cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Memoria de Los heraldos negros


Miguel Angel S谩nchez de Armas


A más de cien años de que César Vallejo diera a la poesía universal su impronta inmortal, su obra sigue igual de vigorosa y vigente, quizá más porque escasos han sido los grandes bardos que puedan opacar su legado. Esto lo apunto como dato y con cierta tristeza.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JU脕REZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


驴Ser谩 el coronavirus el cisne negro de la Globalizaci贸n?

Germ谩n Gorraiz Lopez


“La crisis es la mejor bendición que le puede suceder a personas

y países porque la crisis trae progresos” (Albert Einstein).
 

El khaos y el coronavirus

Shakespeare, por boca de un asustado Enrique IV expresa el miedo y la impotencia del hombre debido a la ausencia de certezas ante el caos de la mudanza : “¡Dios mío, si tuviésemos la opción de leer en el libro del destino y ver del tiempo las revoluciones, ver cómo la ocasión se burla y cómo llena el cambio la copa de Mudanza con diversos colores”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

El s韓drome Genovese

Una señora mayor sufre un infarto cerebral en el metro, durante tres horas no recibe atención médica, es arrojada a la calle por los vigilantes, permanece ahí 24 horas sin que nadie le preste ayuda y cuando finalmente es trasladada a un hospital, fallece.

Miguel 羘gel S醤chez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El síndrome Genovese

 

 

 

 

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

  

          Una señora mayor sufre un infarto cerebral en el metro, durante tres horas no recibe atención médica, es arrojada a la calle por los vigilantes, permanece ahí 24 horas sin que nadie le preste ayuda y cuando finalmente es trasladada a un hospital, fallece.

 

          Este horripilante episodio no tuvo lugar en un país africano azotado por una guerra civil, ni en medio de la represión en Palestina, ni en las represiones del somocista Daniel Ortega en Managua, ni en la Venezuela ensangrentada de Maduro. No. Sucedió aquí mismo, en la capital de la cuarta transformación. La mujer se llamaba María Guadalupe. A su lado pasaron miles de personas pero ningún buen samaritano. Mientras sus hijos y nietos la buscaban desesperadamente, la vida se le escapó en una transitada acera de la gran ciudad.

 

           ¿Qué debemos leer en este episodio atroz? La jefa de estación fue cesada y los gendarmes puestos a disposición de la autoridad; hoy entre crujir de huesos y rechinar de dientes se acusan entre ellos. La señora Sheimbaum, tan respetuosa de las formas en el caso Rébsamen, no ha dicho esta boca es mía. ¿Y los políticos de todos los colores? Bien, gracias. ¿Y los dirigentes sociales? Vaya usted a saber.

 

          Hemos llegado a la cima del entumecimiento ciudadano. Recibimos con un alzar de hombros las noticias de las narcofosas que aparecen a lo largo y ancho del país, de asaltantes que acribillan a la luz del día a quienes les oponen la mínima resistencia, de asesinos que operan con rutina escalofriante en las rutas de transporte popular, de las hazañas de un crimen cada vez mejor organizado que hoy goza de más impunidad que nunca.        

 

          Nuestro sentido de la indignación se ha ocultado en una zona de protección emocional en donde se fagocita, supongo que como parte de un mecanismo de autodefensa emocional. Sé que esto pasa en las guerras. Quien haya estudiado el comportamiento de los combatientes desde Crimea hasta Iwo Jima encontrará una constante: la tragedia se convierte en un dato cotidiano, pierde su carácter de amenaza, se diluye. Por eso los vivos pueden seguir en el combate. Las consecuencias vendrán después.

 

          En este sálvese quien pueda no parece haber cabida para una sincera introspección, para un mea culpa, para una reflexión sobre las causas profundas de la descomposición social. Esta degradación de la convivencia social nos obliga a reconsiderar seriamente la idea de que la línea de la historia conduce hacia el progreso a medida que transcurre el tiempo.

 

           La muerte de María Guadalupe evoca el “Caso Genovese” acaecido en otra gran ciudad, Nueva York, hace 55 años: Catherine Susan Genovese, cariñosamente conocida como Kitty, fue apuñalada a las tres de la mañana en la puerta del edificio en donde vivía en el  populoso barrio de Queens.

 

          Los gemidos de Kitty fueron desgarradores. Algunos vecinos los escucharon, pero sólo uno gritó al atacante: “¡deja en paz a esa muchacha!”. El asesino huyó, pero regresó diez minutos después y apuñaló a la mujer en repetidas ocasiones. Cuando Kitty estaba agonizando la atacó sexualmente, le robó 49 dólares y la abandonó en el vestíbulo del edificio donde vivía la joven. El episodio duró media hora.

 

          Minutos después de que ya había huido el atacante, un testigo llamó a la policía. Llegó el auxilio médico. En el trayecto hacia el hospital Kitty murió. Las investigaciones determinaron que hubo al menos 12 testigos. Uno de ellos se había percatado perfectamente de que estaba ocurriendo un asesinato y Karl Ross, el que llamó a la policía, sólo reparó en que se trataba de un ataque en la segunda ocasión en que el hombre apuñaló a Kitty.

 

          Poco tiempo después fue capturado el asesino, Winston Moseley. Durante el proceso confesó haber dado muerte no sólo a Kitty sino a otras dos mujeres a las que igualmente violó. El día del crimen besó a su esposa y le dijo que la amaba, antes de salir a buscar a su víctima. Moseley describió detalladamente la forma en que había agredido a Kitty y fue condenado a muerte. En el interrogatorio dijo que había apuñalado a Kitty simplemente “por el deseo de matar a una mujer”.

 

          En 1967 la pena de muerte le fue conmutada por una condena de 20 años de prisión o cadena perpetua, debido a que el Tribunal de Apelaciones concluyó que era un enfermo mental. Más tarde, el asesino se provocó daños para poder salir de prisión. Cuando era trasladado a un hospital hirió a un guardia, y con un bate como arma logró tomar a cinco rehenes, a uno de los cuales atacó sexualmente. Después de ese episodio, Moseley regresó a prisión y falleció en 2016.

 

          El asesinato de Kitty Genovese habría sido otro más de los que muchos que ocurrían en Nueva York, a no ser porque dos semanas después, el New York Times publicó un artículo de Martin Gansberg acerca del caso, donde se destacaba la indiferencia de los vecinos ante un ataque asesino. La cabeza del artículo era: “38 personas vieron un asesinato y no llamaron a la policía”. El artículo de Gansberg citó a un testigo que dijo no querer “verse involucrado”. El asesinato de Kitty se volvió entonces una referencia sobre la insensibilidad de los testigos en un hecho de agresión sangrienta hacia un ser humano. Se le llamó “síndrome Genovese”.

 

          Han transcurrido 55 años y no parece que la valoración de la vida y la solidaridad hayan evolucionado positivamente. La muerte de María Guadalupe nos dice que hemos llegado a un “síndrome Genovese” tropicalizado. La jefa de oficina del Metro, que no auxilió a la mujer, los policías que la sacaron en vilo y la arrojaron a la vía pública y después alegaron que “estaba alcoholizada”, los cientos de personas que pasaron a su lado sin que ninguna la auxiliara, son ejemplos de una indiferencia patológica frente a hechos terribles, un “no nos queremos invlucrar” colectivo. Es difícil saber si esa indiferencia es una suerte de cinismo o una medida de protección contra el miedo y el dolor.

  

 

5 de mayo de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Memoria de Los heraldos negros
Una cineasta nazi llamada Leni Riefenstahl
La Bestia
Diablo crucificado
隆Nunca m谩s!
Mercaderes de la muerte
Una vida en el karroo
De adjetivos y lugares comunes
Esa monta帽a...
La venganza de los Asturias
Ensalada invernal
Recuperar el pasado
Ve y dilo en la monta帽a
Jes煤s Blancornelas, in memoriam
El jud铆o errante
Un amigo de Dios
El reportero m谩s joven de M茅xico
Problemas en el patio trasero
Aquel dos de octubre
Visita al palacio verde

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Evacuan el Cenaltec
tras amenaza de bomba
| Portada
Lesionadas 4 personas por quemaduras
y mon贸xido en Canto Calabria
| Portada
Trasladan a reo del Cereso a otro
penal en medio de intenso operativo
| Portada
Arrojan cuerpo encobijado
en calles de Riberas del Bravo
| Portada
Arde maleza y basura en
bald铆o adjunto al Camino Real
| Portada
Balacean en De las Torres a escoltas
del Comisionado de Seguridad; uno grave
| Portada
Invitan a participar este jueves
en la Segunda Feria Integral de Salud
| Portada
Lo asesinan al anochecer en la
colonia Infonavit Ju谩rez Nuevo
| Portada
A la alza, pero s贸lo
hasta los 16潞 C.: PC
| Portada
Se re煤ne Alcalde con empresarios
pase帽os de la Central Business Association
| Portada
Celebrar谩n el D铆a Nacional Peraj en
el Complejo Deportivo de la UACJ
| Portada
Hallan manos humanas en un
bald铆o de colonia Margaritas
| Portada
Inaugura Alcalde repavimentaci贸n
en la avenida De los Aztecas
| Portada
Asegura Guardia Nacional 56 y medio
kilos 'cristal' y 3 kilos de hero铆na
| Portada
Muere moticiclista embestido por
una camioneta sobre Tecnol贸gico
| Portada
Emite Protecci贸n Civil alerta
amarilla por temperaturas bajo cero
| Portada
Con doble turno supera Programa
Emergente de Bacheo los 32 mil metros
| Portada
Vinculan a proceso a presunto
asesino del estudiante de la UACJ
| Portada
Asesinan sicarios a joven
en calles de colonia El Jarudo
| Portada
Hieren a balazos a joven en un
crucero de Infonavit Ju谩rez Nuevo
| Portada


Gotera

   No que no traibas, piojoso!

   Cuando a los juarenses les llega el ¡arriba las manos! del recibo del agua, ya no hay nada  que hacer.

   No papacito! no, ya no son 250, ahora son 800 pesos los que tienes que aflojar, dice el del antifaz azul.

   ¡A ver, ese del minimote, empínate un poco más roñoso! que no te veo la cartera.

   Que con permiso de quién? pues nada más y nada menos que del mero mero jefe de la banda de gobierno.

   Que por qué?

   Pues porque se le hinchan los bigotes, por que con toda alevosía puede meter la mano a la bolsa de la madre o padre de familia y llevarse hasta lo de las medicinas.

   Porque muy lejos de la sensibilidad social, para los traficantes hídricos no hay 'ley del mercado' que valga-, desde luego, se trata de un monopolio.

   Y finalmente, porque para saquear a los que 'menos saben, menos tienen y menos pueden' no hace falta más que la la frialdad mercantilista, la tarascada y, a guiguis...el seguro refugio de la impunidad.


Más Gotera

Leviatán

鈥淢uerte al violador premio a la infidelidad鈥


Ram贸n Quintana Woodstock

 

“Muerte al violador premio a la infidelidad”… “nada de sostén, nada de pastillas que las tome él”

…en la década de los 80s sorprendió la lirica de esta rola que invadía el ambiente iberoamericano, sobresale porque no eran tiempos de rebelión femenina, eran tiempos de guerrilla y devaluación económica; la palabra “empoderamiento” aun no aparecía en el diccionario del género y cuando todo parecía revuelto entre la juventud descarriada de los ochentas, esta pieza en castellano le daba dirección a tantos desheredados que buscaban en el rock en inglés un pivote de escape.



Más Leviatán

La Nota Nostra

La actitud es lo que cuenta

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

En tiempos del Führer, era un acto normal hacer mañaneras no solo en la mañana, la voz de Hitler desfilaba todo el día, las estaciones de radio estaban controladas por el gobierno del tirano, no se movía una silaba sin el que el dictador dijera algo, era un momento de zenit, pero ya se había trabajado muchísimo en ello, previamente el autor de los campos de concentración rogó para que le dieran el poder, el blanco eran los empresarios, por supuesto que el dinero era algo sustancial, les pidió que le apoyaran para sacar de Alemania del atolladero, y los empresarios movidos por el discurso impecable del nacionalismo le dieron el voto y así mismo, el poder. La promesa era la bonanza para sus factorías, por supuesto que con ese billete de cambio, los adinerados le dieron todo su soporte, al puro estilo priista -para ponerlo en contexto-.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Fetichismo: Objeto al que se rinde culto o reverencia sin ninguna justificaci贸n, como los retratos de algunos revolucionarios

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

Si te molesta que alguien piense, viva y sea distinto a ti, te recomiendo dos cosas. Una deja de leer esto, que tengas lindo día y se feliz. La otra… ve a terapia, lo necesitas.

No trataré un tema tan polémico como el aborto, la libre determinación de la personalidad o la legalización de la marihuana para su uso recreativo. Pero sí es un tema sumamente sensible.

¿Cómo lo sé? Mi padre me lo enseñó. Sí, él era un cabrón muy sabio. Sabía de todo. Pero para él, el conocimiento no tenía sentido. Era más una cuestión de estatus, le gustaba sentirse superior y adoraba corregir a gente ignorante, más si cabía una burla de por medio.


Mas Juárez

Sind茅resis

No es verdad que a las mujeres鈥..

 

Francisco Flores Legarda


“Ladrón sagrado borro mis reflejos
Placer de nunca más saber quién soy.”

Jodorowsky


A las mujeres le gusta el abuso sino marcharían.

El maltrato a las mujeres es algo raro y aislado.

Sucede en familias de bajos ingresos y etnias.

No hay manera de romper con las relaciones abusivas.

Hombres adictos a las drogas, parados, con estrés en el trabajo…


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com