que la reconstrucción de la idea de “México”, pasa por recuperar el sentido y el valor de la acción individual. Los asesinatos nos indignan, pero no nos mueven a la acción. Leemos las cifras de los muertos en el combate al narcotráfico como las de la cuenta de cadáveres en eI Yemen o las cifras del genocidio en Ruanda. La conducta indignante de políticos, empresarios y la presunción de que han delinquido, apenas nos merece un alzamiento de hombros. Que doce millones de mexicanos sobrevivan con diez pesos al día ha dejado de ser noticia.

 

          “¿Qué puedo yo hacer?”, se preguntan el hombre en su trabajo, los jóvenes en las escuelas, las madres en sus hogares. La respuesta es casi siempre: “¡Nada!” Mas si pensáramos a México como un cuerpo, como una totalidad, como una idea superior, llegaríamos a la certeza de que, al ser parte de un todo, nuestra acción individual adquiere sentido, fuerza, peso específico.

 

La Orden de la Cucharita

          Jóvenes y viejos tenemos la responsabilidad de cambiar el estado de cosas. ¿Pero cómo? Con un compromiso personal e intransferible, con la convicción de que en nuestras manos está el comienzo de la solución. ¿Suena utópico? Espero que no.

 

          En su libro Cómo curar a un fanático, Amos Oz nos dice:

 

          “Creo que si una persona atestigua una gran tragedia –digamos que un incendio- siempre tiene tres opciones. La primera: echar a correr lo más rápido posible, alejarse y dejar que se quemen los más lentos, los débiles y los inútiles. La segunda: escribir una colérica carta al editor de su diario preferido y exigir la destitución de todos los responsables de la tragedia; o en su defecto, convocar a una manifestación. La tercera: conseguir una cubeta de agua y arrojarla al fuego; en caso de que no se tenga una cubeta, buscar un vaso; en ausencia de éste, utilizar una cucharita –todo mundo tiene una cucharita.

 

          “Sí –dice Amos Oz-, cierto que una cucharita es pequeña y que el incendio es enorme… pero somos millones, y todos tenemos una cucharita. Quisiera fundar la Orden de la Cucharita. Quisiera que aquellos que comparten mi visión –no la de echarse a correr, o escribir cartas, sino la de utilizar una cucharita- salieran a la calle con el distintivo de una cucharita en la solapa, para que nos reconozcamos quienes estamos en el mismo movimiento, en la misma fraternidad, en la misma orden, la Orden de la Cucharita.”

 

          Es decir, la suma de las aparentemente pequeñas voluntades y acciones es lo único capaz de poner remedio a los más grandes males. En el caso de México, esos males se llaman pobreza, desigualdad, injusticia e impunidad. Todos tenemos una cucharita para terminar con ellos. Sólo la suma de las acciones y voluntades individuales desbrozará el camino al México que deseamos heredar a nuestros hijos.

 

 

 

02 de diciembre de 2018

 

 

 

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Una lección de semana santa
Vida de perros
Perfidia en el Potomac
Fumer tue
Recuerdo del General
Intolerancia
Tras la huella de Gandhi
Cine y propaganda
Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy
La casa de mi amo
Lo que el arte nos comunica
Recuperar el pasado
Año Nuevo
Navidad
La risa, remedio infalible
A vuelta de correo
Para decir México
Jesús Blancornelas, in memoriam

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Desplegará municipio más de
500 elementos durante las celebraciones de semana santa
| Portada
Balaceados en La Perla,
mueren dos y uno agoniza
| Portada
Lo asesinan dentro de unas
tapias en Parques del Mirador
| Portada
Rescata la migra a 3 guatemaltecos
perdidos en Sierra Blanca
| Portada
Define AMLO política
de Comunicación Social
| Portada
VIRGINIA PRATS
| La Nota Nostra
Lo matan a tiros a un lado de
una iglesia en Tierra Nueva I
| Portada
Listo el Municipio para recibir
a 250 mil visitantes el Domingo
de Pascua en El Chamizal
| Portada
Dictan fallo condenatorio
a dos mujeres que prostituían a 15añera
en bar de la zona Centro
| Portada
Anuncian campaña ''El Mejor Puente''
para incentivar el consumo local
| Portada
Ejecuta grupo armado al comandante y un
policía, además de un civil en Anáhuac
| Portada
Secuestran a mujer pero es liberada sin
el pago del dinero exigido por rescate
| Portada
Invitan a 5ta edición de la
Beerbena este 17 y 18 de abril
| Portada
Arresta municipal a menor que asegura
haber paricipado en 5 ejecuciones
| Portada
Balacean, ejecutan a joven
en Hacienda de Las Torres
| Portada
Anuncia Club Rotario valoraciones
para labio leporino o paladar hendido
| Portada
Más vientos y 20% de
probabilidad de lluvia: PC
| Portada
Lo llevan a terreno y
asesinan en colonia Las Arenas
| Portada
Entran migrantes por una puerta
en el muro y se entregan a la migra
| Portada
Inaugura Alcalde 44 edición
del Festival Internacional de Drama
Español Siglo de Oro
| Portada

Gotera

    El sicariato laboral.
    Lo de la fuga delincuencial de una maquiladora roba la atención sí, por dejar a la intemperie económica a más de 650 trabajadores.
    Y se deja ver, en casos así de específicos, la irresponsabilidad del gobierno estatal que permite bajo en muy guango Estado de derecho el arribo de bucaneros de la mano de obra, de barcas pirata sin amarre ni ancla legal alguna.
    Pero junto con casos así de paradigmáticos, son muchos otros los signos de esa política anti obrera.
     Presume GobEdo a través de la Junta de Conciliación y Arbitraje el 'alto' porcentaje de los conflictos que llegan al arreglo sin entrar a litigio, pero échese un ojo al otro por ciento, al menor, que aún así representa cientos o miles de casos en la entidad.
    Ahí por ejemplo la puerta giratoria a que se enfrenta el trabajador: la falsa restitución en su empleo, una y otra vez, y una y otra vez más hasta acumular decenas de ocasiones de ese simulacro, formal y 'legal', fraudulento.
    Eso, apenas como uno de los perniciosos efectos de la reforma laboral que estableció ya no salarios caídos de forma indeterminada, sino sólo y máximo un año.
    La jugarreta va dirigida claramente a provocar que el trabajador quede mal por pedir tantos permisos si ya ha conseguido nuevo empleo --para poder reintalarse por unos días y ser despedido una vez más--
    O, finalmente, a que renuncie al juicio por temor a quedar 'sin Juan y sin las gallinas'...y todo bajo la inmoral cómplice actuación de Gobierno del Estado.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El duelo de los futbolistas que pierden un clásico


Ramón Quintana Woodstock

 

Los domingos es religiosamente el desayuno acompañado de periódicos como el Universal, en éste me une un vinculo afectivo, ya que ahí reportea David Fuentes, periodista que salió de Televisa Juárez básicamente coaccionado por Héctor González. David se cayó ´parriba, ahora es un ínclito investigador, que se codea con Héctor de Mauleón y más de tres veces ha sido citado por Sergio Sarmiento, anda con los grandes de la pluma.

Leo en el Universal: “Redes exhiben fiesta de jugador de Chivas tras perder el clásico” “Por un video de Instagram quedó evidenciado que rápido olvidaron la derrota del América”.



Más Leviatán

La Nota Nostra

VIRGINIA PRATS

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Es sábado y atiendo a la presentación de un libro, es del maestro Flores Simental quien es catedrático de la licenciatura en periodismo en la Ciudad Universitaria. Es un cronista natural que viene cargado con un tambache de sus libros y que para efectos de la presentación en sociedad, se ha vestido con una guayabera amarilla que le da un cariz especial a su semblante, ahora se dispone a decirnos quien es Virginia Prats, pero un día antes ya lo había visto en un programa de radio, me dio una embarrada, por eso estoy aquí, porque me dejó con media daga adentro, así que vine por la revancha.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

El estado más peligroso

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

¿Recuerdas esa película? Esa donde un tipo con una máscara de rostro angulado y largos bigotes dice “el pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían temer a su pueblo”. V de Vendetta, se llama.

Ya sé, ya sé que eso es una película, aun así, es verdad que la gente le tiene miedo a su gobierno. Con justa razón, por ejemplo, el 23 de marzo Jesús Estrada reporta en La Jornada que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera a Chihuahua como el estado más peligroso en México para ser un activista. En los últimos 10 años han asesinado a 27 ¿“activistas”?


Mas Juárez

A la Cabeza

Los más pobres

 

Francisco Flores Legarda


Si me pides elegir entre el cerebro y el sexo,
prefiero el corazón.

Jodorowsky


No sé a ustedes, pero a mí me han parecido cuatro meses del nuevo gobierno muy energéticos. La modorra de las administraciones que lo antecedieron, el exceso de relumbrón a falta de sustancia de interés público, como en un eterno diálogo entre el presidente de turno y los grandes empresarios sin agregar otros jugadores. Las conferencias de prensa entre semana y los mítines de viernes a domingo son una forma de actuar/comunicar que el presidente López Obrador va patentizando como sello de su gobierno. En ello le va el propósito de cimentar la cuarta transformación.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com