Representantes de los países miembros participan en una votación durante una reunión del Consejo de Seguridad en la sede de la ONU, el viernes 22 de diciembre de 2023. (AP)

NACIONES UNIDAS – El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el viernes una resolución diluida que pide una aceleración inmediata de las entregas de ayuda a los civiles hambrientos y desesperados en Gaza, pero sin su llamado original de una “suspensión urgente de las hostilidades” entre Israel y Hamás.

La votación, largamente demorada, del consejo de 15 miembros fue 13-0, con la abstención de Estados Unidos y Rusia. La abstención de Estados Unidos evitó un tercer veto estadounidense a la resolución sobre Gaza tras los ataques sorpresa de Hamás en territorio israelí el 7 de octubre. Rusia quería restaurar un idioma más fuerte; Estados Unidos no hizo esto.

Aún así, “fue el milagro navideño que todos esperábamos”, dijo la embajadora de los Emiratos Árabes Unidos, Lana Nusseibeh, quien patrocinó la resolución. Dijo que enviaría una señal al pueblo de Gaza de que el Consejo de Seguridad estaba trabajando para aliviar su sufrimiento.

La adopción de la resolución fue la culminación de una semana y media de actividades diplomáticas de alto nivel por parte de Estados Unidos, los Emiratos Árabes Unidos en nombre de las naciones árabes y otros. La votación, inicialmente prevista para el lunes, se pospuso todos los días hasta el viernes.

Una aliviada embajadora de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, dijo al consejo: “Fue difícil, pero lo logramos”.

Dijo que la votación fortalece los esfuerzos “para aliviar la crisis humanitaria, entregar ayuda vital a Gaza y sacar a los rehenes de Gaza, presionar por la protección de civiles inocentes y trabajadores humanitarios, y trabajar por una paz duradera”.

“Es difícil exagerar lo urgente que es esto”, dijo Thomas-Greenfield. “Esta resolución subraya la gravedad de la crisis y nos pide a todos que hagamos más”.

Tropas israelíes caminan por la Franja de Gaza vista desde el sur de Israel, el jueves 21 de diciembre de 2023. El ejército está luchando contra militantes palestinos en toda Gaza en una guerra que comenzó con el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre.  (Foto AP/Leo Correa)

Tropas israelíes caminan por la Franja de Gaza vista desde el sur de Israel, el jueves 21 de diciembre de 2023 (AP)

La votación se produjo inmediatamente después de que Estados Unidos vetara una enmienda rusa que habría restablecido el llamado a un cese inmediato de las hostilidades. En esta votación, 10 países estuvieron a favor, Estados Unidos estuvo en contra y cuatro se abstuvieron.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, calificó la resolución de “totalmente ineficaz” y acusó a Estados Unidos de “comportamiento vergonzoso, cínico e irresponsable” y de recurrir a tácticas de “grave presión, chantaje y torcedura de armas”.

Dijo que la resolución “esencialmente daría a las Fuerzas de Defensa de Israel total libertad de movimiento para despejar la Franja de Gaza”. Rusia vetaría la resolución, dijo, a menos que recibiera el apoyo de varios países árabes.

La resolución quedó así privada de una disposición clave: un llamado a “una suspensión urgente de las hostilidades para permitir el acceso seguro y sin obstáculos de la ayuda humanitaria, y a tomar medidas urgentes hacia un cese permanente de las hostilidades”.

En cambio, pide “medidas urgentes para permitir de inmediato un acceso humanitario seguro, sin obstáculos y ampliado y crear condiciones para un cese duradero de las hostilidades”. No hubo indicios de qué medidas se tomarían, pero los diplomáticos dijeron que era la primera vez que el consejo mencionaba el cese de los combates.

El embajador Riyad Mansour, enviado palestino ante la ONU, dijo que al Consejo de Seguridad le tomó 75 días “pronunciar finalmente las palabras ‘cese de hostilidades'”, destacando que los palestinos y las naciones árabes apoyan la enmienda rusa.

“Esta resolución es un paso en la dirección correcta” debido a sus importantes disposiciones humanitarias, dijo Mansour. “Debe implementarse y debe ir acompañado de una presión masiva para un alto el fuego inmediato”.

El embajador adjunto de Israel ante las Naciones Unidas, Brett Jonathan Miller, criticó al Consejo de Seguridad por no condenar a Hamás por los ataques del 7 de octubre que mataron a unas 1.200 personas y tomaron alrededor de 240 rehenes.

La resolución “deplora todos los ataques contra la población civil y bienes civiles, así como toda violencia y hostilidades contra la población civil y todos los actos de terrorismo”. También exige la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes.

En cuanto al punto clave de discordia con respecto a las entregas de ayuda, la resolución eliminó una solicitud anterior para que la ONU “supervise únicamente todos los envíos de ayuda humanitaria a Gaza a través de rutas terrestres, marítimas y aéreas” presentada por partes externas para confirmar su naturaleza humanitaria.

Reemplazó una solicitud al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para que nombrara rápidamente un coordinador para monitorear las entregas de ayuda a Gaza que no provienen de las partes en el conflicto -Israel y Hamás- para verificar si son bienes humanitarios. Pide al coordinador que establezca un “mecanismo” para acelerar las entregas de ayuda y exige que Israel y Hamás cooperen con el coordinador.

Los palestinos cargan los cuerpos de la familia Dhair, muerta en el bombardeo israelí de la Franja de Gaza, durante un funeral en Rafah el viernes 22 de diciembre de 2023. (Foto AP/Hatem Ali)

Los palestinos cargan los cuerpos de la familia Dhair, muerta en el bombardeo israelí de la Franja de Gaza, durante un funeral en Rafah el viernes 22 de diciembre de 2023. (Foto AP/Hatem Ali)

Miller dijo que Israel está dispuesto a aumentar el número de camiones de ayuda que ingresan a Gaza, con el único obstáculo “la capacidad de la ONU para aceptarlos”. Subrayó que “cualquier mejora en el seguimiento de la ayuda de la ONU no debe realizarse a expensas de las inspecciones de seguridad israelíes”.

Guterres dijo que Gaza se enfrentaba a una “catástrofe humanitaria” y advirtió que un colapso total del sistema de ayuda humanitaria llevaría a “una ruptura total del orden público y una mayor presión para un desplazamiento masivo a Egipto”.

Toda la población de Gaza, de 2,2 millones de habitantes, se encuentra en una crisis alimentaria o peor, y 576.600 personas sufren niveles “catastróficos” de hambre, según un informe publicado el jueves por 23 agencias humanitarias y de la ONU. Con casi todos los suministros a Gaza cortados, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU dijo que el 90% de la población pasa regularmente todo el día sin comer.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, más de 20.000 palestinos han muerto desde que comenzó la guerra. Hamás controla la Franja de Gaza y su Ministerio de Salud no distingue entre muertes de civiles y combatientes. Según estimaciones de la ONU, miles de palestinos yacen bajo los escombros de la Franja de Gaza.

La resolución reiteró el “compromiso inquebrantable del Consejo de Seguridad con la visión de una solución de dos Estados en la que dos Estados democráticos, Israel y Palestina, vivan uno al lado del otro en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas”. Esto subraya “la importancia de unificar la Franja de Gaza con Cisjordania bajo la autoridad de la Autoridad Palestina”.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad son importantes porque son jurídicamente vinculantes, pero en la práctica muchas partes optan por ignorar los llamados a la acción del Consejo. Las resoluciones de la Asamblea General no son jurídicamente vinculantes, aunque constituyen un importante barómetro de la opinión mundial.

En su primera acción conjunta después de los ataques de Hamás, el Consejo de Seguridad adoptó una resolución el 15 de noviembre, con la abstención de Estados Unidos, pidiendo “pausas humanitarias urgentes y prolongadas” en los combates, la entrega ininterrumpida de ayuda a los civiles y la liberación incondicional. de todos los rehenes.


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

Estados Unidos vetó una resolución del Consejo de Seguridad el 18 de octubre que condenaba toda violencia contra civiles durante la guerra entre Israel y Hamas y pedía ayuda humanitaria para los palestinos en Gaza. El 8 de diciembre, Estados Unidos vetó una segunda resolución del Consejo, apoyada por casi todos los miembros restantes del Consejo y decenas de otras naciones, que exigía un alto el fuego humanitario inmediato en Gaza. El 12 de diciembre, la Asamblea General de 193 miembros aprobó por abrumadora mayoría una resolución similar por 153 votos contra 10 y 23 abstenciones.

La policía israelí utiliza gases lacrimógenos para despejar el área de fieles musulmanes palestinos que intentan ingresar a la Ciudad Vieja para las oraciones del viernes en la Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén, el viernes 22 de diciembre de 2023. (Foto AP/Mahmoud Illean)

La policía israelí utiliza gases lacrimógenos para despejar la zona de fieles musulmanes palestinos que intentan entrar a la Ciudad Vieja para las oraciones del viernes en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén, el viernes 22 de diciembre de 2023. (AP)



Fuente