cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Los signos del fin del mundo/Los sismos de otoño

 

Carlos Murillo González

“…Todo poder emana del pueblo…el pueblo tiene en todo momento, el inalienable derecho de alterar o modificar su forma de gobierno.”
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


Los signos del fin del mundo

Tantas cosas pasando en tan corto tiempo: huracanes, terremotos, tsunamis, el retorno de la Guerra Fría, crisis económicas, escasez de agua, todo pareciera indicar la próxima destrucción del mundo como lo conocemos. ¿Estos fenómenos son cíclicos o naturales?, ¿los ha provocado la misma especie humana?, ¿estamos viviendo el fin de los tiempos, la extinción del homo sapiens y otras especies?


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Una lección de semana santa


Miguel Ángel Sánchez de Armas


Homero nos cuenta que Odiseo era el apuesto, inteligente y valiente rey de Ítaca y lo tenía todo: vasallos que lo adoraban.Uun gran palacio. Prestigio entre los pueblos helénicos (lo de “griegos” lo inventamos nosotros). Abundantes riquezas y una esposa de película, ni más ni menos que la correteable Penélope. Y como si esto fuera poco, también era el favorito de Atenea y la diosa se le aparecía de tarde en tarde para conversar. Un buen día Penélope le dio un hijo, Telémaco, y su felicidad fue completa.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz debe transparentar la actuación de las fuerzas policiales militarizadas


Leobardo Alvarado


La Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tiene el gran reto de transparentar lo que sucede en la policía y las decisiones que sobre la seguridad para la ciudad se están tomando en ese espacio. De acuerdo a los boletines que emite la Presidencia Municipal de Juárez los trabajos de intercambio de información que allí se llevan a cabo “han permitido generar un reporte de la situación actual de Ciudad Juárez, el cual es enviado a la Mesa Central de Inteligencia en la Ciudad de México, permitiendo que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador tenga al alcance toda la información de interés para la generación de políticas públicas.”


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Peligra la vida del Papa Francisco?

Germán Gorraiz Lopez

La denuncia pública realizada por el Papa Francisco en el Instituto San Carlo de MIlán en el que acusa a Europa y a EE.UU. de "alimentar y provocar las guerras en Siria, Yemen y Afganistán para procurar ingresos económicos mediante la venta de armas" así como de "ser los responsables de la muerte de niños y civiles inocentes en esos países" habría encendido las alarmas de las cancillerías occidentales.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

México, Sancho y yo


Renward García Medrano


Yo tuve un amigo y maestro, viejo periodista, que no sólo me indujo al oficio, sino que iluminaba con su inteligencia aguda y heterodoxa, los laberintos de la vida del país y del mundo en los dos decenios que nos frecuentamos. Cada semana me reunía a desayunar con don Horacio Quiñones y a veces, con algún invitado. Coincidíamos en mucho, pero teníamos diferencias. Para él era claro que todos los títeres, incluyendo al grueso de los políticos, estudiantes y soldados, eran movidos por las pugnas precoces de la sucesión presidencial, y no por el choque de generaciones y mucho menos de ideologías.

En la huelga estudiantil de 1968, como profesor de la Escuela Nacional de Economía pasaba las noches que podía en la UNAM, al igual que otros y más meritorios amigos, como Lalo y Pablo Pascual, Eliezer Morales o Rolando y Fallo Cordera (Yo no conocía a Woldenberg). Don Horacio no cedía en sus opiniones sobre la marcha de los acontecimientos. La sociedad estaba dividida. Los mayores criticaban a los jóvenes y éstos llegábamos a veces al extremo de la ruptura. La incomunicación inició la debacle de la institución familiar.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Recuperar el pasado

Para Alfonso Cuarón.
 

El pasado es una de mis obsesiones desde que tengo memoria literaria y me sedujeron la historia, la biografía y la novela histórica. La revelación vino con Sinhué el egipcio de Mika Waltari que a los doce o trece años un alma caritativa puso en mis manos. Me di cuenta de que podía vivir vidas ajenas a través de la letra y nació mi admiración por quiénes son capaces de recrear los tiempos idos.

¿Qué tanto podemos recuperar del pasado? Esta pregunta me vino a la mente al ver Roma, la película de Cuarón que anda en boca de todos. Sabido es que detesto la crítica y no pienso comenzar a ejercerla hoy. Tiempo habrá para comentar esta singular producción. Quiero compartir inquietudes nacidas de esta experiencia. ¿Es el pasado –el personal o el colectivo- un país extranjero donde todo tiene un aire diferente? Puede ser o no. Lo indudable es que para algunos siempre tendrá un atractivo múltiple: de la ensoñación al horror, del olvido imposible a la recuperación posible.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

Recuperar el pasado

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

Para Alfonso Cuarón.

 

  

          El pasado es una de mis obsesiones desde que tengo memoria literaria y me sedujeron la historia, la biografía y la novela histórica. La revelación vino con Sinhué el egipcio de Mika Waltari que a los doce o trece años un alma caritativa puso en mis manos. Me di cuenta de que podía vivir vidas ajenas a través de la letra y nació mi admiración por quiénes son capaces de recrear los tiempos idos.

 

¿Qué tanto podemos recuperar del pasado? Esta pregunta me vino a la mente al ver Roma, la película de Cuarón que anda en boca de todos. Sabido es que detesto la crítica y no pienso comenzar a ejercerla hoy. Tiempo habrá para comentar esta singular producción. Quiero compartir inquietudes nacidas de esta experiencia. ¿Es el pasado –el personal o el colectivo- un país extranjero donde todo tiene un aire diferente? Puede ser o no. Lo indudable es que para algunos siempre tendrá un atractivo múltiple: de la ensoñación al horror, del olvido imposible a la recuperación posible.

 

Alguien podría decir que no es éste el caso del cineasta. Pero, ¿qué tanto puede recuperar del pasado? Parece más factible que una obsesión por recuperar el tiempo ido –con su carga de hechos y personajes- se cumpla, ángel o demonio, en el creador literario.

 

José Emilio Pacheco no fue ajeno a esta tentación. Hombre que se rehusó a los ejes viales, a las nomenclaturas planas, al olvido de lo que fue y nutrió generaciones, logró en Las batallas en el desierto recuperar una época y llevarla hasta generaciones posteriores no como un empolvado objeto de museo ni como daguerrotipo de nostalgias, sino con toda la fuerza de algo vivo, cercano, actual, doloroso. Creo que lo mismo se puede decir de Roma.

 

          Como el escritor no es historiador sino algo más, un colonizador de los sueños, como quería un lector de Tolkien, Pacheco dice de su libro que es la “crónica falsa de la verdadera destrucción de la colonia Roma antes del terremoto”. Es la narración en primera persona de un hombre que ve a distancia su niñez en aquella colonia del llorado DeFe que nos arrebataran, junto con los saleros, “modernizadores” de la laya del insólito Dr. Mancera. Hay una mezcla de nostalgia, angustia, indignación y desesperanza, en un tono que reconocerán quienes hayan vivido los prejuicios, las hipocresías, las fantasías, el sentido de la educación, la ignorancia profunda sobre el hombre, los mitos y la resignación de las clases sociales “en ascenso”.

 

El narrador aparece e inicia su plática con el lector como si ambos estuvieran en el rincón de una de las últimas cantinas de la Roma intentando esa recuperación del pasado: Me acuerdo, no me acuerdo: ¿qué año era aquél? y entra de inmediato en una descripción de cosas, hechos, objetos, costumbres e ideas que meten al lector al remolino de la época:

 

          Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas de niños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en lagunas, la gente iba por las calles en lanchas... no obstante lo cual México tiene forma de cornucopia o cuerno de la abundancia y había en marcha un proceso de modernización social que incorporaba al lenguaje nuevos términos: tenquíu, oquéi, uasamara, sherap, sorry… y transformaba las costumbres hasta que únicamente los pobres seguían tomando tepache y nuestros padres se habituaban al jaibol que en principio les supo a medicina.

 

          En este ambiente del México de la posguerra, de las clases medias con pretensiones avecindadas en la capital, Pacheco construye a su personaje, Carlitos, a través de los recuerdos de Carlos-adulto y recupera el sentido de una época, de una clase, de un ambiente:

 

          Había tenido varios amigos pero ninguno le cayó bien a mis padres: Jorge por ser hijo de un general que combatió a los cristeros; Arturo por venir de una pareja divorciada […] Alberto porque su madre viuda trabajaba en una agencia de viajes, y una mujer decente no debía salir de su casa.

 

Después de este párrafo no hay necesidad de que Carlos-adulto entre en detalles sobre los prejuicios familiares que explican la satanización a su primer amor infantil: todos somos hipócritas, no podemos vernos ni juzgarnos como vemos y juzgamos a los demás.

 

          Hasta yo que no me daba cuenta de nada sabía que mi padre llevaba años manteniendo la casa chica de una señora, su exsecretaria, con la que tuvo dos niñas.

 

Es la suya una familia de segunda generación después de la revolución, profundamente enemiga de la clase gobernante, de los “pelados” que se alzaron con el poder y luego no vacilaron en atacar a la Santa Madre Iglesia, pero al mismo tiempo corroída por la envidia hacia ellos. En el mundo de esas familias todo es ordenado, todo tiene una jerarquía diseñada en una instancia superior, que si bien ha sido violentada momentáneamente -la venida a menos de las familias “decentes”- no ha perdido la esperanza de recuperarse cuando los ladrones en el poder sean puestos en su lugar. Y aun amenazada por desviaciones de otra naturaleza, como la “casa chica” del padre o la lujuria del hermano mayor, perdurará siempre y cuando las cosas no se vean y de ellas no se hable, cuando se decida que “lo malo” no es tal.

 

          Así, las sirvientas a las que el hijo mayor acosa son despedidas por “provocar al joven”, y las infidelidades del padre reciben vagas alusiones de la “verdadera señora” sólo cuando la situación económica se ve resentida por ese “otro gasto”. En cuanto el padre prospera nadie vuelve a mencionar la existencia de la “casa chica”.

 

En este ambiente, pues, el enamoramiento infantil de Carlitos cae como una bomba. Es algo que no se puede ignorar como a la “casa chica” del padre, o la calentura del hermano, o los fraudes fiscales en el negocio familiar. Es amor, y el amor aquí es un gran desconocido, es un germen de peligro, es subversión. Es explosivo, es corrosivo, va en contra de las leyes de la Naturaleza y de Dios... es algo que los niños no pueden sentir. Carlitos le declara ese amor a Mariana, la madre de Jim, su mejor amigo, y le hace prometer que no revelará el secreto. Aquélla se muestra comprensiva. Ella es de otro mundo. Pero todo se sabe y la madre de Carlitos enfrenta a su hijo, pues fue “una mujer pública, una ramera, la madre de un bastardo”, la que le arrancó la inocencia.

 

          Nunca pensé que fueras un monstruo. ¿Cuándo has visto aquí malos ejemplos?

 

Y decide tomar medidas de fondo.

 

          En cuanto se te baje la fiebre vas a confesarte y a comulgar para que Dios Nuestro Señor perdone tu pecado.

 

El padre, más moderno, enfrascado en el aprendizaje del inglés y la lectura de textos de teoría empresarial, propone una solución científica para corregir las desviaciones de Carlitos y lo lleva a un consultorio psiquiátrico, aunque se pregunta si no estará sufriendo las consecuencias de un golpe en la cabeza cuando bebé o si su conducta será producto de la inmoralidad que se respira en este país bajo el más corrupto de los regímenes.

 

La madre atribuye la tragedia a otras causas:

 

          Tenía que suceder: por la avaricia de tu papá, que no tiene dinero para sus hijos aunque le sobre para derrocharlo en otros gastos, fuiste a caer, pobre niño, en una escuela de pelados. Imagínate: admite al hijo de una cualquiera. Hay que inscribirte en un lugar donde sólo haya gente de nuestra clase...

 

Es claro que en la familia de la madre nunca hubo un escándalo.

 

          Hombres honrados y trabajadores. Mujeres devotas, esposas abnegadas, madres ejemplares. Hijos obedientes y respetuosos. Pero vino la venganza de la indiada y el peladaje contra la decencia y la buena cuna.

 

Así pues, Carlitos es separado de ese medio bajuno, alejado de su amor, sometido, y su pecado echado al clóset familiar donde, Dios mediante, poco a poco sería cubierto por el polvo del olvido. Sin embargo se entera de que la madre de su amigo –Mariana- se ha suicidado, y que su amigo –Jim- terminó odiándolo.

 

Al negarse a perder el objeto y el recuerdo de ese primer amor suyo, corre al edificio de departamentos donde conoció a Mariana y ahí se enfrenta a la otra siniestra mitad de esta sociedad que cierra los ojos ante lo feo y ante el pecado, que también es capaz de borrar físicamente aquello que prefiere no haber vivido: nadie habla de Mariana, todos niegan su existencia. El poder del amante, quien supuestamente la llevó al suicidio, se ha encargado de obliterar su memoria. Carlitos sólo puede refugiarse en el llanto. Luego viaja al extranjero a estudiar, y a fin de cuentas el recuerdo se le diluye hasta que únicamente puede recuperar sólo estas ráfagas, estos destellos que vuelven con todo y las palabras exactas aunque sabe que…

 

          ...existió Mariana, existió Jim, existió cuanto me he repetido después de tanto tiempo de rehusarme a enfrentarlo. Nunca sabré si el suicidio fue cierto […] Demolieron la escuela, demolieron el edificio de Mariana, demolieron mi casa, demolieron la colonia Roma. Se acabó esa ciudad. Terminó aquel país. No hay memoria del México de aquellos años. Y a nadie le importa: de ese horror quién puede tener nostalgia. Todo pasó como pasan los discos de la sinfonola. Nunca sabré sin aún vive Mariana. Si viviera tendría sesenta años.

 

 

13 de enero de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Una lección de semana santa
Vida de perros
Perfidia en el Potomac
Fumer tue
Recuerdo del General
Intolerancia
Tras la huella de Gandhi
Cine y propaganda
Carta a García
¿Para qué sirve la historia?
El mundo de Jimmy
La casa de mi amo
Lo que el arte nos comunica
Recuperar el pasado
Año Nuevo
Navidad
La risa, remedio infalible
A vuelta de correo
Para decir México
Jesús Blancornelas, in memoriam

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Desplegará municipio más de
500 elementos durante las celebraciones de semana santa
| Portada
Balaceados en La Perla,
mueren dos y uno agoniza
| Portada
Lo asesinan dentro de unas
tapias en Parques del Mirador
| Portada
Rescata la migra a 3 guatemaltecos
perdidos en Sierra Blanca
| Portada
Define AMLO política
de Comunicación Social
| Portada
VIRGINIA PRATS
| La Nota Nostra
Lo matan a tiros a un lado de
una iglesia en Tierra Nueva I
| Portada
Listo el Municipio para recibir
a 250 mil visitantes el Domingo
de Pascua en El Chamizal
| Portada
Dictan fallo condenatorio
a dos mujeres que prostituían a 15añera
en bar de la zona Centro
| Portada
Anuncian campaña ''El Mejor Puente''
para incentivar el consumo local
| Portada
Ejecuta grupo armado al comandante y un
policía, además de un civil en Anáhuac
| Portada
Secuestran a mujer pero es liberada sin
el pago del dinero exigido por rescate
| Portada
Invitan a 5ta edición de la
Beerbena este 17 y 18 de abril
| Portada
Arresta municipal a menor que asegura
haber paricipado en 5 ejecuciones
| Portada
Balacean, ejecutan a joven
en Hacienda de Las Torres
| Portada
Anuncia Club Rotario valoraciones
para labio leporino o paladar hendido
| Portada
Más vientos y 20% de
probabilidad de lluvia: PC
| Portada
Lo llevan a terreno y
asesinan en colonia Las Arenas
| Portada
Entran migrantes por una puerta
en el muro y se entregan a la migra
| Portada
Inaugura Alcalde 44 edición
del Festival Internacional de Drama
Español Siglo de Oro
| Portada

Gotera

    El sicariato laboral.
    Lo de la fuga delincuencial de una maquiladora roba la atención sí, por dejar a la intemperie económica a más de 650 trabajadores.
    Y se deja ver, en casos así de específicos, la irresponsabilidad del gobierno estatal que permite bajo en muy guango Estado de derecho el arribo de bucaneros de la mano de obra, de barcas pirata sin amarre ni ancla legal alguna.
    Pero junto con casos así de paradigmáticos, son muchos otros los signos de esa política anti obrera.
     Presume GobEdo a través de la Junta de Conciliación y Arbitraje el 'alto' porcentaje de los conflictos que llegan al arreglo sin entrar a litigio, pero échese un ojo al otro por ciento, al menor, que aún así representa cientos o miles de casos en la entidad.
    Ahí por ejemplo la puerta giratoria a que se enfrenta el trabajador: la falsa restitución en su empleo, una y otra vez, y una y otra vez más hasta acumular decenas de ocasiones de ese simulacro, formal y 'legal', fraudulento.
    Eso, apenas como uno de los perniciosos efectos de la reforma laboral que estableció ya no salarios caídos de forma indeterminada, sino sólo y máximo un año.
    La jugarreta va dirigida claramente a provocar que el trabajador quede mal por pedir tantos permisos si ya ha conseguido nuevo empleo --para poder reintalarse por unos días y ser despedido una vez más--
    O, finalmente, a que renuncie al juicio por temor a quedar 'sin Juan y sin las gallinas'...y todo bajo la inmoral cómplice actuación de Gobierno del Estado.


Más Gotera

Contexto


México:
año nuevo,
gobierno viejo

flecha

Leviatán

El duelo de los futbolistas que pierden un clásico


Ramón Quintana Woodstock

 

Los domingos es religiosamente el desayuno acompañado de periódicos como el Universal, en éste me une un vinculo afectivo, ya que ahí reportea David Fuentes, periodista que salió de Televisa Juárez básicamente coaccionado por Héctor González. David se cayó ´parriba, ahora es un ínclito investigador, que se codea con Héctor de Mauleón y más de tres veces ha sido citado por Sergio Sarmiento, anda con los grandes de la pluma.

Leo en el Universal: “Redes exhiben fiesta de jugador de Chivas tras perder el clásico” “Por un video de Instagram quedó evidenciado que rápido olvidaron la derrota del América”.



Más Leviatán

La Nota Nostra

VIRGINIA PRATS

 

Ramón Quintana Woodstock

 

Es sábado y atiendo a la presentación de un libro, es del maestro Flores Simental quien es catedrático de la licenciatura en periodismo en la Ciudad Universitaria. Es un cronista natural que viene cargado con un tambache de sus libros y que para efectos de la presentación en sociedad, se ha vestido con una guayabera amarilla que le da un cariz especial a su semblante, ahora se dispone a decirnos quien es Virginia Prats, pero un día antes ya lo había visto en un programa de radio, me dio una embarrada, por eso estoy aquí, porque me dejó con media daga adentro, así que vine por la revancha.

 

Mediometro

La desatada cacería de agentes ministeriales a manos de sicarios ¿se debe a?
Represalia al buen desempeño policiaco
Disputa entre grupos internos
Ataques casuales, inconexos
'Acalambramiento' al gobernador
Por favorecer a uno de los cárteles
Al 'cobro' de pérdidas por acciones policiacas
Respuesta a las advertencias oficiales
Acción de predominio narco en la entidad
Generar desgobierno con objetivo electoral
     Resultados

DesdeJuárez

El estado más peligroso

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

¿Recuerdas esa película? Esa donde un tipo con una máscara de rostro angulado y largos bigotes dice “el pueblo no debería temer a sus gobernantes, son los gobernantes los que deberían temer a su pueblo”. V de Vendetta, se llama.

Ya sé, ya sé que eso es una película, aun así, es verdad que la gente le tiene miedo a su gobierno. Con justa razón, por ejemplo, el 23 de marzo Jesús Estrada reporta en La Jornada que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera a Chihuahua como el estado más peligroso en México para ser un activista. En los últimos 10 años han asesinado a 27 ¿“activistas”?


Mas Juárez

A la Cabeza

Los más pobres

 

Francisco Flores Legarda


Si me pides elegir entre el cerebro y el sexo,
prefiero el corazón.

Jodorowsky


No sé a ustedes, pero a mí me han parecido cuatro meses del nuevo gobierno muy energéticos. La modorra de las administraciones que lo antecedieron, el exceso de relumbrón a falta de sustancia de interés público, como en un eterno diálogo entre el presidente de turno y los grandes empresarios sin agregar otros jugadores. Las conferencias de prensa entre semana y los mítines de viernes a domingo son una forma de actuar/comunicar que el presidente López Obrador va patentizando como sello de su gobierno. En ello le va el propósito de cimentar la cuarta transformación.


Mas información

 

 

© Copyright 2019, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com