cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Memoria de Los heraldos negros


Miguel Angel Sánchez de Armas


A más de cien años de que César Vallejo diera a la poesía universal su impronta inmortal, su obra sigue igual de vigorosa y vigente, quizá más porque escasos han sido los grandes bardos que puedan opacar su legado. Esto lo apunto como dato y con cierta tristeza.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Será el coronavirus el cisne negro de la Globalización?

Germán Gorraiz Lopez


“La crisis es la mejor bendición que le puede suceder a personas

y países porque la crisis trae progresos” (Albert Einstein).
 

El khaos y el coronavirus

Shakespeare, por boca de un asustado Enrique IV expresa el miedo y la impotencia del hombre debido a la ausencia de certezas ante el caos de la mudanza : “¡Dios mío, si tuviésemos la opción de leer en el libro del destino y ver del tiempo las revoluciones, ver cómo la ocasión se burla y cómo llena el cambio la copa de Mudanza con diversos colores”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Prohibida la entrada a mujeres, uniformados, ambulantes y perros

Parece que fue ayer, pero, ¡ay wey!, han pasado 38 años. Yo era un joven treintañero, delgado y con pelo, sin deterioro en el secsapil. Y para más señas reportero de un diario cuyo nombre no quiero recordar. Estábamos a finales de junio de 1981.

Era sábado y me reponía de alguna celebración, cuando habló mi querida cuata B.F., en aquellos ayeres la reportera estrella de cierto gran diario de México. Su voz, siempre templada y gentil, denotaba urgencia.

-Necesito tu ayuda, pinche Miguel Ángel.

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 


Prohibida la entrada

 

a mujeres, uniformados,

 

ambulantes y perros

 

 

 

 

Miguel Angel Sanchez de Armas

 

 

 

 

          Parece que fue ayer, pero, ¡ay wey!, han pasado 38 años. Yo era un joven treintañero, delgado y con pelo, sin deterioro en el secsapil. Y para más señas reportero de un diario cuyo nombre no quiero recordar. Estábamos a finales de junio de 1981.

 

          Era sábado y me reponía de alguna celebración, cuando habló mi querida cuata B.F., en aquellos ayeres la reportera estrella de cierto gran diario de México. Su voz, siempre templada y gentil, denotaba urgencia.

 

          -Necesito tu ayuda, pinche Miguel Ángel.

 

          -Sí mamacita, a mi también me da gusto darte los buenos días en sábado.

 

          -Ta güeno, ta güeno. Espero que hayas soñado con los angelitos y que tu día se presente luminoso y propicio. ¿Ya? Escúchame. Ayer el profe Hank quitó la prohibición de que las mujeres entren a las cantinas…

 

          -¿Y a mi qué $%& me importa? Todas las pulquerías tienen un departamento de mujeres.

 

          -¡De las cantinas, wey! Y como el jefe de información me trae ojeriza me puso en la orden traer un reportaje del primer día de esta jalada.

 

          -Pos buena suerte. No veo de qué te preocupas. Eres la mejor reportera de la comarca. Ya es tiempo de que desquites el premio que te dio el Club Primera Plana.

 

          -Muy gracioso. En primer lugar, no conozco ninguna cantina. En segundo, me da miedo entrar a esos lugares infectos. En tercero, no le voy a pedir a Pepe [el fifí con el que andaba entonces] que me acompañe, y en cuarto, me debes 200 pesos. Así que en friega vienes al periódico para acompañarme.

 

          Colgó. Dudé unos momentos, pero tan contundentes argumentos no me dejaron salida y me puse en marcha. Me animó un poco la perspectiva de unas chelas con tequila y algo de botana. Y como iba de agregado cultural, no me preocuparía por la cuenta. Así comenzó aquella aventura que hoy recuerdo con motivo del trigésimo octavo aniversario del derrumbe de aquellos templos de solaz y camaradería exclusivos del sexo hórrido (Borolas dixit) llamados cantinas. ¡Qué tiempos!

 

          Me hizo gracia que B.F. estuviera nerviosa. Esa mujer había entrevistado a feroces caciques en sus madrigueras y era autora de crónicas de la violencia en El Mozote, Huehuetenango y Sonsonate, lugares en serio peligrosos. En una cantina su mayor riesgo iba a ser que no hubiera mesa o cambio de un billete de 50 de los que acostumbraba cargar [recuerde el lector que estamos en 1981, cuando ese biyuyu sí valía].

 

          Así pues, la conduje a “Las glorias de Cuitláhuac”, aquel acreditado salón del barrio bravo, ya desaparecido (el salón, no el barrio). Caballero que soy, en la entrada abrí el cancel para darle el paso, pero ella me echó por delante. Era un sábado al mediodía. Ya rezumaba el parloteo de los parroquianos y flotaban aromas de aserrín y cerveza -y unos más agrios que emanaban del fondo a la derecha.

 

          Avancé entre miradas de indiferencia. Apareció ella -ataviada en un elegante vestido melocotón- y la sala se electrizó antes de que prorrumpiera de todas las gargantas, como si la clientela se hubiera puesto de acuerdo para ese preciso momento, un largo, armónico y estruendoso, “¡Maaamaaaciiitaaa!”, seguido de un tutifruti de requiebros y dicterios, unos ingeniosos, otros ofensivos y algunos que no entendí. Desde luego me hice el occiso: los pleitos de cantina no son bonitos.

 

          Aquello parecía el coro de San Gervasio: “Cuñáo, ¡échame la bendición!”, “mi cara blanca, acastá tu rin de magnesio”, “quisiera ser garrotero para acomodar mesas”, “mamacita, ¡si lo bonito fuera pecado tú ya estarías en el infierno!”, y así y así, hasta que un mozo que apenas contenía la risa nos acomodó en un lugar al fondo. Noté que había mesas vacías y entendí que se habían preparado para la ocasión.

 

          Poco a poco el barullo se extinguió y la asamblea regresó a los más importantes asuntos de beber, echar botana y maldecir al pentonto del regente que no dejaba de molestingar con sus jaladas a la gente decente [pienso que el profe Hank se anticipó al doc Mancera: aquél nos quitó las cantinas, este los saleros. Ahhh, los políticos. Cómo se extraña al llorado Jesús Robles Toyos].

 

          B.F. se tranquilizó y comenzó a otear el ambiente. El camarero apareció con guacamole, chicharrón carnudo y pata de cerdo y solicitó la orden. Ella, distraída, pidió una limonada. El mesero se mantuvo inmóvil y carraspeó. En voz baja dije, “Mamacita, estamos en-una-can-ti-na...” Pareció sorprenderse. “Sí claro. Tú pide”. ¡Mejor que la hora feliz!, pensé al ordenar dos cervezas y otras tantas dosis dobles del tequila más fino, brebajes que ella no tocaría.

 

          La siguiente hora se dedicó a tomar notas que juzgué ociosas. Para no aburrirme, repetí las pócimas. Ya estaba, como se dice, agarrando presión, cuando puso su mano sobre la mía. Volví la mirada. Tenía las mejillas encendidas. Me invadió una agitación hormonal. Rápidamente la domeñé: me dijo, con un toque de apuro, que necesitaba el “tocador”.

 

          Me espanté. Hasta las cero horas de ese día sólo los valedores habían requerido de esos servicios, y al fondo a la izquierda, sobre una puerta, un letrero destartalado así lo decía. Sin duda los idiotas que cambiaron el reglamento no pensaron en ese pequeño detalle. Estábamos en el corazón del barrio bravo, en una era anterior a Sanborns y a diez kilómetros de la gasolinera más cercana [que de nada hubiera servido, si recordamos como eran aquellos w.c.]

 

          Fui a buscar al mesero. Le expliqué la situación. “No se apure, don”, respondió. Entró al baño. Salió. Hizo señas para que B.F. se aproximara. Con rostro inexpresivo le dijo, “Está vacío”, y le indicó la puerta. Acto seguido se colocó en la entrada, mirando hacia el salón, los brazos en jarra cual sarraceno guardando el harém. Pensé que sólo le faltaba la cimitarra. Al poco B.F. apareció de regreso y en “Las glorias de Cuitláhuac” el respetable estalló en aplausos y aullidos de lobo.

 

          De puntitas, con gran dignidad, B.F. regresó a la mesa. Pero se tropezó en el último tramo y fue a dar a mis brazos. El jolgorio se alzó de nuevo. Su mirada me dijo que estaba en peligro y contuve la risa. Creo que el orgullo le impidió salir corriendo del lugar, gracias a lo cual pude recetarme otra dosis de las agüitas que atarantan.

 

          Su crónica, espléndida, rebosante de humor y detalles como manda el canon, apareció al día siguiente en primera plana con un gran despliegue en interiores. Lo malo fue que puso mi nombre y por poco me expulsan del club de los rudos. Eso fue un día como hoy, hace 38 años. ¡Dios santísimo!

 

 

30 de junio de 2019.


  

@juegodeojos  facebook.com/JuegoDeOjos sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas. : Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Memoria de Los heraldos negros
Una cineasta nazi llamada Leni Riefenstahl
La Bestia
Diablo crucificado
¡Nunca más!
Mercaderes de la muerte
Una vida en el karroo
De adjetivos y lugares comunes
Esa montaña...
La venganza de los Asturias
Ensalada invernal
Recuperar el pasado
Ve y dilo en la montaña
Jesús Blancornelas, in memoriam
El judío errante
Un amigo de Dios
El reportero más joven de México
Problemas en el patio trasero
Aquel dos de octubre
Visita al palacio verde

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Entregan becas a médicos de la UACJ para seminario de avances científicos | Portada
Tiene magistrado 10.4 millones de
origen desconocido: Función Pública
| Portada
Vendía en las redes
sociales un vehículo robado
| Portada
Dos lesionados en volcadura de
madrugada sobre el Perimentral
| Portada
Se hizo pasar por sicario
para extorsionar a su familia
| Portada
Arde acumulación de madera en
vivienda de colonia Periodistas
| Portada
Celebrará a Beethoven con dos
conciertos la Sinfónica Juvenil de la UACJ
| Portada
Frío y ráfagas
arriba de 50 km/h.: PC
| Portada
Inicia renovación de pavimento en 3.8
kilómetros de avenida Los Aztecas
| Portada
Tirotean otra vez en Chihuahua
a policías estatales; una lesionada
| Portada
Última semana con descuento
de 10% al impuesto predial
| Portada
Entregarán beca a 25 médicos para
que asistan a curso de actualización
| Portada
Eliminados más de 7 mil 200 baches,
cerca de 30 mil metros cuadrados
| Portada
Balacean a dos escoltas
del gobernador en Chihuahua
| Portada
| Gotera
¿Será el coronavirus el cisne negro de la Globalización?
| desdeEspana
No es verdad que a las mujeres…..
| chileKNqueso
Cesan a dos maestros del Cobach 9
por acoso sexual contra alumnas
| Portada
Matan a balazos a dos jóvenes
en colonia Villas de Alcalá
| Portada
Visita el Instituto Municipal de las Mujeres
comunidad rarámuri del Kilómetro 30
| Portada


Gotera

   No que no traibas, piojoso!

   Cuando a los juarenses les llega el ¡arriba las manos! del recibo del agua, ya no hay nada  que hacer.

   No papacito! no, ya no son 250, ahora son 800 pesos los que tienes que aflojar, dice el del antifaz azul.

   ¡A ver, ese del minimote, empínate un poco más roñoso! que no te veo la cartera.

   Que con permiso de quién? pues nada más y nada menos que del mero mero jefe de la banda de gobierno.

   Que por qué?

   Pues porque se le hinchan los bigotes, por que con toda alevosía puede meter la mano a la bolsa de la madre o padre de familia y llevarse hasta lo de las medicinas.

   Porque muy lejos de la sensibilidad social, para los traficantes hídricos no hay 'ley del mercado' que valga-, desde luego, se trata de un monopolio.

   Y finalmente, porque para saquear a los que 'menos saben, menos tienen y menos pueden' no hace falta más que la la frialdad mercantilista, la tarascada y, a guiguis...el seguro refugio de la impunidad.


Más Gotera

Leviatán

“Muerte al violador premio a la infidelidad”


Ramón Quintana Woodstock

 

“Muerte al violador premio a la infidelidad”… “nada de sostén, nada de pastillas que las tome él”

…en la década de los 80s sorprendió la lirica de esta rola que invadía el ambiente iberoamericano, sobresale porque no eran tiempos de rebelión femenina, eran tiempos de guerrilla y devaluación económica; la palabra “empoderamiento” aun no aparecía en el diccionario del género y cuando todo parecía revuelto entre la juventud descarriada de los ochentas, esta pieza en castellano le daba dirección a tantos desheredados que buscaban en el rock en inglés un pivote de escape.



Más Leviatán

La Nota Nostra

La actitud es lo que cuenta

 

Ramón Quintana Woodstock

 

En tiempos del Führer, era un acto normal hacer mañaneras no solo en la mañana, la voz de Hitler desfilaba todo el día, las estaciones de radio estaban controladas por el gobierno del tirano, no se movía una silaba sin el que el dictador dijera algo, era un momento de zenit, pero ya se había trabajado muchísimo en ello, previamente el autor de los campos de concentración rogó para que le dieran el poder, el blanco eran los empresarios, por supuesto que el dinero era algo sustancial, les pidió que le apoyaran para sacar de Alemania del atolladero, y los empresarios movidos por el discurso impecable del nacionalismo le dieron el voto y así mismo, el poder. La promesa era la bonanza para sus factorías, por supuesto que con ese billete de cambio, los adinerados le dieron todo su soporte, al puro estilo priista -para ponerlo en contexto-.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Fetichismo: Objeto al que se rinde culto o reverencia sin ninguna justificación, como los retratos de algunos revolucionarios

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Si te molesta que alguien piense, viva y sea distinto a ti, te recomiendo dos cosas. Una deja de leer esto, que tengas lindo día y se feliz. La otra… ve a terapia, lo necesitas.

No trataré un tema tan polémico como el aborto, la libre determinación de la personalidad o la legalización de la marihuana para su uso recreativo. Pero sí es un tema sumamente sensible.

¿Cómo lo sé? Mi padre me lo enseñó. Sí, él era un cabrón muy sabio. Sabía de todo. Pero para él, el conocimiento no tenía sentido. Era más una cuestión de estatus, le gustaba sentirse superior y adoraba corregir a gente ignorante, más si cabía una burla de por medio.


Mas Juárez

Sindéresis

No es verdad que a las mujeres…..

 

Francisco Flores Legarda


“Ladrón sagrado borro mis reflejos
Placer de nunca más saber quién soy.”

Jodorowsky


A las mujeres le gusta el abuso sino marcharían.

El maltrato a las mujeres es algo raro y aislado.

Sucede en familias de bajos ingresos y etnias.

No hay manera de romper con las relaciones abusivas.

Hombres adictos a las drogas, parados, con estrés en el trabajo…


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com