cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

La traición de Sicilia

 

Carlos Murillo González

A la gente de Ciudad Juárez, por su valentía y resistencia ¡Kita Shiwe!
 

La caravana por la paz en cabezada por el poeta Javier Sicilia y cuya terminación en Ciudad Juárez en los primeros días de julio llamó la atención nacional e internacionalmente, pudo haber sido el parteaguas de una verdadera agenda nacional surgida desde y para la sociedad de no haber sido traicionada por quienes la sugirieron y encabezaron.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

9 días de junio


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Durante nueve días tuvo el dedo en el gatillo listo a disparar. Durante nueve días arrinconó al borde del colapso a dos naciones, a industrias multinacionales, a consumidores y trabajadores e incluso a sus propios consejeros y aliados republicanos, aterrorizados por las consecuencias de poner miles de millones de dólares en la cuerda floja”, escribe Peter Baker en el New York Times al analizar el más reciente de los sainetes del poderoso e inefable enfant terrible con el que tenemos que lidiar día con día.

Baker, con más resignación que sorpresa, reseña el drama de los aranceles a México -aparecido de la nada y extinguido abruptamente. Estos nueve días de primavera, dice, son un caso de estudio sobre la manera en que Trump enfrenta los embrollados asuntos que desafían a su presidencia y a su país: dramas de su propia confección, en donde él es, por supuesto, el héroe.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España

Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Recuperar el pasado

Para Alfonso Cuarón.
 

El pasado es una de mis obsesiones desde que tengo memoria literaria y me sedujeron la historia, la biografía y la novela histórica. La revelación vino con Sinhué el egipcio de Mika Waltari que a los doce o trece años un alma caritativa puso en mis manos. Me di cuenta de que podía vivir vidas ajenas a través de la letra y nació mi admiración por quiénes son capaces de recrear los tiempos idos.

¿Qué tanto podemos recuperar del pasado? Esta pregunta me vino a la mente al ver Roma, la película de Cuarón que anda en boca de todos. Sabido es que detesto la crítica y no pienso comenzar a ejercerla hoy. Tiempo habrá para comentar esta singular producción. Quiero compartir inquietudes nacidas de esta experiencia. ¿Es el pasado –el personal o el colectivo- un país extranjero donde todo tiene un aire diferente? Puede ser o no. Lo indudable es que para algunos siempre tendrá un atractivo múltiple: de la ensoñación al horror, del olvido imposible a la recuperación posible.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

Recuperar el pasado

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

Para Alfonso Cuarón.

 

  

          El pasado es una de mis obsesiones desde que tengo memoria literaria y me sedujeron la historia, la biografía y la novela histórica. La revelación vino con Sinhué el egipcio de Mika Waltari que a los doce o trece años un alma caritativa puso en mis manos. Me di cuenta de que podía vivir vidas ajenas a través de la letra y nació mi admiración por quiénes son capaces de recrear los tiempos idos.

 

¿Qué tanto podemos recuperar del pasado? Esta pregunta me vino a la mente al ver Roma, la película de Cuarón que anda en boca de todos. Sabido es que detesto la crítica y no pienso comenzar a ejercerla hoy. Tiempo habrá para comentar esta singular producción. Quiero compartir inquietudes nacidas de esta experiencia. ¿Es el pasado –el personal o el colectivo- un país extranjero donde todo tiene un aire diferente? Puede ser o no. Lo indudable es que para algunos siempre tendrá un atractivo múltiple: de la ensoñación al horror, del olvido imposible a la recuperación posible.

 

Alguien podría decir que no es éste el caso del cineasta. Pero, ¿qué tanto puede recuperar del pasado? Parece más factible que una obsesión por recuperar el tiempo ido –con su carga de hechos y personajes- se cumpla, ángel o demonio, en el creador literario.

 

José Emilio Pacheco no fue ajeno a esta tentación. Hombre que se rehusó a los ejes viales, a las nomenclaturas planas, al olvido de lo que fue y nutrió generaciones, logró en Las batallas en el desierto recuperar una época y llevarla hasta generaciones posteriores no como un empolvado objeto de museo ni como daguerrotipo de nostalgias, sino con toda la fuerza de algo vivo, cercano, actual, doloroso. Creo que lo mismo se puede decir de Roma.

 

          Como el escritor no es historiador sino algo más, un colonizador de los sueños, como quería un lector de Tolkien, Pacheco dice de su libro que es la “crónica falsa de la verdadera destrucción de la colonia Roma antes del terremoto”. Es la narración en primera persona de un hombre que ve a distancia su niñez en aquella colonia del llorado DeFe que nos arrebataran, junto con los saleros, “modernizadores” de la laya del insólito Dr. Mancera. Hay una mezcla de nostalgia, angustia, indignación y desesperanza, en un tono que reconocerán quienes hayan vivido los prejuicios, las hipocresías, las fantasías, el sentido de la educación, la ignorancia profunda sobre el hombre, los mitos y la resignación de las clases sociales “en ascenso”.

 

El narrador aparece e inicia su plática con el lector como si ambos estuvieran en el rincón de una de las últimas cantinas de la Roma intentando esa recuperación del pasado: Me acuerdo, no me acuerdo: ¿qué año era aquél? y entra de inmediato en una descripción de cosas, hechos, objetos, costumbres e ideas que meten al lector al remolino de la época:

 

          Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas de niños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en lagunas, la gente iba por las calles en lanchas... no obstante lo cual México tiene forma de cornucopia o cuerno de la abundancia y había en marcha un proceso de modernización social que incorporaba al lenguaje nuevos términos: tenquíu, oquéi, uasamara, sherap, sorry… y transformaba las costumbres hasta que únicamente los pobres seguían tomando tepache y nuestros padres se habituaban al jaibol que en principio les supo a medicina.

 

          En este ambiente del México de la posguerra, de las clases medias con pretensiones avecindadas en la capital, Pacheco construye a su personaje, Carlitos, a través de los recuerdos de Carlos-adulto y recupera el sentido de una época, de una clase, de un ambiente:

 

          Había tenido varios amigos pero ninguno le cayó bien a mis padres: Jorge por ser hijo de un general que combatió a los cristeros; Arturo por venir de una pareja divorciada […] Alberto porque su madre viuda trabajaba en una agencia de viajes, y una mujer decente no debía salir de su casa.

 

Después de este párrafo no hay necesidad de que Carlos-adulto entre en detalles sobre los prejuicios familiares que explican la satanización a su primer amor infantil: todos somos hipócritas, no podemos vernos ni juzgarnos como vemos y juzgamos a los demás.

 

          Hasta yo que no me daba cuenta de nada sabía que mi padre llevaba años manteniendo la casa chica de una señora, su exsecretaria, con la que tuvo dos niñas.

 

Es la suya una familia de segunda generación después de la revolución, profundamente enemiga de la clase gobernante, de los “pelados” que se alzaron con el poder y luego no vacilaron en atacar a la Santa Madre Iglesia, pero al mismo tiempo corroída por la envidia hacia ellos. En el mundo de esas familias todo es ordenado, todo tiene una jerarquía diseñada en una instancia superior, que si bien ha sido violentada momentáneamente -la venida a menos de las familias “decentes”- no ha perdido la esperanza de recuperarse cuando los ladrones en el poder sean puestos en su lugar. Y aun amenazada por desviaciones de otra naturaleza, como la “casa chica” del padre o la lujuria del hermano mayor, perdurará siempre y cuando las cosas no se vean y de ellas no se hable, cuando se decida que “lo malo” no es tal.

 

          Así, las sirvientas a las que el hijo mayor acosa son despedidas por “provocar al joven”, y las infidelidades del padre reciben vagas alusiones de la “verdadera señora” sólo cuando la situación económica se ve resentida por ese “otro gasto”. En cuanto el padre prospera nadie vuelve a mencionar la existencia de la “casa chica”.

 

En este ambiente, pues, el enamoramiento infantil de Carlitos cae como una bomba. Es algo que no se puede ignorar como a la “casa chica” del padre, o la calentura del hermano, o los fraudes fiscales en el negocio familiar. Es amor, y el amor aquí es un gran desconocido, es un germen de peligro, es subversión. Es explosivo, es corrosivo, va en contra de las leyes de la Naturaleza y de Dios... es algo que los niños no pueden sentir. Carlitos le declara ese amor a Mariana, la madre de Jim, su mejor amigo, y le hace prometer que no revelará el secreto. Aquélla se muestra comprensiva. Ella es de otro mundo. Pero todo se sabe y la madre de Carlitos enfrenta a su hijo, pues fue “una mujer pública, una ramera, la madre de un bastardo”, la que le arrancó la inocencia.

 

          Nunca pensé que fueras un monstruo. ¿Cuándo has visto aquí malos ejemplos?

 

Y decide tomar medidas de fondo.

 

          En cuanto se te baje la fiebre vas a confesarte y a comulgar para que Dios Nuestro Señor perdone tu pecado.

 

El padre, más moderno, enfrascado en el aprendizaje del inglés y la lectura de textos de teoría empresarial, propone una solución científica para corregir las desviaciones de Carlitos y lo lleva a un consultorio psiquiátrico, aunque se pregunta si no estará sufriendo las consecuencias de un golpe en la cabeza cuando bebé o si su conducta será producto de la inmoralidad que se respira en este país bajo el más corrupto de los regímenes.

 

La madre atribuye la tragedia a otras causas:

 

          Tenía que suceder: por la avaricia de tu papá, que no tiene dinero para sus hijos aunque le sobre para derrocharlo en otros gastos, fuiste a caer, pobre niño, en una escuela de pelados. Imagínate: admite al hijo de una cualquiera. Hay que inscribirte en un lugar donde sólo haya gente de nuestra clase...

 

Es claro que en la familia de la madre nunca hubo un escándalo.

 

          Hombres honrados y trabajadores. Mujeres devotas, esposas abnegadas, madres ejemplares. Hijos obedientes y respetuosos. Pero vino la venganza de la indiada y el peladaje contra la decencia y la buena cuna.

 

Así pues, Carlitos es separado de ese medio bajuno, alejado de su amor, sometido, y su pecado echado al clóset familiar donde, Dios mediante, poco a poco sería cubierto por el polvo del olvido. Sin embargo se entera de que la madre de su amigo –Mariana- se ha suicidado, y que su amigo –Jim- terminó odiándolo.

 

Al negarse a perder el objeto y el recuerdo de ese primer amor suyo, corre al edificio de departamentos donde conoció a Mariana y ahí se enfrenta a la otra siniestra mitad de esta sociedad que cierra los ojos ante lo feo y ante el pecado, que también es capaz de borrar físicamente aquello que prefiere no haber vivido: nadie habla de Mariana, todos niegan su existencia. El poder del amante, quien supuestamente la llevó al suicidio, se ha encargado de obliterar su memoria. Carlitos sólo puede refugiarse en el llanto. Luego viaja al extranjero a estudiar, y a fin de cuentas el recuerdo se le diluye hasta que únicamente puede recuperar sólo estas ráfagas, estos destellos que vuelven con todo y las palabras exactas aunque sabe que…

 

          ...existió Mariana, existió Jim, existió cuanto me he repetido después de tanto tiempo de rehusarme a enfrentarlo. Nunca sabré si el suicidio fue cierto […] Demolieron la escuela, demolieron el edificio de Mariana, demolieron mi casa, demolieron la colonia Roma. Se acabó esa ciudad. Terminó aquel país. No hay memoria del México de aquellos años. Y a nadie le importa: de ese horror quién puede tener nostalgia. Todo pasó como pasan los discos de la sinfonola. Nunca sabré sin aún vive Mariana. Si viviera tendría sesenta años.

 

 

13 de enero de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

9 días de junio
¿Quién mató a George Polk?
Manuel Buendía, in memoriam
De adjetivos y lugares comunes
De sirenas y ballenas
Una lectora nada común
El síndrome Genovese
All that Jazz
El eterno femenino
Una lección de semana santa
Vida de perros
Perfidia en el Potomac
Fumer tue
Recuerdo del General
Intolerancia
Tras la huella de Gandhi
Cine y propaganda
Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Lo buscaban por robo
y lo encuentran robando
| Portada
Matan gatilleros a joven en una
vivienda de colonia La Cañada
| Portada
Lo arrestan por hacer pipí en un parque
y le encuentran plantas de marihuana
| Portada
Caluroso, en los 36º C.
para fin de semana: PC
| Portada
Informa AMLO en Ojinaga avance de
los programas integrales de bienestar
| Portada
Invita Instituto Municipal
de las Mujeres a Feria de Salud
| Portada
Investigan maestros de primaria
y universitarios los problemas que
afectan labor educativa
| Portada
Le dictan su sentencia número 11
por igual número de asaltos a comercios
| Portada
Ofrece ''Anaíma, la música y el
juego'' show para toda la familia
| Portada
Ejecutan a mujer y su marido y
hieren a niño en Ampliación Aeropuerto
| Portada
Desparece 16añera en
calles de colonia Chaveña
| Portada
Participa Alcalde Cabada en
conferencia sobre gobernanza municipal en la frontera con EU
| Portada
Deja sin agua megafuga a por
lo menos 12 colonias al poniente
| Portada
Soleado, caluroso
y viento ligero: PC
| Portada
Disminuye llegada de migrantes
extranjeros a Ciudad Juárez: GobEdo
| Portada
¿Amable lector, usted podría ayudarme con la cámara?
| La Nota Nostra
Gradúan en la UACJ 332 nuevos
profesionistas en áreas de la salud
| Portada
Arrestan a agente de la Comisión Estatal
de Seguridad con 545 dosis de cristal
| Portada
Supervisará Servicios
Públicos recorridos de PASA
| Portada
Clausura Tránsito cinco
retornos peligrosos
| Portada

Gotera

    Nadar de muertito.
    De entre los altos índices del asesinato en la entidad, los hilos de la sangre feménina brotan y corren anchos por toda la geografía chihuahuense.
    Inaugurada desde la gestión del otro panista que ha gobernado el estado, Francisco Barrio --'92 - 98--, la matanza de mujeres no sólo continúa, sino que por estos meses toma auge sobre todo en los municipios grandes.
    De aquella época, particularmente desde 1993, data el surgimiento de la plaga del ultraje sexual y la ejecución de jovencitas y niñas en la frontera.
    Es lo que luego devino en situaciones como la del Campo Algodonero con ocho jovencitas asesinadas y tiradas a la intemperie, por la que el Estado mexicano fue condenado en la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.
    Pero la gangrena de la incapacidad, corrupción e impunidad, se prolonga y es por ello que recién la Unión Europea y la ONU han decidido intervenir con anuencia federal.
    Vaciarán aquí, precisamente en Juárez y Chihuahua --y en otros tres municipios del país--,  casi 12 millones de dólares en el programa 'Spotlight' con esfuerzos...contra la degollina y el atole en las venas.


Más Gotera

Contexto

México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

Elton John y la locura de Keenan


Ramón Quintana Woodstock

 

Rocket Man de 1972, es el nombre de la pieza que enarbola la nueva película biográfica del músico británico Elton John, que además de ser excelso en su ramo desarrolló un intenso coqueto con la realeza en tiempos de la princesa Diana. Como ya se sabe, ella muere en un accidente de automóvil, el día del sepelio Elton cantó para la Princesa un ornamento musical que hay que revisar, para sumarla a sus éxitos. Bueno, no es el meollo del asunto.



Más Leviatán

La Nota Nostra

¿Amable lector, usted podría ayudarme con la cámara?

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Morena acaba de ganar en Tijuana; esa entidad que por tres décadas se pintó de azul. Esto traducido significa que el mitin o manifestación o aquelarre que ahí organizó AMLO  quedó como anillo al dedo,  apestó a pura pólvora política, más gedionda que la caca de vaca. Bien dicen que las casualidades no existen, haber escogido a Tijuana para decirle a México que no se perdió la dignidad ante TRUMP, fue una ridiculez, pues mientras Marcelo hablaba, se quitaba las rodilleras, pero esos amantes de la nueva izquierda cagona, que se codea con priistas y otros especímenes amantes de lo ajeno, celebran cada mínima flatulencia.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obras importantes de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Cinco cosas que podrían mejorar las finanzas y servicios públicos que el municipio no quiere que sepas. La número cuatro te sorprenderá

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Antes de continuar, las cinco son propuestas serias y viables. Decir que la número cuatro te sorprenderá es sólo una broma que rememora algunos anuncios de Internet.
La idea es simple, cinco propuestas que de realizarse el gobierno municipal ahorraría dinero y con eso mejorar sus servicios.
Puede parecer que se adelanta a los tiempos electorales y de campaña. Pero no, las campañas del 2021 se están jugando desde ahora.
Bien, sin más vayamos a las propuestas.


Mas Juárez

A la Cabeza

La sociedad civil

 

Francisco Flores Legarda


Se coherente contigo mismo
Jodorowsky


El 2 de junio del 2019 se eligieron gobernadores, uno en Baja California y otro en el estado de Puebla. Se afirma que hubo baja participación. Esto quiere decir que candidatos y partidos no lograron convencer a la ciudadanía para que participara copiosamente. Así fue por una estrategia equivocada, basada exclusivamente en los medios y en promocionales, sin hacer diferenciación de audiencias, ni consistentes campañas a ras de suelo.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com