cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Manuel Buend铆a, in memoriam


Miguel Angel S谩nchez de Armas


Cada año, en la misma fecha de mayo, publico la misma columna. Sólo actualizo el tiempo transcurrido. Es la machacona esperanza de que algún día sabremos la verdad: quién tomó la decisión, quién organizó el operativo, quiénes consiguieron el arma, planearon la emboscada y jalaron el gatillo; quiénes protegieron –o eliminaron- a los pistoleros.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

An谩lisis descriptivo de la informaci贸n oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Ju谩rez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


驴Bendecir铆a EE.UU. un golpe blando en Espa帽a?

Germ谩n Gorraiz Lopez

Tras la implementación por el Gobierno de Sánchez del Estado de Alarma debido a la crisis del COVID-19, la sui generis democracia española habría devenido en una seudoautocracia en la que todos los poderes quedan concentrados en el Presidente y en su brazo ejecutor, el Ministerio de Sanidad. En esta tesitura, la oposición se encuentra desarbolada al verse incapaz de evitar la aparición en el BOE de los sucesivos Decretos-Leyes implementados por el Gobierno, quedándole tan sólo el recurso al pataleo traducido en caceroladas y escraches.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
DesdeJuarez
 

 

Por la participaci贸n, mi dedo en la nariz

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por la participación,

 

mi dedo en la nariz

 

 

 

Por Hernán Ortiz

 

 

 

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

 

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.

 

¿Será posible que queriendo ser tan libre acepte jerarquías? Claro, por ejemplo, si acordamos algo desde la Asamblea de Organizaciones de la Sociedad Civil, lo acato, fue un acuerdo, si en un grupo de trabajo se toma una decisión distinta a lo que yo considero correcto, también lo acato. Si la decisión va en contra de lo que considero moral… bueno mi moral, también lo acato, tal vez yo soy el que está en el error. Lo que considero no negociable son los Derechos Humanos, si la decisión va en contra de estos Derechos, entonces sí desobedezco, conscientemente, es más tal vez dejaría el grupo o red que lo promueve. No recuerdo haber estado en una situación así.

 

Entre los muchos comentarios que he recibido, uno de ellos es, entrar a trabajar en el gobierno. Es muy fácil quejarse y oponerse, dicen. No, no es fácil. Se requieren mucha resistencia y esperanza para aguantar la gran frustración de ver que las cosas no funcionan y simplemente darse por vencido. No es fácil.

 

¿Entrar a ser parte del gobierno? Hay dos cosas que se deben valorar.

 

La primera es que las dinámicas institucionales, condicionan a las personas. Esto es normal, pues para eso existen protocolos y procedimientos, para que la ciudadanía tenga certeza de que esté quién esté en el poder su interacción con el gobierno será más o menos igual. Claro, la corrupción, hábitos, negligencia, habilidad, sabiduría o ignorancia de quién atiende a la ciudadanía siempre será un factor para que la certeza de que las demandas ciudadanas serán atendidas se vea obstaculizada o favorecida.

 

Pedirle a alguien que esté en el gobierno que actúe al margen de la ley, aunque sea por una buena causa, es un acto de corrupción… y con buenas causas se puede promover la impunidad.

 

Entonces, si entrara al gobierno no podría hacer lo que quisiera, como legislador o regidor, sólo sería un voto más. Seguiría en la medida de lo posible, planes y programas. Una de las razones por las que el ayuntamiento local no ha funcionado es que quienes lo integran no hacen lo que tienen que hacer. Si fuera un director, seguramente tendría que hacer caso a mi jefe o jefa, de lo contrario terminaría renunciando por motivos personales.

 

Siempre se puede dar un toque personal, pero parece que la mayoría de la burocracia sólo tiene un toque institucional.

 

Sí, creo en las instituciones como una herramienta. Una institución es una serie de elementos relacionados, no son entes conscientes, ni aman, ni reciben el amor que se les envía.

 

El segundo elemento a valorar es, ¿qué tanto nos cambia el poder? Por lo pronto, presento el poder como la capacidad de tomar decisiones sobre alguien o algo. Si estoy en un puesto de poder, en qué momento me corrompo. ¿Siempre se corrompe? Quiero pensar que no, pero pensando en el peor de los escenarios. ¿En qué momento dejo de trabajar por la causa que me llevó al puesto? ¿En qué momento la democracia y la justicia se dejan de lado para promover un proyecto personal, cuidar mi sueldo o cumplir compromisos? ¿Se podrá hacer todo junto? ¿Es humanamente posible?

 

Muchas entrañables amistades han entrado a trabajar en el gobierno, incluso en puestos de elección popular, no estoy seguro de que en conjunto con ellas se hayan impulsado tantas cosas como hubiéramos querido, a veces, hasta nos hemos distanciado. Seguramente ha sido por falta de mi capacidad para institucionalizar una relación personal… tal vez incluso por temor a caer en un acto de corrupción o tráfico de influencias.

 

Existe la posibilidad de que la institución termine por domar a la persona.

 

Pero existen alternativas para no estar adentro y seguir jugando el papel de ciudadano que evalúa, critica, propone y vigila. Más allá de la voluntad de diálogo para llegar a acuerdos que puedan mejorar la relación con personas dentro del gobierno, existen espacios que ya son parte de la estructura gubernamental y permiten este diálogo sin el objetivo de cumplir con un trámite, y donde la ciudadanía y la representación del gobierno, pueden dialogar no como iguales, pero sí al mismo nivel.

 

Son los espacios deliberativos. De hecho, estos espacios empiezan a ser parte del Sistema Nacional de Planeación Democrática desde el 2014 cuando se modifica en este sentido el artículo 26 de la Constitución Federal.

 

En un espacio deliberativo, funcionarios y ciudadanía establecen diálogos en las mismas condiciones y con el mismo carácter, pero evidentemente por un lado se presenta la perspectiva gubernamental y por el otro a comunitaria, ciudadana o popular.

 

¿Cómo deberían funcionar estos espacios deliberativos?

 

La verdad, sólo son una pequeña parte en todo el mecanismo de la democracia y con alcances muy limitados. No tienen la capacidad de tomar decisiones sobre los asuntos públicos, es decir no sustituyen al ejecutivo, tampoco deciden sobre reglamentos ni leyes, pues eso lo hace el legislativo, y bueno ni forma de acercarse al judicial.

 

Sus principales funciones, son evaluar, dar seguimiento, proponer y coadyuvar en la materia por la cual se haya formado el espacio casi siempre en la figura de consejo.

 

La dependencia o instituto que quiere formar el consejo (espacio deliberativo) hace una convocatoria para que la ciudadanía interesada aplique a ocupar un lugar, por lo general los funcionarios son designados desde la redacción de su reglamento.

 

El consejo se reúne y discuten temas relacionados con su razón de ser. Actualmente, en Juárez, está el Consejo Deliberativo del IMIP, el de Desarrollo Social y Participación Ciudadana, el de la Sindicatura, el del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes… son algunos que se me vienen a la mente.

 

Resultado de la discusión en estos consejos, deben surgir, opiniones, recomendaciones, propuestas e incluso, la ciudadanía que es parte de estos consejos puede opinar pública y libremente sobre los temas que ahí se abordan, menos, claro está, en casos donde la información deba ser reservada.

 

Cualquier persona puede llevar los temas de su interés a los consejos para que sean discutidos y se resuelva sobre ellos. El resultado no será más que una recomendación, comentario, postura o algo realmente muy simple, pero con el respaldo de haber surgido de un espacio de diálogo donde la ciudadanía y el gobierno están en las mismas condiciones.

 

¿Sirven de algo estos consejos si sus alcances son tan limitados?

 

Bueno, son un puente de diálogo, tal vez, un extra necesario porque los cambios desde adentro no han sido suficientes.

 

Tal vez son pura fantasía y distracción.

 

Pero estoy convencido que peor es no tratar, la pasividad nos hace cómplices de la transa y la corrupción.

 

Mostrando mi interés, pero no mi esperanza absoluta, apliqué para ser parte del Consejo Consultivo de Participación Ciudadana. En la sesión de instalación del mismo, no fue el gobernador, sino su representante, a quién aproveché para decirle que en Juárez sí asesinan personas y queman camiones.

 

He participado en distintos consejos y siempre es difícil entender que el diálogo y productos de un alcance limitado es su razón de ser. Muchas veces es más lo que se invierte en tratar de entender lo que se hace y que no es como dice mi madre, un puesto de levantadedo. ¿Cómo le explico que no es así? ¿Qué pasará si tiene razón? No lo sé, no es fácil. Me queda claro que las falsas expectativas pueden nublar las buenas intenciones. Muchas veces es más lo que se sueña que lo que se puede lograr, es un espacio necesario, pero no es la panacea, por eso, en la foto formal con todos los consejeros, no pude evitar meter mi dedo en la nariz.

 

Se supone que son cosas que no se deben hacer, pero no lo dice en ningún lado. De hecho, es el sentido común el que nos dice que la solemnidad no permite dedos en la nariz, el mismo sentido común que nos dice que no debemos cuestionar a la autoridad, o que debemos ser silentes ante la impunidad y corrupción. Es ese sentido común que debemos cambiar si queremos promover la participación ciudadana con la idea de que efectivamente un puente nos puede ayudar a construir los diálogos que generen los acuerdos que irán abonando a una mayor y mejor participación ciudadana.

 

 

 

 

Hernán Ortiz
jhiiio@hotmail.com

jhortiz@uacj.mx

 

 

No al despojo de la tierra.
PARTICIPA:
http://noalcercoenlomas.wordpress.com

 


  Imprime este texto


Más Información de DesdeJuarez

La pandemia no frena la pol铆tica
Fetichismo: Objeto al que se rinde culto o reverencia sin ninguna justificaci贸n, como los retratos de algunos revolucionarios
Por la participaci贸n, mi dedo en la nariz
Cr贸nica de una marcha, desfilamos para proteger el agua del desierto
縄maginas una ciudad de fiesta, sin Federales ni Narcocorridos?

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Asciende a 172 el n煤mero
de colonias sanitizadas
| Portada
Ven铆a con 176 mil d贸lares ocultos
en el auto; lo atrapan en Presidio
| Portada
Rescatan bomberos a trabajador
atrapado en derrumbe en de La Torres
| Portada
Caen en la colonia Obrera
con casi 4 kilos de coca铆na
| Portada
Sicarios asesinan a joven en
colonia Cazadores Juarenses
| Portada
Llevaba 26 libras de 'cristal'
y cae en el De Las Am茅ricas
| Portada
Ejecutan a tres y lesionan a tres m谩s
en vivienda de Colonia San Francisco
| Portada
Se quema auto a las puertas
de un taller en la Morelos
| Portada
Reparan m谩s de 81 mil metros bajo
el Programa Emergente de Bacheo
| Portada
Tumba tr谩iler dos postes
de Telmex en la zona centro
| Portada
Caliente fin
de semana: PC
| Portada
Participa Presidente Municipal en inauguraci贸n del Hospital para Pacientes COVID-19 en Recuperaci贸n del IMSS | Portada
Llama UACJ a inscripciones
en l铆nea para pr贸ximo semestre
| Portada
Otras siete, y llega Ju谩rez a
las 313 muertes por Covid-19
| Portada
Balean, asesinan a joven
en arroyo de Rancho Anapra
| Portada
Al alza, a los 41潞 C. y
20% de lluvia probable: PC
| Portada
Matan a balazos a joven en
calles de la Divisi贸n del Norte
| Portada
Autoriza Cabildo donaci贸n de predios
a favor de instituciones educativas
| Portada
Arrestan a 9 policias de Gobierno del
Estado por desvalijar una vivienda
| Portada
Asesinan sicarios a un
joven en colonia Ni帽os H茅roes
| Portada


Gotera

    'Nadar de muertito'.

    Paros.

    Protestas.

    Y plantones, de nada sirvieron.

    Nadie en Gobierno del Estado escuchó a los obreros en repetidos actos de inconformidad contra las decenas de maquilas que se negaron a cerrar para evitar el contagio del Covid-19.

    De principio a fin, a lo largo de nueve semanas, el gobernador y su patronal gabinete de trabajo, social, de salud y economía nadaron de muertito para cumplir con la vergonzante meta de omisión y vista gorda.

    Eso sí, fue todo un desafío de magia, conmiseración y malabarismo en la mayor feria de korima y limosna que se haya visto en el rancho como aparato distractor y a fin de aparentar el mayor esfuerzo por aliviar las carencias del pobrerío.

    En ese empeño, GobEdo emparejó ese largo tenederete de distracción y sana-sana-colita-de-rana precisamente a ese tramo de primera, segunda y tercera fase de la pandemia.

    Todo menos parar la maquila y el transporte contaminantes.

    Hasta lo imposible se hizo porque pasara inadvertido el incumplimiento del decreto federal que ordenaba el cierre de toda empresa de actividad no esencial.

    Cosa tan escandalosa que por supuesto todo mundo de enteró de la ilegal operación de buena parte de la industria extranjera durante la Jornada Nacional de Sana Distancia (Jnsd / 23 de marzo-30 de mayo) que recién termina.

    Irregularidad que sin duda derivó en la infeccción y muerte de trabajadores, aunque no haya autoridad que trabaje por establecer en qué medida.

    Pero uff¡ al fin termina el chorrillo, don Javier ya no tendrá porque escurrir el bulto, y pronto se verá como sale ufano a decir que Juárez reanuda la --para muchos miles nunca interrumpida-- actividad de maquila en el ramo automotriz, ya 'esencializada' a partir de junio.

    La mortandad de ese trecho y sector irá, aquí sí, al archivo muerto, se le echará tierra al asunto...y nadie pagará por esas muertes forzadas.


Más Gotera

Leviatán

El DJ


Ram贸n Quintana Woodstock

 

Lo recuerdo bien, era cualquier tarde después de salir de la maquiladora, acudí a ese lugar donde vendían discos de acetato, en uno de los pasillos estaba aquel hombre de pelillo largo, creo que era 1990, me acerqué porque creí conocerlo, en efecto, era Joel el ex compañero de la segunda preparatoria en la que intenté culminar mis estudios, al igual que yo, también salió fulminado. Teníamos cosas en común: pertenecíamos a la clase del proletariado, y a la periferia de la ciudad, pero mejor aún, nos gustaba la música.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Carta al Viejo del Costal

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

Cuídate Viejo del Costal, porque ha llegado un estratega que está reinventando todo, es un personajazo que levanta ámpula en donde se pare, él perfecciona los estándares, los reinventa y los hace a su modo y la gente se le entrega cual torero en el Coso de Insurgentes. Te digo que te cuides porque  es bueno con el lenguaje, maneja a las masas como blandengues, lo que dice siempre causa controversia porque lo que dice es ley, no tiene clemencia (ni prudencia) cuando dice, ni como lo dice, es encantador con las viejitas porque ha revivido palabras que ya tenían epitafio.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

La pandemia no frena la pol铆tica

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

Sé lo que tengo que decir, pero cómo empezar.

Tal vez sea por la emergencia sanitaria y la falta de cervezas. Dicen que ya surtieron las tiendas de nuevo. ¿Será?

Un amigo tiene un restaurante. A veces abre, otras no. Para vender necesita comprar insumos, si no vende suficiente el costo es mayor a la ganancias. Ante esa situación resulta menos riesgoso no abrir. Pero no abrir implicará ¿cerrar definitivamente?


Mas Juárez

Sind茅resis

El virus de la ultraderecha

 

Francisco Flores Legarda


“Confiar no es saber todo sobre alguien, sino no necesitar saberlo.”
Jodorowsky


El sábado 30 de mayo se manifestaron sobre ruedas, en varias ciudades del país, un conjunto de ciudadanos atendiendo a la convocatoria de una organización de ultraderecha. El número de participantes, sus consignas antidemocráticas, todos los dislates que pusieron en pancartas y circularon en redes, no son suficientes para negarle atención al hecho de esta movilización. Sin ignorar su pequeñez, merece un análisis provisorio y preventivo. Por ello, a continuación, sugiero dos esquemas para poner al alcance de quien esto lee, las posibilidades nefastas de esa protesta motorizada. Su ansia golpista releva sus máscaras.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com