cabezal
Ciudad Juárez | Dólar: COMPRA -VENTA -Suscribase Suscribase

Trasfondo

Ley de seguridad, vuelta al autoritarismo

 

Carlos Murillo Gonz醠ez

Culpable o no, ahora tu libertad está en juego
Eduardo Cisneros
 

El fascismo trata afanosamente por establecerse de manera legal en México de mano de la clase política, esa amenaza permanente de hombres y mujeres sin escrúpulos capaces de escupir a su madre o vender la patria si es necesario con tal de seguir mamando del poder. La criminalización de la sociedad no sólo lleva en marcha lo que tiene Calderón de presidente espurio, ahora también será una excusa para reprimir cualquier manifestación legítima u antigubernamental.


Más Trasfondo

Juego de Ojos

El gringo y lo gringo


Miguel Angel S谩nchez de Armas


No hay otra manera de decirlo: su problema es que nació gringo y sigue siendo un gringo.

Por favor no se me malinterprete. No hay xenofobia en este juicio. No puede haberla de parte de alguien por cuyas venas corre sangre negra (Camerún), árabe (Andalucía), vikinga (Islandia), teutona (Magdeburgo), mexica (Culhuacán) y trazos de origen tan alejado como Niuatoputapu, una pequeña isla del Pacífico Sur, que ni mi madre pudo explicar cómo fue que se colaron  en la familia.


Más Juego de Ojos

 

MarcaPasos

An谩lisis descriptivo de la informaci贸n oficial disponible sobre el COVID en Ciudad Ju谩rez y el estado de Chihuahua


Leobardo Alvarado


Introducción

La crisis del coronavirus es multidimensional: de salud, económica, política y cultural. Es una crisis porque se trata de una situación o coyuntura que supone cambios que tornan ineficaces y ponen en riesgo procesos sociales, estructuras, objetivos y modos de actuar tradicionales, conocidos, usuales y experimentados.  Las crisis cuestionan la eficacia de esos factores sobre los resultados o expectativas que prevalecían antes de esa coyuntura. Generan inestabilidad, incertidumbre y temor. Pueden generar reacciones inesperadas y efectos que agudizan o mitigan las causas que producen la nueva situación o coyuntura. Es multidimensional, porque siendo una crisis de salud provocada por la diseminación de un nuevo virus, impacta las estructuras económicas y políticas y estimula nuevas formas de pensar y actuar en torno a muchos temas de la vida social, como son la responsabilidad individual y la vida en colectividad.


Más MarcaPasos

 

desde
España


George Floyd y la distop铆a afroamericana

Germ谩n Gorraiz Lopez

La deriva totalitaria sufrida por EEUU durante el mandato de George W. Bush provocó que en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado se llegara en la práctica a anular el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas, instaurando de facto el principio de “presunción de culpabilidad” en lugar del primigenio de “presunción de inocencia”, lo que habría quedado como estigma imborrable en las fuerzas de seguridad de los EEUU. Ello tendría su reflejo en la prepotencia, brutalidad y el desprecio racial que destilan las intervenciones policiales en las grandes ciudades de EEUU,elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.


Más desde España


Por los caminos de Sancho

Belicosos


Renward Garc铆a Medrano


Es difícil entender la lógica de los políticos; a veces ni ellos la entienden y se limitan a repetir patrones de conducta que funcionaron hace cincuenta años.  Algunos tienen un espíritu camorrista y suelen estallar con facilidad –“son de mecha corta”, dicen sus amigos– pero por motivos del todo incomprensibles, no dan la cara; agravian, calumnian, descalifican, desprestigian a sus adversarios, pero jamás mencionan sus nombres, como si quisieran evadir la responsabilidad de sus palabras.

Este lenguaje zahiriente pero indirecto, pudo ser útil a mediados del siglo XX, cuando había un partido hegemónico y un sistema piramidal de ejercicio del poder político, en el que un exceso verbal podría ser muy costoso. Pero en el siglo XXI y en un país que tuvo una transición democrática profunda y pacífica, el doble lenguaje de otros tiempos suena tan artificial como sonaría Shakira si quisiera adoptar el estilo de Libertad Lamarque. 

Los políticos de otros países tampoco suelen ser confiables, pero son menos barrocos. Lula, por ejemplo, tiene un talante optimista y llama a las cosas por su nombre; la actitud de Obama es abierta; destila eficacia y claridad. Pero el panismo en el poder sigue estancado en el rencor social soterrado que sale a la luz en el discurso ambiguo pero de una violencia emocional intimidante.


Más por los caminos

 

 

 

 
Sindéresis
 

 

Miedo a los extra帽os


“Aunque nieguen tu obra te fe en ella:
el barro puede ocultar un diamante, pero no puede disolverlo.”
Jodorowsky


Es muy extraño que la amenaza de una enfermedad ocupe gran parte de nuestro pensamiento como sucede en estos días.

Durante semanas, casi todos los medios tienen historias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

Los programas de radio y televisión tienen cobertura ininterrumpida sobre las últimas cifras de muerte y, dependiendo de a quién sigas, las plataformas de redes sociales están llenas de estadísticas aterradoras, consejos prácticos o humor negro.

·      El mapa de la Secretaria de Salud  muestra  el número de infectados y muertos en el mundo por el nuevo coronavirus

Este bombardeo constante de información puede provocar una mayor ansiedad, con efectos inmediatos en nuestra salud mental. Pero el sentimiento constante de amenaza puede tener otros efectos más traicioneros en nuestra psicología.

Francisco Flores Legarda

 

 

 

 

 

 

 

 

Miedo a los extraños

 

 

 

Francisco Flores Legarda

 

 

 

Aunque nieguen tu obra te fe en ella:

el barro puede ocultar un diamante, pero no puede disolverlo.”

Jodorowsky

 

 

 

Es muy extraño que la amenaza de una enfermedad ocupe gran parte de nuestro pensamiento como sucede en estos días.

 

Durante semanas, casi todos los medios tienen historias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

 

Los programas de radio y televisión tienen cobertura ininterrumpida sobre las últimas cifras de muerte y, dependiendo de a quién sigas, las plataformas de redes sociales están llenas de estadísticas aterradoras, consejos prácticos o humor negro.

 

·      El mapa de la Secretaria de Salud  muestra  el número

de infectados y muertos en el mundo por el nuevo coronavirus

·       

Este bombardeo constante de información puede provocar una mayor ansiedad, con efectos inmediatos en nuestra salud mental. Pero el sentimiento constante de amenaza puede tener otros efectos más traicioneros en nuestra psicología.

 

Debido a algunas respuestas a las enfermedades que fueron evolucionando con los siglos, el miedo al contagio nos lleva a ser más conformistas y primitivos, y menos receptivos a la excentricidad.

 

Nuestros juicios morales y actitudes sociales más conservadoras se vuelven más estrictas cuando consideramos temas como la inmigración o la libertad e igualdad sexual.

 

Los recordatorios diarios de enfermedades pueden incluso influir en nuestras afiliaciones políticas.

 

Los recientes informes de aumento de xenofobia y racismo pueden ser el primer signo de esto, pero si las predicciones de la investigación científica son correctas, pueden reflejar cambios sociales y psicológicos mucho más profundos.

 

·       "¿Un mundo feliz?: resulta que estábamos mejor

cuando creíamos que estábamos peor"

·      Sistema inmunológico conductual

·      Como gran parte de la psicología humana, estas respuestas a la enfermedad deben entenderse en el contexto de la prehistoria.

·      Antes del nacimiento de la medicina moderna, es muy probable que las enfermedades infecciosas fueran una de las mayores amenazas para nuestra supervivencia.

·       

El sistema inmune tiene algunos mecanismos sorprendentes para cazar y matar a esos invasores patógenos.

 

Desafortunadamente, estas reacciones nos dejan sintiéndonos con sueño y sin energía, lo que significa que nuestros antepasados enfermos no habrían podido realizar actividades esenciales, como la caza, la recolección o la crianza de los hijos.

 

·      ¿Podría esta pandemia de coronavirus hacernos

más fuertes como especie a largo plazo?

 

 

Estar enfermo también es fisiológicamente costoso.

 

El aumento de la temperatura corporal durante la fiebre, por ejemplo, es esencial para una respuesta inmune efectiva, pero esto resulta en un incremento del 13% en el consumo de energía del cuerpo. Y cuando la comida escaseaba, eso habría sido una carga seria.

 

"Enfermarse y permitir que este maravilloso sistema inmunológico funcione es realmente costoso", dice Mark Schaller de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver, Canadá.

 

"Es como un seguro médico, es genial tenerlo, pero realmente apesta cuando tienes que usarlo".

 

Por lo tanto, cualquier cosa que reduzca el riesgo de infección en primer lugar debería haber ofrecido una clara ventaja de supervivencia.

 

Por esta razón, desarrollamos un conjunto de respuestas psicológicas inconscientes, que Schaller ha denominado el "sistema inmunológico de conducta" (behavioural immune system, en inglés), para que actúen como una primera línea de defensa con el objetivo de reducir nuestro contacto con posibles patógenos.

 

La respuesta del sentido del gusto es uno de los componentes más obvios del sistema inmunitario de conducta.

 

·      "Tengo miedo de descubrir que el andamiaje de la

civilización que conozco es un castillo de naipes"

 

Cuando rechazamos cosas que huelen mal o alimentos que creemos que no están limpios, intentamos instintivamente evitar el posible contagio.

 

La mera sugerencia de que ya hemos comido algo podrido puede llevarnos a vomitar, expulsando la comida antes de que la infección haya tenido la oportunidad de alojarse.

 

Investigaciones científicas sugieren también que tendemos a recordar más fuertemente el material que desencadena el asco, lo que nos permite recordar (y evitar) las situaciones que podrían ponernos en riesgo de enfermedad más adelante.

 

Dado que los humanos son una especie social que evolucionó para vivir en grandes grupos, el sistema inmunitario de conducta también modificó las interacciones con las personas para minimizar la propagación de una enfermedad, lo que condujo a una especie de distanciamiento social instintivo.

 

·      "Tendremos éxito, y ese éxito pertenecerá a cada uno

de nosotros": el inusual mensaje de la reina

Isabel II por la pandemia del coronavirus

 

Estas respuestas pueden ser bastante duras, ya que nuestros antepasados no habrían entendido las causas específicas de cada enfermedad o la forma en que se transmitieron.

 

"El sistema inmunológico de conducta funciona con una lógica de 'más vale prevenir que curar'", dice Lene Aarøe, de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca.

 

Esto significa que las respuestas a menudo están fuera de lugar y pueden ser desencadenadas por información irrelevante, alterando nuestra toma de decisiones morales y opiniones políticas sobre temas que no tienen nada que ver con la amenaza actual.

 

Conformarse o irse

Varios experimentos han demostrado que nos volvemos más conformistas y respetuosos de las convenciones cuando sentimos la amenaza de una enfermedad.

 

Uno de ellos fue llevado a cabo por Schaller.

 

El especialista primero preparó a los participantes para que se sintieran amenazados por una infección, pidiéndoles que describieran un momento en que habían estado enfermos anteriormente y luego les dio varias pruebas para medir su tendencia a conformarse.

 

·      ¿Ayuda realmente a prevenir el coronavirus el quitarse

toda la ropa al entrar a la casa y lavar

todos los productos de la compra?

 

En una de ellas, propuso a los estudiantes un cambio en el sistema de calificación de la universidad y ellos debían votar colocando un centavo en un frasco marcado con la leyenda "de acuerdo" o "en desacuerdo".

Una mayor sensibilidad a la enfermedad llevó a los participantes a seguir a la mayoría y colocar su centavo en el frasco con la mayor cantidad de monedas. Fueron influenciados por la popularidad en lugar de ir contra la corriente con su propia opinión.

 

Cuando se les preguntó sobre el tipo de personas que les gustaban, los participantes que estaban preocupados por la enfermedad prefirieron a las personas "convencionales" o "tradicionales", y tenían menos probabilidades de sentir afinidad con las personas "creativas" o "artísticas".

 

Aparentemente, cualquier signo de pensamiento libre, incluso de invención e innovación, se valora menos cuando existe el riesgo de contagio.

 

En los cuestionarios también es más probable que estén de acuerdo con declaraciones como "romper las normas sociales puede tener consecuencias nocivas e involuntarias".

 

·      "No es una creación de laboratorio": cómo un grupo

de científicos logró demostrar el origen

natural del nuevo coronavirus

 

Es posible que esos resultados parezcan bastante distantes de lo que vemos hoy en la televisión y la cobertura en línea de las noticias.

 

Pero los investigadores de la Universidad de Hong Kong también evaluaron a personas exponiéndolas a escenas de la película "Epidemia" o "Estallido" (Outbreak, en inglés), que podrían parecerse más a algunos de los informes periodísticos actuales.

 

Las imágenes alusivas de una pandemia los llevaron a valorar la conformidad y la obediencia sobre la excentricidad o la rebelión.

 

Vigilancia moral

¿Por qué el sistema inmunológico de conducta cambiaría nuestro pensamiento de esta manera?

 

Schaller argumenta que muchas de nuestras reglas sociales tácitas, como las formas en que podemos y no podemos preparar alimentos, la cantidad de contacto social que se acepta y no se acepta, o cómo deshacerse de los desechos humanos, pueden ayudar a reducir el riesgo de infección.

 

"A lo largo de gran parte de la historia humana, muchas normas y rituales cumplen esta función de mantener a raya a las enfermedades", asegura Schaller.

 

"Las personas que se ajustan a esas normas prestaron servicios de salud pública, y las personas que violaron esas normas no solo se pusieron en riesgo sino que también afectaron a otros".

 

Como resultado, es beneficioso ser más respetuoso con la convención ante un brote contagioso.

 

·      ¿Ayuda realmente a prevenir el coronavirus el

quitarse toda la ropa al entrar a la casa y

lavar todos los productos de la compra?

 

La misma lógica puede explicar por qué nos volvemos más vigilantes moralmente en un brote.

 

Los estudios demostraron que cuando tememos al contagio, tendemos a ser más severos cuando juzgamos un incumplimiento de lealtad (como un empleado que habla mal de su empresa) o cuando vemos a alguien que no respeta a una autoridad (como un juez).

 

Claro que esos incidentes particulares no harían nada para propagar la enfermedad, pero al ignorar la convención, han dado la señal de que pueden romper otras reglas más relevantes que existen para mantener a la enfermedad lejos.

 

Incluso los recordatorios extremadamente sutiles sobre la enfermedad pueden dar forma a nuestros comportamientos y actitudes.

 

Simplemente pedirle a la gente que se pare junto a un desinfectante de manos provocó que los participantes de un estudio expresaran actitudes más conservadoras asociadas con un mayor respeto por la tradición y la convención.

 

·      "Nos tenemos que poner bolsas de basura en

la cabeza": médica que atiende a los pacientes

más graves de covid-19 en Reino Unido

 

En el mismo estudio, el aviso de lavarse las manos llevó a los participantes a ser más críticos con los comportamientos sexuales no convencionales.

 

Perdonaban menos a una mujer que les dijeron que se masturbaba mientras sostenía su osito de peluche, por ejemplo, o a una pareja que tuvo relaciones sexuales en la cama de una de sus abuelas.

 

Miedo a los extraños

 

Además de convertirnos en jueces más estrictos entre las personas dentro de nuestro grupo social, la amenaza de enfermedad también puede hacernos desconfiar más de los extraños.

 

Esas son malas noticias si estás empezando una relación amorosa.

 

Tanto en los perfiles de internet como en las reuniones cara a cara, Natsumi Sawada, de la Universidad McGill, en Canadá, descubrió que formamos peores primeras impresiones de otras personas si nos sentimos vulnerables a una enfermedad.

 

·      6 ilustraciones para enseñar a los niños a protegerse del

coronavirus (y para que se entretengan coloreando)

 

Otras investigaciones demostraron que las personas convencionalmente menos atractivas son juzgadas negativamente, tal vez porque confundimos sus características con un signo de mala salud.

 

Nuestra mayor desconfianza y sospecha también dará forma a nuestras respuestas a personas de diferentes orígenes culturales.

 

Según Schaller, esto puede surgir de esos temores sobre la no conformidad.

 

En el pasado, las personas fuera de nuestro grupo pueden haber sido menos propensas a observar las normas prescriptivas específicas que estaban destinadas a proteger a la población de la infección, por lo que temíamos que sin saberlo (o deliberadamente) propagarían la enfermedad.

 

Pero hoy, puede provocar prejuicios y xenofobia.

 

Aarøe, por ejemplo, descubrió que el miedo a la enfermedad puede influir en las actitudes de las personas hacia la inmigración.

 

Ella enfatiza que esto es parte del enfoque de "mejor prevenir que lamentar" del sistema inmunológico de conducta.

 

"Es una interpretación errónea" de señales irrelevantes que ocurre "cuando la mente evolucionada se encuentra con el multiculturalismo y la diversidad étnica de los tiempos modernos, que no fue un fenómeno recurrente durante la mayor parte de nuestra historia evolutiva", explica.

 

Lidiando con covid-19

La influencia del sistema inmunológico de conducta varía de un individuo a otro. No todos se verán afectados en el mismo grado.

 

"Algunas personas tienen un sistema inmune conductual particularmente sensible que les hace reaccionar con demasiada intensidad a las cosas que interpretan como un posible riesgo de infección", detalla Aarøe.

 

Según varias investigaciones, esas personas ya eran más respetuosas de las normas sociales y más desconfiadas de los extraños que la persona promedio, y una mayor amenaza de una enfermedad simplemente endurece sus posiciones.

 

Todavía no tenemos datos concretos sobre las formas en que el brote de coronavirus está cambiando nuestras mentes, pero la teoría del sistema inmunológico de conducta ciertamente sugeriría que es probable.

 

Yoel Inbar, de la Universidad de Toronto, argumenta que sería un cambio relativamente moderado en la opinión general de la población, en lugar de una gran sacudida en las actitudes sociales.

 

El especialista encontró evidencia de cambio social durante la epidemia de ébola de 2014, que estuvo muy presente de las noticias internacionales.

 

En una muestra de más de 200.000 personas, las actitudes implícitas hacia los hombres homosexuales y las lesbianas parecieron disminuir ligeramente durante el brote.

 

"Fue un experimento natural en el que la gente leía mucho sobre las amenazas de enfermedades, y parecía que cambió un poco las actitudes".

 

Con las próximas elecciones estadounidenses es natural preguntarse si algo de esto podría influir en las preferencias de las personas por diferentes candidatos o sus reacciones a ciertas políticas.

 

Schaller especula que podría desempeñar un papel pequeño, aunque es escéptico de que sea un factor primordial.

 

"Los efectos más profundos pueden no tener nada que ver con (el sistema inmunológico de conducta), sino más directamente con la percepción de qué tan bien los funcionarios del gobierno responden o no a la situación", dice.

 

Incluso si estos cambios psicológicos no modifican el resultado de las elecciones a nivel nacional, vale la pena considerar cómo influyen en nuestras propias reacciones personales al coronavirus.

 

Ya sea que expresemos una opinión conformista, juzguemos el comportamiento de otro o intentemos comprender el valor de las diferentes políticas de contención, podríamos preguntarnos si nuestros pensamientos son realmente el resultado de un razonamiento racional, o si podrían haber sido moldeados por una respuesta antigua que evolucionó milenios antes del descubrimiento de la teoría de los gérmenes.

 

David Robson es el autor de "The Intelligence Trap", que examina la psicología de nuestros errores de razonamiento más comunes y estrategias basadas en evidencia para mejorar nuestra toma de decisiones. Él es @d_a_robson en Twitter. Este texto fue escrito originalmente para BBC Future.

--------

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

-

Salud y larga vida y luchar para vivir.

  
 

Profesor por oposición de la Facultad de Derecho de la UACH

@profesor_F

Freelance

 

  

Francisco Flores Legarda

panchoflores9@yahoo.com.mx

panchoflores9@hotmail.com

Twitter @profesor_F

 

 


  Imprime este texto


Más Información de chileKNqueso

Al despuntar la ma帽ana
Alejados del pueblo
Miedo a los extra帽os
Cuchillo del mercado
*Manifiesto
Fif铆s y Chairos (Derecha e izquierda)
Los seducidos por el violento
Mujeres en la pol铆tica
El virus de la ultraderecha
Cat谩logo de virus
Jos茅 Saramago
El virus fascista y golpista
Gobierno a prueba (COVID-19)
Garc铆a Luna un personaje peligroso
Fraude a la Constituci贸n (Ley Bonilla)
Impulso a la moralizaci贸n
El virus que mece la cuna
La Tercera V铆a
Econom铆a y coronavirus
La mafia del poder que sedujo a M茅xico*

 
PUBLICIDAD
MÁS INFORMACIÓN

Alista Municipio reconstrucci贸n de crucero
Ej茅rcito Nacional y Adolfo L贸pez Mateos
| Portada
Siete m谩s y llega Ju谩res a
las 560 muertes por Covid-19
| Portada
Arde por completo modesta
vivienda en Leyes de Reforma
| Portada
Al hospital tras ser arrollado
en avenida De Los Aztecas
| Portada
Bloquean vecinos la Ej茅rcito Nacional en
protesta contra los cortes de electricidad
| Portada
Matan a un joven a balazos y
hieren a otro en la calle J煤piter
| Portada
Asesinan a hombre y lesionan
a ni帽a en la Vista Hermosa
| Portada
Muere ni帽a de tres a帽os atropellada
por una camioneta en Parajes de Oriente
| Portada
Buscaba a su hijo, lo encuentra
sin vida en tapias de Zaragoza
| Portada
Matan a tiros a joven
en colonia Nueva Galeana
| Portada
Caluroso fin de semana
con hasta 43潞 C.: PC
| Portada
Muere indigente en zona centro,
al parecer de un golpe de calor
| Portada
Dos muertes m谩s elevan a 553 los
decesos por Covid-19 en Ciudad Ju谩rez
| Portada
Aprueban excenci贸n de predial a quienes durante pandemia condonaron renta | Portada
Matan sicarios a hombre en
un crucero de Parajes del Sol
| Portada
Con sensaci贸n de
hasta en 47潞 C.: PC
| Portada
Lo asesinan a balazos en
el mero centro de la ciudad
| Portada
Ejecutan a dos j贸venes en
calles de la Melchor Ocampo
| Portada
Entrega Presidenta del DIF
m谩s de 300 apoyos alimenticios a 鈥榩arkeros鈥 y luchadores
| Portada
Acribillan a pareja en
la Lincon, muere la mujer
| Portada


Gotera

    Patadas al pasebre.

    Horrible realidad siempre ha de ser la impotencia, el fracaso y, ahí la méndiga paradoja: avistar el éxito deseado pero sólo por acción y voluntad del despreciado adversario.

    Ese, el enemigo a quien se le injuria porque respira o porque deja de respirar, porque me mira y porque no me mira, pero que si no es por su decidida intervención, no más no se logra la captura de César Duarte.

    Así la realidad, mientras estuvo en manos de la sociedad PriPan, el 'gobierno amigo' del Peña Nieto, el asunto nomás no caminó.

    Todo ese tiempo le mantuvieron metido el dedo en la boca al gobernador Corral y sólo se lo sacaban para que saliera a declarar alegre, a cada rato, el "inminente" --hace más de dos años-- arresto del exgobernador de Chihuahua.

    Y así hubiera continuado el circo.

    Claro, de no ser porque finalmente --después de haber sido despojado dos veces por el mismo consorcio prianista en el '06 y en el '12-- llegó a Palacio Nacional quien recién acaba de lograr que Duarte Jáquez haya sido aprehendido en Miami, Florida.

    De ahí la muina.

    Uta mare¡ tener que deberle a ese 'cochino comunista' de Andrés Manuel la victoria --el cumplimiento de la principal promesa de campaña-- que no se hubiera logrado sin él. Vaya ulera ironía¡

    Pero el ojo fanático hace como que no registra tal indispensable intervención y juzgan insignificante, oficioso, el esfuerzo que los favorece. Si mucho, la acotada alusión, de dientes para afuera.

    Porque, claro, continúa la guerra de lodo contra quien se atrevió a reunir más de 30 millones de votos a su favor para llegar a la presidencia y empezar la caza de todo corupto.

    Desde los de mediano pelo, como Duarte, hasta los machuchones...de los que ya se asoman los bigotes.


Más Gotera

Leviatán

La playa II


Ram贸n Quintana Woodstock

 

No me ha gustado tanto Cancún, ya que las playas están cerradas... Me hospedé en lugar barato en la zona centro. Las playas que he visitado -repito- están cerradas. Vengo de una que se llama Playa Delfines, se encuentra en la "zona hotelera" una de las áreas más ricas, es muy parecido a cualquier lugar de San Francisco o Los Ángeles, por sus calles limpias y ordenadas y su arquitectura fresca, solo que aquí el agua mejor, es cristalina y de tono azul turquesa, pero la policía federal solo permite tomar fotos pegado al pavimento, es decir en la calle, ya que no permiten ni acercarse a la arena.



Más Leviatán

La Nota Nostra

Carta al Viejo del Costal

 

Ram贸n Quintana Woodstock

 

Cuídate Viejo del Costal, porque ha llegado un estratega que está reinventando todo, es un personajazo que levanta ámpula en donde se pare, él perfecciona los estándares, los reinventa y los hace a su modo y la gente se le entrega cual torero en el Coso de Insurgentes. Te digo que te cuides porque  es bueno con el lenguaje, maneja a las masas como blandengues, lo que dice siempre causa controversia porque lo que dice es ley, no tiene clemencia (ni prudencia) cuando dice, ni como lo dice, es encantador con las viejitas porque ha revivido palabras que ya tenían epitafio.

 

Mediometro

驴Por qu茅 no hay obra p煤blica importante de Gobierno del Estado en Ciudad Ju谩rez?
No hay dinero, como afirma el gobernador
Represalia por no haber votado por el PAN
Como dice Corral: es "lo que Ju谩rez merece"
Se guarda el dinero para la campa帽a del '21
Porque el gober se volvi贸 'chihuahuita'
Se usa el presupuesto para 'cultivar' voto panista
Demasiado dinero en propaganda oficial
Se da el recurso a grupos y asociaciones 'azules'
No alcanza porque funcionarios tienen supersueldos
     Resultados

DesdeJuárez

驴Nos representa una marca registrada?

 

Juan Hern谩n III Ort铆z Quintana

Algo que me caga, perdón, me enoja, es que me digan que debo hacer.

No me mal entiendan, puedo tener un jefe y seguir sus instrucciones, o reconocer un líder y sumarme a su propuesta.

Lo que me caga es cuando alguien ve que hago algo y sugiere que actúe conforme sus intereses o conocimientos.

Deberían hacer una revista.

En lugar de marchar así, deberían marchar asá.

Deberían buscar un tema que nos afecte a toda la población.

Deberías de haberte quejado por la termoeléctrica.

¿Por qué no dijiste nada cuando fue el problema de Candados Presto?

En lugar de quemar las letras hubieran ido a quemar la estación de policía.

Deberían protestar en contra de mejorar el transporte público.


Mas Juárez

Sind茅resis

Al despuntar la ma帽ana

 

Francisco Flores Legarda


- ¿Qué es Dios?
 -Si lo defines mientes
 Si lo buscas lo pierdes
 Si lo ves te ves

Jodorowsky


El viernes 26 de junio, al despuntar la mañana por el rumbo de las Lomas de Chapultepec, el jefe de la policía de la Ciudad de México -Omar García Harfuch- fue objeto de un atentado. Él resultó herido y dos de sus colaboradores fallecieron. Como es común en el transcurrir de este sexenio, el suceso se convirtió en arma para los detractores del actual gobierno. Esos detractores, que le llaman dictador al presidente de la república, exigen una declaración de guerra en contra de la delincuencia organizada. Un camino fracasado. Nada más recordar la guerra de Felipe Calderón, fue simulación o a medias declaración de guerra, de pacto inconfesado con el crimen. Una guerra traumática cuya lección funesta -que no se ha extinguido- ha sido habituar a la sociedad, en una disposición de resiliencia ante la violencia criminal y sin posibilidades de que la justicia se haga valer.


Mas información

 

 

© Copyright 2020, Arrobajuarez.com.
direccion@arrobajuarez.com