cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo González

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

Creación en las tinieblas


Miguel Angel Sánchez de Armas


La sombra del revolucionario, entrega pasada de Juego de ojos, provocó un tsunami de comentarios sobre la personalidad de Martín Luis Guzmán.

“Alguien que se supo muy bien acomodar entre la clase dominante”, expresó una lectora del norte de México.

“El mejor prosista, junto con Reyes y Novo. Impecable. De su amor por el periodismo y las letras, yo agregaría una anécdota final: murió sobre el escritorio con las galera de Tiempo en las manos”, consideró el columnista que a mi juicio es uno de los maestros del estilo en la prensa escrita contemporánea.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

Análisis descriptivo de la información oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Juárez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


¿Bendeciría EE.UU. un golpe blando en España?

Germán Gorraiz Lopez

Tras la implementación por el Gobierno de Sánchez del Estado de Alarma debido a la crisis del COVID-19, la sui generis democracia española habría devenido en una seudoautocracia en la que todos los poderes quedan concentrados en el Presidente y en su brazo ejecutor, el Ministerio de Sanidad. En esta tesitura, la oposición se encuentra desarbolada al verse incapaz de evitar la aparición en el BOE de los sucesivos Decretos-Leyes implementados por el Gobierno, quedándole tan sólo el recurso al pataleo traducido en caceroladas y escraches.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward García Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Juego de Ojos
 

 

Una vida en el karroo

Olivia Emilia Albertina Schreiner nació el 24 de marzo del Año del Señor 1855 en una pequeña estación agrícola de Wittenberg -hoy Lesoto- y fue la novena de los doce hijos de Gottlob y Rebeca, una pareja de predicadores calvinistas que escuchó el llamado divino y viajó de Inglaterra a Sudáfrica para evangelizar a los paganos. Tristemente, el matrimonio tuvo más éxito en echar hijos al mundo que en convertir a los idólatras en el vasto territorio del Cabo.

Miguel Angel Sánchez de Armas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vida en el karroo

 

 

 

  

Miguel Ángel Sánchez de Armas

 

 


         Olivia Emilia Albertina Schreiner nació el 24 de marzo del Año del Señor 1855 en una pequeña estación agrícola de Wittenberg -hoy Lesoto- y fue la novena de los doce hijos de Gottlob y Rebeca, una pareja de predicadores calvinistas que escuchó el llamado divino y viajó de Inglaterra a Sudáfrica para evangelizar a los paganos. Tristemente, el matrimonio tuvo más éxito en echar hijos al mundo que en convertir a los idólatras en el vasto territorio del Cabo.

 

         Gottlob quiso combinar el púlpito con el comercio y la alta clerecía imperial lo puso de patitas en la calle. Debió ser un personaje singular. Me lo imagino chaparro, terco, grueso y fuerte; un rubicundo teutón lleno de complejos y enojado con el mundo que lo arrumbó en el confín de la tierra entre salvajes ignorantes. Un paterfamilias que imponía con mano de hierro el temor a Dios en su casa y en la vida fue de fracaso en fracaso hasta su muerte en la bancarrota en 1876.

 

         Fueron años difíciles para los Schreiner. A los 12 años Olivia fue enviada con sus hermanos mayores para hacerse cargo de las labores de casa. Después se empleó como institutriz y en 1881 había ahorrado lo suficiente para viajar a Inglaterra con la ilusión de estudiar en la Escuela de Medicina para Mujeres de Elizabeth Garrett Anderson y Sophia Jex-Blake, proyecto frustrado por su mala salud y problemas emocionales. Pero sí consiguió que un editor leyera un manuscrito con el que había viajado desde su pueblo, con el relato amoroso y amargo de un territorio en donde la luna chorrea su luz y el karroo se extiende en su inmensidad salitrosa hasta donde la vista alcanza.

 

         Historia de una hacienda africana apareció bajo el sello de Chapman & Hall en 1883 con el seudónimo “Ralph lron” y fue aclamada como una de las grandes obras de la literatura universal. Se le considera la primera novela moderna sudafricana. Hoy, 137 años después, la historia de sus protagonistas, Em y Lyndall, en un rancho en donde nada hay más importante que la Biblia, puede conmover hasta las lágrimas por la fuerza vigente de las emociones y la tragedia de los personajes.

 

         Es el año de 1860. Las primas Em y Lyndall viven y trabajan en un humilde rancho en la desértica llanura sudafricana llamada karroo. Em es adiposa, dulce y pasiva, un perfecto ejemplar destinado al matrimonio. Lyndall es inteligente, inquieta, bella... y condenada a la infelicidad. Su apacible vida se altera con la aparición de un bombástico irlandés, Bonaparte Blenkins, quien asegura tener parentesco con Wellington y con la reina Victoria y se apodera de la voluntad de la lerda y gorda madrastra de las muchachas. Así, conforme transcurre la vida de las dos mujeres hacia un trágico desenlace, el lector es llevado por los meandros de la condición humana no sólo de aquella retrasada colonia, sino del género mismo.

 

         Olivia Schreiner fue catapultada a la fama literaria de inmediato. De vivir en cuartuchos baratos de los barrios pobres de Londres, se le abrieron las puertas de los salones literarios y los círculos intelectuales de vanguardia. Pronto descubrió su segunda vocación, la de activista en favor de los derechos de las mujeres, y se integró a movimientos que en aquella época victoriana, de acuerdo a sus críticos, “no gozaban de la mejor reputación”.

 

         Hoy se le  considera una de las madres fundadoras del feminismo. Luchó por el sufragio universal, la educación, la liberación sexual y la igualdad de salarios y publicó un clásico del género, Las mujeres y el trabajo, en el que denuncia el “parasitismo sexual” del hombre sobre la mujer. También fue una activa pacifista durante la primera guerra mundial.

 

        Un estudio fotográfico hecho durante la primera de sus dos estancias en Londres nos muestra a una mujer gruesa, de facciones agradables y aura inteligente, en cuyo semblante nada hay que permita adivinar el alma atormentada y la vida sumida en la tristeza y la depresión.

 

         La existencia de Olivia Schreiner fue una de soledad y frustraciones amorosas y sexuales. Dan Jacobson, quien prologó en 1971 la edición de Penguin Classics de Historia de una granja africana, se pregunta si la vida de la escritora en pueblos sudafricanos como Kimberley, Cradock o De Aar habría sido más solitaria que en las casas de huéspedes londinenses que fueron durante tanto tiempo su hogar, “si la convivencia con rancheros bóer y con sudafricanos ignorantes pudo haber sido más dañina a su talento que, digamos, la que tuvo con la Sociedad de la Nueva Vida en Londres (cuya meta era ‘cultivar en todos y cada uno un carácter perfecto’).”

 

         Sigue: “Havelock Ellis [...] autor de estudios sobre la sicología de un acto sexual del que él era incapaz; Edward Carpenter, el delicado homosexual redactor de panfletos sobre los derechos de la mujer y del ‘sexo intermedio’; Leonora, la brillante y trágica hija de Karl Marx quien fue llevada al suicidio por su amante Edward Aveling -conspicuo socialista, revolucionario, estafador y mujeriego-, esta era la clase de personas entre quienes [Olivia] encontró a sus mejores amigos.

 

        “Ciertamente es más fácil ser irónico que justo respecto a esos victorianos seculares, progresistas, feministas, traductores de Ibsen e incansables fundadores de organizaciones y sociedades de debate. Que con tanta frecuencia fracasaran en vivir de acuerdo a sus ideales sería en sí algo que difícilmente se les podría echar en cara. ¿De cuántos de nosotros no se podría decir lo mismo?”

 

         Olivia tenía 26 años cuando llegó a Inglaterra. Además del manuscrito de Historia de una granja africana llevaba en el equipaje otras dos novelas, que habrían de ser póstumas. Su vida entró en un remolino emocional agravado por el represivo ambiente victoriano de la época. Era una mujer fuerte, pues defendió con éxito la trama de su novela (los editores querían que Lyndall, quien muere en el parto, se casara con el padre de la criatura, “para no ofender el pudor de los lectores”) aunque debió utilizar un seudónimo masculino, “Ralph lron”: habían pasado sólo siete años de la muerte de la baronesa Dudevant, Amandina Aurora Lucía Dupin, quien firmara sus libros como “George Sand”.

 

         Creo, por lo que he leído de ella, que nació en el siglo equivocado. La imagino una mujer fogosa, apasionada, poco convencional, que sufría atrapada en los corsés reales e ideológicos que aquella sociedad imponía a sus mujeres. Siempre en busca del amor y la felicidad, tuvo una serie de affaires que fueron el escándalo de las buenas conciencias. Entre ellos uno, al parecer nunca consumado, con Havelock Ellis. De aquella época sobreviven numerosas cartas. El 28 de julio de 1884 le escribió a Ellis una nota conmovedora que ofrezco en traducción libre mía:

 

         Iba a romper el papelito que te mando [destruido] pero no lo haré porque tal vez te gustaría leerlo. No puedo explicar qué quiero decir con este miedo, ni siquiera a mí misma; tal vez tú puedas hacerlo por mí. Tengo mucho miedo de quererte demasiado. Me da una sensación amarga si siento que tal vez lo haga. Creo que eso es. Me siento como alguien que empuja una pequeña bola de nieve por la ladera de una montaña y sabe que en cualquier momento se le saldrá de control y crecerá más y más y se irá... no se sabe a donde. Sin embargo cuando recibo una carta, incluso como tu indiferente nota de esta mañana, pienso: “Pero eres tú mismo”. En tanto eres mi misma persona, te amo y estoy cerca de ti; en tanto eres un hombre, te temo y me aparto de ti.

 

         En 1899 Olivia volvió a Sudáfrica y se casó con Samuel Cronwrigh, un ranchero y activista político que también era otra personalidad fascinante: añadió el apellido de Olivia al suyo para quedar Cronwright-Schreiner. ¡Y si eso no fue una muestra de amor, no sé cómo podría calificarse! Fue madre de una niña que murió a las pocas horas de nacida. Su infelicidad se acentuó y regresó a Inglaterra sola. A principios de 1920 Samuel fue por ella para llevarla de regreso a su país. Dicen las crónicas que no la reconoció, tan enferma y consumida estaba, al llegar al miserable cuartucho en donde vivía.

 

         Olivia Emilia Albertina Schreiner murió el 10 de diciembre de ese mismo año y fue enterrada junto con los restos de su hija y de su perro favorito en Buffels Kop, en la desértica planicie karroo.

 

12 de enero de 2020.

 

  

☛ @juegodeojos  â˜› facebook.com/JuegoDeOjos â˜› sanchezdearmas.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez de Armas

jdosemanal@yahoo.com

sanchezdearmas@gmail.com

juegodeojos@gmail.com

Tuit: @sanchezdearmas

Blog: www.sanchezdearmas.mx

 

 

 -------------------------

Miguel Ángel Sánchez de Armas: Profesor del postgrado en comunicación de la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. Doctor en comunicación por la Universidad de Sevilla. Autor de diversos libros, entre ellos Apuntes para una historia de la televisión mexicana; El enjambre y las abejas: reflexiones sobre comunicación y democracia, y En estado de gracia. Conversaciones con Edmundo Valadés. Fundador de la Revista Mexicana de Comunicación y de la Fundación Manuel Buendía, A.C. Ha sido conferencista en universidades del país y del extranjero y tiene numerosas participaciones en congresos nacionales e internacionales. Ejerce el periodismo desde 1968. Su columna semanal “Juego de ojos” se publica en México, Estados Unidos, Sudamérica y España.

 


  Imprime este texto


Más Información de Juego de Ojos

Creación en las tinieblas
La sombra del revolucionario
El género del silencio
La peste
El incidente de Tampico
Escribir en el apando
Retorno a Macondo
El león y el unicornio
Después del coronavirus
Morir de amor
El niño Fidencio
Todo se desmorona
Un libro llamado Ulises
Memoria de Los heraldos negros
Una cineasta nazi llamada Leni Riefenstahl
La Bestia
Diablo crucificado
¡Nunca más!
Mercaderes de la muerte
Una vida en el karroo

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

En recorridos Protección Civil invita
a juarenses a quedarse en casa
| Portada
Fallecen otros cuatro y llega
Juárez a los 264 decesos por Covid-19
| Portada
Invita Municipio a reflexionar sobre
salud en el Día Mundial sin Tabaco
| Portada
Ejecutan a dos hombre y hieren
a mujer a orillas del Camino Real
| Portada
Arrasan, reducen a ruinas ladrones
la primaria Federico de la Vega
| Portada
Suma Servicios Públicos
125 colonias sanitizadas
| Portada
Se incendia basura en un baldío
de Eje Vial y Perimetral Carlos Amaya
| Portada
Incauta la Border Patrol 36 mil
dólares en un retén sobre la I-10
| Portada
Arde de madrugada vivienda
abandonada en la Ex Hipódromo
| Portada
Soleado y con máxima de
35º C. para fin de semana: PC
| Portada
Acaba fuego con pertenencias
de familia en Cerradas del Sur
| Portada
¿Bendeciría EE.UU. un golpe blando en España?
| desdeEspana
Mueren otros 6 y Juárez llega a
los 260 decesos por Covid-19
| Portada
Asesinan a balazos a un joven
en el Infonavit Casas Grandes
| Portada
Invita Contraloría a servidores públicos
a presentar la Declaración Patrimonial
| Portada
Mueren siete más y eleva Juárez
a 254 los decesos por Covid-19
| Portada
Encabeza Alcalde la reunión
391 de la Mesa de Coordinación para
la Construcción de la Paz
| Portada
Detienen municipales a tres sujetos
por el delito de secuestro exprés
| Portada
Ejecutan sicarios a hombre
en Parajes de San Isidro
| Portada
Arrojan a encobijado en
baldío de Lomas del Valle
| Portada


Gotera

    Nadar de muertito.

    Paros.

    Protestas.

    Y plantones, de nada sirvieron.

    Nadie en Gobierno del Estado escuchó a los obreros en repetidos actos de inconformidad contra las decenas de maquilas que se negaron a cerrar para evitar el contagio del Covid-19.

    De principio a fin, a lo largo de nueve semanas, el gobernador y su patronal gabinete de trabajo, social, de salud y economía nadaron de muertito para cumplir con la vergonzante meta de omisión y vista gorda.

    Eso sí, fue todo un desafío de magia, conmiseración y malabarismo en la mayor feria de korima y limosna que se haya visto en el rancho como aparato distractor y aparentar el mayor esfuerzo por aliviar las carencias del pobrerío.

    En ese empeño, GobEdo emparejó ese largo tenederete de distracción y sana-sana-colita-de-rana precisamente a ese tramo de primera, segunda y tercera fase de la pandemia.

    Todo menos parar la maquila y el transporte.

    Hasta lo imposible se hizo porque pasara inadvertido el incumplimiento del decreto federal que ordenaba el cierre de toda empresa de actividad no esencial.

    Cosa tan escandalosa que por supuesto todo mundo de enteró de la ilegal operación de buena parte de la industria extranjera durante la Jornada Nacional de Sana Distancia (Jnsd / 23 de marzo-30 de mayo) que recién termina.

    Irregularidad que sin duda derivó en la contaminación y muerte de trabajadores, aunque no haya autoridad que trabaje por establecer en qué medida.

    Pero uff¡ al fin termina el chorrillo, don Javier ya no tendrá porque escurrir el bulto, y pronto se verá como sale ufano a decir que Juárez reanuda la --para muchos miles nunca interrumpida-- actividad de maquila en el ramo automotriz, ya 'esencializada' a partir de junio.

    La mortandad de ese trecho y sector irá, aquí sí, al archivo muerto, se le echará tierra al asunto...y nadie pagará por esas muertes.


Más Gotera

Leviatán

Te crees mucho


Ramón Quintana Woodstock

 

¡Te crees mucho! ¡te crees mucho!. No hace muchos años escuchaba esa frase en represalia porque no llegaba temprano a casa, y cuando lo hacia siempre estaba de mal humor. Una pequeña fortuna de billetes me había deslumbrado, tenia dos trabajos y uno de ellos me servía para sufragar toda la cerveza del mundo. Dilapidaba el dinero como si abundara, estaba en una segunda adolescencia pero ahora no pedía fiado, era un adultecente: me divertía como niño con cartera de grande, creo que lo único que me faltó para ser un idiota completo era comprar videojuegos, lo cual no hice, nunca me gustaron, así que me salvé por un pelito, solo era medio idiota.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Epistemólogo del gossip. Literal

 

Ramón Quintana Woodstock

 

La primera imagen que vi en ese periódico fue a un señor que se la salió el cerebro del impacto que sufrió en un choque.  El cerebro estaba en la vía pública y el cuerpo desollado dentro del auto. Literal. Las frases groseras y el lenguaje ramplón hicieron que muchos se identificaran con el vespertino, un tabloide lleno de casas de citas y con un poster de una mujer enseñando casi todo, algo que raya en la pornografía, pero nadie dijo nada y dudo mucho que alguien lo haga. En tiempos del PRI, ni pensarlo, el propietario es un tipo que se codea con gobernadores y gente muy caca-grande del partido exdueño de México. Que, por cierto, este señor vive en El Paso en la zona más rica, y mientras usted y yo estamos renegando por tanta idiotez que publican en sus periódicos, él desde la montaña se asoma hacia Juárez aplaudiendo a los muertitos para seguir abrevando de ellos, y vender más PM. Literal.

 

Mediometro

¿Por qué no hay obra pública importante de Gobierno del Estado en Ciudad Juárez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Juárez merece"
Se guarda el dinero para la campaña del '21
Porque el gober se volvió 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

La pandemia no frena la política

 

Juan Hernán III Ortíz Quintana

Sé lo que tengo que decir, pero cómo empezar.

Tal vez sea por la emergencia sanitaria y la falta de cervezas. Dicen que ya surtieron las tiendas de nuevo. ¿Será?

Un amigo tiene un restaurante. A veces abre, otras no. Para vender necesita comprar insumos, si no vende suficiente el costo es mayor a la ganancias. Ante esa situación resulta menos riesgoso no abrir. Pero no abrir implicará ¿cerrar definitivamente?


Mas Juárez

Sindéresis

Catálogo de virus

 

Francisco Flores Legarda


“No somos seres humanos viviendo una experiencia espiritual; somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.”
Jodorowsky


En México nos acercamos al proceso de desconfinamiento, con la certeza de que el SARS-Cov2 se mantendrá no sólo en el catálogo de virus recurrentes. Nos acercamos al primero de junio, para invocar a todas las personas que mantuvieron las actividades esenciales asumiendo riesgos para que los demás nos mantuviéramos alejados de posibles fuentes de contagio.

En el recuento algún día, espero pronto, tendremos la relación de los esencialistas fallecidos. En ella se incluirá no sólo al personal médico-sanitario. Miembros del Ejército, de la Marina, de las unidades de policía, de abarrotes y supermercados, trabajadores del sector energía y de las telecomunicaciones, de la distribución de agua potable y de recolección de basura, los empleados de sucursales bancarias.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com