cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Mercaderes de la muerte


De la Redacción


Los más letales instrumentos de exterminio no están en los arsenales nucleares de las grandes potencias sino en las calles de las ciudades, en las zonas de conflicto de “baja intensidad” y en los feudos de los señores de la guerra: 550 millones de armas “ligeras”, una por cada 12 habitantes del planeta.

Medio millón de seres humanos mueren cada año víctimas de balas de calibre de pequeño a moderado. La inmensa mayoría de estas víctimas son civiles. En algunas regiones del mundo quienes disparan esos proyectiles son niños de entre diez y 15 años.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

LA NECESIDAD DE ORGANIZARNOS PARA EL PLEBISCITO: EN FAVOR O EN CONTRA, DEL PROYECTO JUÁREZ ILUMINADO


Leobardo Alvarado


SOBRE EL PLEBISCITO aprobado por el Instituto Estatal Electoral para que sean las y los ciudadanos quienes decidan si desean el proyecto Juárez Iluminado, vale recordar la historia local reciente.

El año 2005 se buscó el referéndum para impedir que se llevara a cabo lo que coloquialmente se conoció como "Ciudad Vallina"; o la propuesta del desarrollo del Plan San Jerónimo. Entonces el Congreso Local negó esa posibilidad, pese que de las alrededor de 44 mil firmas que se necesitaban para avanzar el proceso, las y los ciudadanos que participamos de aquel momento logramos recabar más de 55 mil firmas.[1] En este sentido es importante reconocer el papel preponderante que tuvo el Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social donde confluíamos diversas organizaciones de la sociedad civil.
 


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Hacia un Gobierno Militar en EEUU?

Germán Gorraiz Lopez

El “escenario teleológico” sería aquel en el que “la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión, pero tras el triunfo de Donald Trump en las Presidenciales de EE.UU, asistiremos a la irrupción de un “escenario teleonómico” en contraposición al llamado “escenario teleológico” vigente en la actual sociedad occidental y que vendrá marcado por dosis extremas de volatilidad.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Ensalada invernal

Será por el siniestro clima que nos azota o por el inclemente avance de la edad, no lo sé, pero mis conexiones sinápticas están chisporroteando y no hay manera de enfocarlas en alguno de los urgentes temas que la sociedad espera sean atendidos por mi pluma. Así que con la licencia de mis pacientes y fieles lectores, esta semana desahogaré una ensalada de temas breves que se me han ido quedando en el tintero, algunos de ellos bastante antiguos.

Creo que nunca he visto en pantalla al Gran Actor, pero me da gusto que sea candidato a un Oscar de la academia. Como padre de una actriz, entiendo el valor que tienen esos símbolos: pueden estar confeccionados con latón de segunda mano, pero representan el reconocimiento de los pares. Me gusta la frescura y el sentido de humor con que el Gran Actor se condujo en las entrevistas, pero en lo que no estoy de acuerdo es en su declaración de que “Este premio no va a resolver ningún problema de México, pero para mi será muy importante”.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ensalada invernal

 

 

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 

 

         Será por el siniestro clima que nos azota o por el inclemente avance de la edad, no lo sé, pero mis conexiones sinápticas están chisporroteando y no hay manera de enfocarlas en alguno de los urgentes temas que la sociedad espera sean atendidos por mi pluma. Así que con la licencia de mis pacientes y fieles lectores, esta semana desahogaré una ensalada de temas breves que se me han ido quedando en el tintero, algunos de ellos bastante antiguos.

 

          Creo que nunca he visto en pantalla al Gran Actor, pero me da gusto que sea candidato a un Oscar de la academia. Como padre de una actriz, entiendo el valor que tienen esos símbolos: pueden estar confeccionados con latón de segunda mano, pero representan el reconocimiento de los pares. Me gusta la frescura y el sentido de humor con que el Gran Actor se condujo en las entrevistas, pero en lo que no estoy de acuerdo es en su declaración de que “Este premio no va a resolver ningún problema de México, pero para mi será muy importante”.

 

          ¡No, carajo! Como no me canso de sermonear a mis alumnos, en la medida en que cada quien cumpla con sus obligaciones y se empeñe en ser el mejor sin necesidad de que nadie lo vigile, estamos creando un país mejor. Como dice mi abuela, nadie puede ayudar si primero no se ayuda a sí mismo. Así que ese Oscar ayudará a resolver un grave problema nacional, el de la autoestima, que hoy parece tener como ejemplo sólo al panbol. (Nota bene: se dice que cuando se creó la estatuilla había la intención de llamarla “Hombre de hierro”, mote que no pegó. Y entonces una señora Herrick que trabajaba en la Academia comentó que el mono se parecía a su tío Oscar… y ya sabe usted lo que pasó.)

 

         Leo a Martín Caparrós en Letras libres y se me ponen de punta los vellos desde el cogote hasta la zona sagrada. El gran entrevistador, el periodista implacable, el pelón de mirada feroz que partió a la India en busca de Sai Baba, el riguroso maestro de literatura y periodismo que una vez declaró ante sus alumnos: “Me gusta salir a hacer una crónica porque me parece que me pongo primitivo, que recupero ese atavismo del cazador que sale a ver qué encuentra”, ese mismo, ¡se compró una Kindle! ¡Oh manes, está próxima la decadencia de Occidente!

 

         Pero esto no es lo peor: agobiado por el remordimiento de su debilidad, a lo largo de muchas cuartillas justifica su felonía con argumentos alambicados que van desde el precio bajo del aparatejo (¡hágame el refabrón cavor!) hasta su capacidad para almacenar tres mil libros… que sin duda podrá leer simultáneamente, je. He colocado veladoras para que desde el monte sagrado de los libros se lance un rayo que funda la batería de la Kindle de Martín Caparrós antes de que su traición se convierta en mal ejemplo y cunda entre una juventud de por sí ayuna de valores. A ver dónde lee entonces.

 

         Se publicó tiempo ha que el venerable Museo del Orsay iría a los tribunales para demandar a una empresa de lencería. Esto no es un happening para airear el mohoso ambiente del repositorio y atraer a los jóvenes que ni por equivocación ponen pie en esos templos, no. La historia es que un ramillete de frescas, guapérrimas, correteables (y alcanzables) chicas llegó a la galería. Las zagalas se quitaron los abrigos, quedaron adornadas con minúsculas prendas íntimas y danzaron entre los provectos visitantes que según testimonios en youtube para nada se escandalizaron. Era un ardid publicitario. Pero los severos patronos de la institución, cual personajes de Intolerancia (1916, dirigida por David Wark Griffith), desempolvaron los cilicios, aceitaron el potro, alinearon la dama de hierro y se lanzaron a la caza de las inmorales que mancharon el recinto. No me quedó claro si además de cárcel y multa para las pecadoras y sus patrocinadores, la directiva del Orsay organizaría un Tedeum y procesiones de desagravio.

 

         No estuve de acuerdo con Silva Herzog cuando denostó a los camaradas del PT que anduvieron por los rincones lloriqueando con vestiduras rasgadas, crujir de huesos y ceniza en el pelo por el óbito de Kim Jong Il, heredero del llorado Kim Il Sung. Chucho es demasiado joven para comprender el dolor que asaetea el alma de los viejos cuando sienten que la historia se les escapa entre los dedos nudosos. Más respeto al amado líder, el padre que durante felices décadas iluminó a las masas con su “revolución continuada”, el mismo que en el palacio de Pyongyang bendecía a delegaciones de intelectuales y periodistas mexicanos que peregrinaron para dar fe de la nueva luz.

 

          La ruta D.F.-Habana-Praga-Harare-Pekín-Pyongyang fue más célebre que el Camino de Santiago. En el frescor del Nivel, del Negresco, de La Castellana y de otros santuarios de salud y sabiduría, escuché de queridos amigos míos, hoy enviados especiales al más allá, aventuras en aquel trayecto que dejaban chiquito a Ulises y hacían de Miguel Strogoff un mandadero. Así que más tolerancia a las nostalgias revolucionarias, señores analistas.

 

 

         Un video que mostró a cuatro marines orinando sobre cadáveres de supuestos talibanes tuvo con el grito en el cielo a los fariseos del planeta hace unos años. Duraba poco menos de un minuto y se escuchaban las risas de los jóvenes. Uno de ellos dice que “a esos compas les hacía falta una ducha”, mientras se sube el zíper y se aleja satisfecho por el deber cumplido.

 

         En Washington, los funcionarios del gobierno que ordenó la invasión, los legisladores que aprobaron los millones de dólares que costó y los supervisores de Abu Ghraib y Guantánamo, se mesaron los cabellos y se rasgaron las túnicas por el brutal espectáculo. Y quizá desde el santo rescoldo en donde reposan, los prohombres Polk, Roosevelt, Truman, LeMay, Dulles, et al, se hayan escandalizado por el episodio que empañó sus hazañas: guerra contra México y expoliación de su territorio, bomba atómica en Japón, cien mil muertos con bombas de napalm, guerra no declarada en Vietnam, declaratoria de inferioridad racial para todo americano no estadounidense, y un largo etcétera.

 

         Y todo porque unos muchachos que no terminaron la secundaria en Alabama o Kentucky se condujeron como millones de los wasp que ven en los demás pueblos a seres inferiores dignos de ser meados. ¿Exagero? Creo que no. Seguro estoy que esos chavos se siguen preguntando en Fort Bragg qué fue lo que hicieron mal. Después de todo son herederos de soldados como el coronel John Pickett, quien en 1863 reportó al presidente confederado Jefferson Davis que los mexicanos eran, “[una raza] de mandriles degenerados... ladrones... asesinos... villanos y parias...”, además de proponer la apropiación de los ilimitados recursos agrícolas y minerales de México.

 

 

 

         O esta otra joya del presidente con apodo de osito, Teodoro Teddy Roosevelt, a propósito de quienes pedían respeto a los pueblos originarios que eran masacrados: “Es verdaderamente estúpido, inmoral y perverso y puede entorpecer el proceso de una conquista que podría llevar a continentes enteros a convertirse en naciones civilizadas y florecientes, la idea de que esos continentes se deben para las tribus dispersas y salvajes, cuya vida es poco más o menos tan sin sentido, miserable y feroz que la de las bestias con las que conviven”. El padrecito Stalin y el tío Adolfo habrían suscrito sin chistar esta bella homilía. Así que ¿por qué tanto escándalo por la travesura de unos pobres muchachos en uniforme que sólo repetían una conducta aprendida?

 

 

15 de diciembre de 2019.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas: Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Mercaderes de la muerte
Una vida en el karroo
De adjetivos y lugares comunes
Esa montaña...
La venganza de los Asturias
Ensalada invernal
Recuperar el pasado
Ve y dilo en la montaña
Jesús Blancornelas, in memoriam
El judío errante
Un amigo de Dios
El reportero más joven de México
Problemas en el patio trasero
Aquel dos de octubre
Visita al palacio verde
Un ranchero cuentacuentos
La risa, remedio infalible
El oficio de Manuel Buendía
Septiembre
Medio pan y un libro

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

UACJ lleva Bellas Artes
al centro de la Ciudad
| Portada
Ejecutan a conductor y hieren
a su acompañante en la Hidalgo
| Portada
Muere anciano conductor en
volcadura cerca de Samalayuca
| Portada
Al hospital dos hombres tras intento
de ejecución en Urbi Villa Bonita
| Portada
Destruye fuego una vivienda
en colonia Fronteriza Alta
| Portada
Cafeterías de institutos de UACJ
tienen nuevas administraciones
| Portada
Matan a balazos a joven
en calles de Info El Jarudo
| Portada
Llega a los 13 mil 529.39 metros,
el Programa Emergente de Bacheo
| Portada
La UACJ inicia entrega de fichas
para el semestre agosto diciembre
| Portada
Atrapa la migra a 13
migrantes camuflajeados, en Presidio
| Portada
Alista Gobierno Municipal repavimentación de
nueve vialidades principales
| Portada
Choque carambola en Tierra
Nueva; una mujer lesionada
| Portada
Bloquea el PAN reclamo del Congreso
por el asesinato de Isabel Cabanillas
| Portada
Reinauguran edificio
de Veterinaria en ICB
| Portada
Se quema de madrugada vivienda
abandonada en colonia Cuauhtémoc
| Portada
Consejero presidente del IEE
impartirá conferencia en la UACJ
| Portada
Atiende senador Pérez Cuéllar rescate
de parque abandonado en la Escobedo
| Portada
Nublados, 'fresco'
y lluvia en 40%: PC
| Portada
Detienen a cuatro agentes municipales
por abuso de autoridad y cohecho
| Portada
Asiste el Alcalde a inaguración
del colector Oriente XXI
| Portada


Gotera

   Ha! Chihuahua.

   Cosa difícil de lograr, pero el actual gobierno estatal ha dado con la fórmula para sacar lo más brutal del narcogobierno del noroeste serrano.

   Por más que la publicidad hable lindezas del quehacer corralista, la verdad es que el terror sigue, como al inicio de esta administración. O más, con eso de que 'lo que no mata fortalece'

   Los comandos armados siguen al cien en esa otra mitad de la entidad --sin olvidar el alto índice que ejecuciones que prevalece en la frontera--.

   En el último episodio de Chihuahua en el infierno, al menos 22 familias de Madera debieron salir en calzones de sus viviendas incendiadas a mitad de semana en sorpresivo ataque nocturno.

   Todos del bando al que dice pertenecer el gober: 'los que menos saben, menos tienen y menos pueden'.

   Ijoesu!! y luego que no eran tres ni cuatro malandros...eran más de cien, todo un ejército.


Más Gotera

Leviatán

“Muerte al violador premio a la infidelidad”


Ramón Quintana Woodstock

 

“Muerte al violador premio a la infidelidad”… “nada de sostén, nada de pastillas que las tome él”

…en la década de los 80s sorprendió la lirica de esta rola que invadía el ambiente iberoamericano, sobresale porque no eran tiempos de rebelión femenina, eran tiempos de guerrilla y devaluación económica; la palabra “empoderamiento” aun no aparecía en el diccionario del género y cuando todo parecía revuelto entre la juventud descarriada de los ochentas, esta pieza en castellano le daba dirección a tantos desheredados que buscaban en el rock en inglés un pivote de escape.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Mi 1º de enero y David Leonardo

 

Ramón Quintana Woodstock

 

A mí izquierda está una pareja de sexagenarios, el señor llegó quitando las servilletas que estaban en la barra de forma arrogante, las aventó a un extremo, su pareja viste a la moda, “muy buchona” pero el cuerpo no le favorece, no obstante, lleva jeans blancos y botas cafés que recubren sus chamorros. Su cara arrugada y colmada de maquillaje, la hacen ver forzada, sus grietas faciales se evidencian más porque es blanca, en sus dedos porta varios exuberantes anillos y sus uñas son guindas, las cuales no brillan nadita….

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

Por la participación, mi dedo en la nariz

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

¿Se puede cambiar el gobierno desde adentro? No sólo es una pregunta, es una tentación y una que debe ser analizada con cautela.

Me llaman activista. No me gusta. Pero tal vez por eso es común que mucha gente se acerque y me diga lo que piensa que debe hacerse, antes escuchaba y sentía la responsabilidad de llevar su punto de vista a cualquier espacio de debate. Desde reuniones en redes de Organizaciones de la Sociedad Civil, hasta en reuniones con funcionarios o líderes de otros sectores como el académico o empresarial. Después empecé sólo a sentirme incómodo, pues la opinión de quién ve la situación desde fuera, siempre es fácil, pero nunca considera la mediación entre distintas ideologías, la necesidad de recursos para elaborar un proyecto, el confrontar el desvío de los mismos para atender otras prioridades, el incontenible y muchas veces incompatible correr de los tiempos políticos, electorales, sociales, culturales y coyunturales. Hoy, mejor les sugiero que si tienen una buena idea la realicen, gestionen o impulsen por su cuenta. Hago lo que considero correcto, recibo comentarios y aprendo de la sabiduría ajena, pero reconozco que no soy representante de nadie. Claro, a menos que haya una línea jerárquica.


Mas Juárez

Sindéresis

Daños colaterales

 

Francisco Flores Legarda


Mientras buscas los defectos de los otros,
no encuentras tu belleza interior.

Jodorowsky


Estaban convencidos de la solidez del orden reformado. No hicieron el recuento de daños. La ficción tripartita (PRI-PAN-PRD) se asumió como el arribo a un puerto final. Era cuestión de acordar campos de influencia, de reparto de recursos. Todo dentro de un mismo constructo: no hay más ruta que el mercado, sin reparar en variables asociadas que, en los hechos, evidenciaron la fragilidad de su mundo feliz. Actos delictivos al alza. Desigualdades sociales ampliadas por la codicia. No lo vieron así, todo estaba bien. La modernidad por fin dejó de ser esquiva. Eso suponían.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com