CINCINNATI – Los dos mejores jugadores del Draft de la MLB llegarán a Buckeye State. Bueno, eventualmente. Los Cleveland Guardians poseen la primera selección del draft, que comienza el 14 de julio. Probablemente elegirán a uno de los dos bateadores universitarios, a menos que opten por ponerse lindos con su asignación de bonos. Sus rivales en todo el estado, los Rojos de Cincinnati, presumiblemente atraparán al otro tipo en el puesto número 2.

Luego, depende de los jugadores ascender en las ligas menores para tener la oportunidad de ayudar a ganar o retener la posesión de la anunciada Copa Ohio.

Cleveland y Cincinnati, un par de equipos repletos de talentos jóvenes, se reunirán el martes en el Great American Ball Park.

Los Guardianes irrumpieron en escena en 2022, empujando a los Yankees de Nueva York a un decisivo Juego 5 en la Serie Divisional de la Liga Americana antes de dar un paso atrás la temporada pasada. Se han recuperado con un inicio de 42-22 en 2024 y podrían ser la mayor sorpresa de la liga. Los Rojos emergieron como un prometedor equipo de la Liga Nacional el verano pasado, pero fracasaron esta temporada solo para rescatar su temporada con una reciente racha de siete victorias consecutivas.

Ninguno de los equipos se estaba derrumbando ni haciendo nada parecido a reconstruirse cuando consiguieron las primeras selecciones en diciembre. Así es la vida con el nuevo draft de lotería de la MLB. Equipos de tanques, aquí está vuestra pesadilla. Sufrir más de 100 derrotas y luego no tener la oportunidad de seleccionar al segunda base de Oregon State, Travis Bazzana, o al toletero de la Universidad de Georgia, Charlie Condon.

Los Guardianes tenían un 2 por ciento de posibilidades de asegurarse la primera selección, la novena mejor probabilidad de cualquier equipo. En el momento en que el presidente de los Guardianes, Chris Antonetti, se enteró de que su club había conseguido una fortuna inimaginable, pareció haber visto un fantasma de tres cabezas. Cuando las selecciones fueron reveladas en una transmisión de MLB Network ambientada en el enorme salón de baile de un hotel durante las Reuniones de Invierno en Nashville, Tennessee, corrió al escenario y abrazó al representante del equipo, John McDonald, un veterano jugador de cuadro y entrenador de la organización.

Después de perder 100 juegos por segunda vez en la historia de la franquicia en 2022, la suerte de los Rojos ese año continuó en la lotería del draft inaugural de la MLB, eligiendo el séptimo lugar en lugar del cuarto. Hace un año, hubo consenso entre las cinco primeras selecciones y los Rojos estaban fuera de ese grupo antes de elegir al derecho de Wake Forest, Rhett Lowder. En el segundo año de la lotería, los Rojos tenían sólo un 0,9 por ciento de posibilidades de obtener la primera selección y casi lo consiguieron. Consiguieron la segunda elección, quizás compensando la mala suerte del año anterior.

Ninguna franquicia había tenido antes la primera selección. Los Rojos han poseído tres veces la selección número 2, que solían elegir al jugador de cuadro Kurt Stillwell (1983), al jugador de cuadro Nick Senzel (2016) y al lanzador Hunter Greene (2017), ahora el as del club.

Dos años después de que los Rojos seleccionaran a Stillwell, el equipo eliminó al campocorto local Barry Larkin de la Universidad de Michigan con la cuarta selección. Stillwell hizo su debut en las Grandes Ligas en 1986 y luego fue canjeado a Kansas City después de la temporada de 1987 junto con el lanzador Ted Power por el zurdo Danny Jackson y otro jugador. Jackson ayudaría a los Rojos a ganar la Serie Mundial de 1990, al igual que Larkin, quien finalmente fue consagrado en Cooperstown, Nueva York. Una generación después de que el equipo eligiera a Stillwell, eligió a Senzel como su segunda selección número 2. Senzel tuvo cinco temporadas plagadas de lesiones en Cincinnati antes de no recibir licitación esta temporada baja y firmar con los Nacionales de Washington. El draft de 2016 resultó ser un mal año para tener una selección alta, ya que solo la selección número 32 de ese draft, el receptor de los Dodgers Will Smith, ha logrado un bWAR de dos dígitos en su carrera hasta el momento.

Cleveland ha tenido resultados mixtos, en el mejor de los casos, con sus cinco selecciones No. 2: el lanzador Steve Dunning (1970), el jardinero central Rick Manning (1972), el lanzador Greg Swindell (1986), el jugador de cuadro Mark Lewis (1988) y el lanzador Paul Shuey ( 1992).

Manning pasó nueve años como jardinero central del club y ganó un Guante de Oro. También ha sido analista televisivo del equipo durante 35 años. Swindell fue un All-Star en 1989 y pasó parte de siete temporadas con la franquicia. Los Indios lo cambiaron a los Rojos en noviembre de 1991. También cambiaron a Lewis a Cincinnati, después de partes de cuatro temporadas decepcionantes en las mayores. Dunning pasó cuatro años inestables con Cleveland antes de que el club lo traspasara a Texas. Shuey luchó contra lesiones en el brazo, pero pasó nueve temporadas con el equipo como relevista. Cuatro selecciones después de que Cleveland adquiriera a Shuey en 1992, los Yankees seleccionaron a un campocorto de la escuela secundaria llamado Derek Jeter.


La leyenda de los Yankees, Derek Jeter, fue la sexta selección en el draft de 1992, cuatro selecciones después de que Cleveland tomó otra dirección con su elección. (Al Bello/Getty Images)

Los Guardianes celebraron un par de reuniones preliminares a principios de la semana pasada. Ethan Purser, quien fue ascendido a director de exploración amateur unos días antes de la lotería del draft, está liderando el proceso por primera vez. Purser fue la primera persona en la organización en enterarse de que los Guardianes habían conseguido la primera elección, pero no podía decírselo a nadie. En las Reuniones de Invierno de diciembre, entró en lo que denominó una “mazmorra subterránea”, sin nada más que la llave de su habitación y una libreta. Se le prohibió tener contacto con el mundo exterior mientras observaba, junto con otros 15 o 20 representantes del equipo y funcionarios de la liga, cómo las secuencias de pelotas de ping-pong determinaban el orden del draft. Lo llamó “la cosa más aterradora” que había hecho en mucho tiempo.

Los Nacionales de hecho obtuvieron la primera selección, pero no eran elegibles debido a una regla de la liga que prohíbe a un equipo que contribuye al fondo de ingresos compartidos terminar en la lotería en años consecutivos. La rehacer benefició a Cleveland.

Purser tuvo que esperar más de dos horas (hasta que se revelaron las selecciones en la transmisión) para escapar de esa habitación sin ventanas. Para pasar el tiempo, la gente jugaba a Sequence, Yahtzee, Settlers of Catan y Texas Hold’em, usando galletas y galletas Cheez-It como fichas de póquer.

Cleveland ha sido una fábrica de lanzadores desde hace mucho tiempo, pero con su primera selección, solo ha elegido un lanzador dos veces desde 2011. Siete de las últimas nueve selecciones número 1 en general han sido jugadores de posición, aunque los Piratas de Pittsburgh adquirieron al fenómeno bigotudo Paul Skenes con el primera elección el año pasado.

En un año de actuaciones ofensivas históricas en el béisbol universitario, Condon de los Bulldogs y Bazzana de los Beavers se han separado como los de mejor desempeño, seguidos por el toletero Jac Caglianone de la Universidad de Florida y un par de lanzadores de la derecha de Wake Forest. el lanzador Chase Burns y el zurdo de la Universidad de Arkansas, Hagen Smith.

La mayoría, sin embargo, espera que Bazzana o Condon sean tomados primero por los Guardianes y luego el otro por los Rojos.

Bazzana, un bateador zurdo australiano, fue el Jugador Más Valioso de la Liga de Cape Cod el verano pasado y siguió con una gran temporada para Oregon State este año, bateando .407/.568/.911 con 28 jonrones y 66 Impulsadas. Puso esa línea mientras acumulaba más del doble de bases por bolas (76) que ponches (37). Bazzana ha jugado exclusivamente en la segunda base para los Beavers y ningún segunda base (o australiano) ha sido elegido nunca con la primera selección. También jugó en los jardines del estado de Oregon al principio de su carrera. Jugó como campocorto, tercero y jardinero en la Liga de Cape Cod.

Condon, ex walk-on, estableció los récords de jonrones de una sola temporada y de carrera de los Bulldogs, con 36 en la temporada ingresando a la final Super Regional del lunes contra NC State. Conectó 61 jonrones en sus dos temporadas en la UGA después de vestirse con camiseta roja en su primer año. El bateador derecho ha jugado en tercera base, primera base y los tres puestos de jardín este año. Los 36 jonrones de Condon son la mayor cantidad en una temporada universitaria desde que la NCAA adoptó los estándares de bate de BBCOR en 2011. Es la marca más alta desde que Lance Berkman de Rice conectó 41 jonrones en 1997. La marca universitaria de todos los tiempos es 48, establecida por Oklahoma State. Pete Incaviglia en 1985. Además de los jonrones, Condon estaba bateando .436/.559/1.009 con 57 bases por bolas y sólo 39 ponches antes del juego del lunes por la noche.

Cualquiera de los equipos podría tomar una dirección diferente, pero en un año de draft que no está tan lleno de jugadores de impacto como los que había hace un año, pueden ser Bazzana y Condon quienes formen parte de la batalla por la Copa Ohio en los años futuros.

(Foto superior de Charlie Condon: Stew Milne / Associated Press)



Fuente