Donald Trump llamó personalmente a dos trabajadores electorales de Michigan días después de las elecciones de noviembre de 2020 y les dijo que lucirían “terribles” si testificaban que votaron por Joe Biden, según reveló un nuevo audio.

Los críticos ven el llamado del entonces presidente como una prueba más de su determinación de anular los resultados a toda costa.

El 17 de noviembre de 2020, Trump llamó a dos encuestadores republicanos encargados de certificar los resultados de las elecciones locales en el condado de Wayne, el condado más poblado de Michigan que cubre todo Detroit.

Trump les dijo que deberían dejar de certificar los votos.

También habló por teléfono Ronna McDaniel, presidenta del Comité Nacional Republicano de Michigan.

El entonces presidente les dijo a Monica Palmer y William Hartmann que deberían “luchar por nuestro país”, dijo Trump en la cinta, según Noticias de Detroit.

William Hartmann, fallecido en 2021, era republicano en la junta de cuatro miembros en noviembre de 2020.

Monica Palmer (izquierda) y William Hartmann (derecha, fallecido en 2021) fueron los dos republicanos de la Junta de Certificación de Elecciones de Campaña del Condado de Wayne.

Donald Trump es visto en un mitin de campaña el 2 de noviembre de 2020.  El 17 de noviembre debía llamar a dos funcionarios de Michigan para intentar que bloquearan la certificación de voto.

Donald Trump es visto en un mitin de campaña el 2 de noviembre de 2020. El 17 de noviembre debía llamar a dos funcionarios de Michigan para intentar que bloquearan la certificación de voto.

Ronna McDaniel, que es de Michigan, estaba hablando por teléfono con Trump y dos funcionarios de Michigan.

Las grabaciones fueron realizadas por una persona que estuvo presente durante la conversación de las 21:55 con Palmer y Hartmann. Hartmann murió de COVID en 2021 a la edad de 63 años.

Trump les dijo a los dos: “No podemos permitir que estas personas nos arrebaten nuestro país”.

Trump dijo que los republicanos fueron “engañados en esta elección” y “todo el mundo sabe que Detroit es muy torcida”.

La llamada se hizo mientras Palmer y Hartmann estaban sentados en un automóvil afuera de las oficinas de la Junta de Campañas del Condado de Wayne, donde se reunían dos demócratas y dos republicanos que forman parte de la junta.

Retrasaron la firma para confirmar el recuento de votos y McDaniel instó a la pareja a irse a casa esa noche, evitando firmar una declaración formal.

“Si puedes irte a casa esta noche, no firmes”, dijo McDaniel. “Les encontraremos abogados”.

Trump añadió: “Nosotros nos encargaremos de ello”.

Palmer y Hartmann abandonaron la reunión de activistas sin firmar el informe oficial de votación del condado de Wayne, según The Detroit News.

Al día siguiente, intentaron sin éxito revocar sus votos de certificación presentando declaraciones juradas por escrito alegando que habían sido presionados.

Dijo que “una intensa intimidación y coerción”, combinada con un asesoramiento legal deficiente, los obligaron a aceptar aprobar las elecciones después de votar en contra.

Hartmann (izquierda) y Palmer (centro) durante una reunión el 17 de noviembre.  Después de eso, Trump los llamó mientras estaban sentados en un auto en el estacionamiento afuera de la oficina.

Hartmann (izquierda) y Palmer (centro) durante una reunión el 17 de noviembre. Después de eso, Trump los llamó mientras estaban sentados en un auto en el estacionamiento afuera de la oficina.

Palmer habla con Jonathan Kinloch, uno de los dos demócratas en la junta

Palmer habla con Jonathan Kinloch, uno de los dos demócratas en la junta

Monica Palmer, fotografiada el 20 de noviembre de 2020, dijo que no recordaba la llamada.

Monica Palmer, fotografiada el 20 de noviembre de 2020, dijo que no recordaba la llamada.

William Hartmann murió en diciembre de 2021 a causa de COVID.  El vocal anti-vacunas tenía 63 años.

William Hartmann murió en diciembre de 2021 a causa de COVID. El vocal anti-vacunas tenía 63 años.

Esa misma mañana, 18 de noviembre, a las 10:38 horas, Trump escribió un mensaje alentador a Palmer y Hartmann.

Escribió: “Las cifras no han mejorado, todavía están desequilibradas en un 71%”, dijeron los encuestadores del condado de Wayne, Michigan. “Hay irregularidades generalizadas en las cifras de las encuestas.” Hay más voces que personas. ¡Dos patriotas electorales perseguidos se niegan a firmar documentos!

La afirmación de Trump de que el voto electoral está “desequilibrado” no es cierta y, de hecho, ganó más votos en el distrito en 2020 que en 2016.

En 2020 obtuvo 5.200 votos más que hace cuatro años.

Al final, Palmer y Hartmann se negaron a firmar, pero la Oficina Electoral de Michigan los rechazó.

La oficina notificó a los funcionarios del condado sobre la votación que había tenido lugar, y las firmas del presidente o vicepresidente del comité de campaña de cuatro miembros y del secretario del condado fueron las únicas cosas necesarias para transmitir la certificación a la Junta Estatal de Activistas.

El voto de Michigan fue certificado oficialmente el 23 de noviembre de 2020.

Jonathan Kinloch, uno de los dos demócratas en la junta directiva de cuatro personas, dijo que lo que sucedió durante la conversación con Trump fue “una locura”.

Dijo al periódico: “Es simplemente chocante que el presidente de los Estados Unidos intente detener el proceso electoral al más mínimo nivel”.

Kinloch le dijo a Laura Coates de CNN el jueves por la noche que Palmer le dijo que estaba “bajo mucha presión” para votar, pero nunca imaginó que se refería a que el presidente la estaba llamando al estacionamiento.

Palmer dijo que no recordaba la conversación telefónica, pero McDaniel la defendió.

“Lo que dije pública y repetidamente en ese momento, como mencioné en mi carta del 21 de noviembre de 2020, es que había pruebas suficientes para justificar una auditoría”, dijo.

Stephen Cheng, portavoz de la campaña de Trump, dijo que las acciones de Trump “fueron tomadas en cumplimiento de su deber como presidente de Estados Unidos de respetar diligentemente las leyes y garantizar la integridad de las elecciones, incluida la investigación de las elecciones presidenciales de 2020 amañadas y robadas”. “

Y añadió: “El presidente Trump y el pueblo estadounidense tienen el derecho constitucional a unas elecciones libres y justas”.

Fuente