TURNOS DE VACACIONES El Nuevo Ejército Popular, cuyos miembros empuñan armas de fuego de alto poder en esta foto tomada en Marihatag, Surigao del Sur el 26 de diciembre de 2018, depondrá las armas el 25 y 26 de diciembre, celebrando el 55 aniversario del Partido Comunista de las Filipinas. —ERWIN MASCARIÑAS

El Partido Comunista de Filipinas (CPP) ha ordenado a su brazo armado, el Nuevo Ejército Popular (NPA), deponer las armas durante dos días, desde las 00:01 horas del día de Navidad hasta las 23:59 horas del 26 de diciembre, para celebrar el 55 aniversario de la banda.

El anuncio del alto el fuego se produjo un mes después de que el gobierno y el brazo político del PCP, el Frente Democrático Nacional de Filipinas (NDFP), firmaran una declaración conjunta el 23 de noviembre en Oslo, Noruega, acordando en principio poner fin a la lucha armada más larga de Asia desde la anterior El gobierno de Duterte puso fin a las conversaciones de paz en 2017.

También fue la primera tregua navideña declarada por los insurgentes desde diciembre de 2019, que siguió caracterizándose por violencia esporádica, y el primer alto el fuego unilateral del 26 de marzo de 2020 al 30 de abril de 2020, en respuesta al llamado de las Naciones Unidas a un acuerdo global. Armas de alto el fuego durante la pandemia de Covid-19.

“El alto el fuego de dos días tiene como objetivo permitir a las masas campesinas y a las unidades del NPA en sus áreas realizar mítines, mítines o mítines para conmemorar el aniversario del partido, recordar los logros pasados ​​y rendir homenaje a todos los héroes y mártires de la Revolución Filipina. ”, dijeron el sábado en un comunicado el comité del KPP central y el comando operativo nacional del NPA.

Enfrentamientos en Batangas, Quezón

“Esta declaración de alto el fuego es también una expresión de solidaridad con las tradicionales celebraciones navideñas”, añadió.

Al cierre de esta edición del sábado, no había ninguna orden gubernamental que confirmara la medida del CPP.

En una sesión informativa anterior, el portavoz de la Policía Nacional de Filipinas, coronel Jean Fajardo, dijo que la PNP no estaba dispuesta a recomendar un alto el fuego tras la escaramuza del 17 de diciembre entre soldados y rebeldes comunistas en Balayan, Batangas y el enfrentamiento número 19 en Tagkawayan, Quezón.

En el enfrentamiento de Batangas murieron un soldado del ejército y seis insurgentes.

Según Fajardo, en respuesta a los incidentes, unidades policiales en las provincias de Batangas y Quezón intensificaron las inspecciones fronterizas y las operaciones en los puestos de control para expulsar a los rebeldes involucrados en los enfrentamientos.

La PNP ha estado en alerta máxima desde el 15 de diciembre, lo que significa que los 228.000 agentes y personal de policía están disponibles y listos para tomar medidas contra el crimen durante la temporada navideña.

Según el CPP, el NPA podrá reanudar la guerra de guerrillas inmediatamente a las 00:01 horas del 27 de diciembre.

“Ante la profundización de la crisis económica y la creciente opresión bajo el régimen de Marcos, el NPA debe continuar librando una guerra de guerrillas intensa y generalizada para combatir el terrorismo de Estado y defender los derechos e intereses democráticos del pueblo”, dijo.

El CPP también puso a todas las unidades del NPA en “alerta máxima”, recordándoles que “estén vigilantes y listos para actuar en defensa propia para contrarrestar y frustrar movimientos hostiles o acciones de unidades enemigas dentro del alcance de los frentes del NPA y áreas de operaciones guerrilleras. “

“Se recomienda al NPA y a las masas que mantengan un alto nivel de secreto durante la realización de sus actividades”, señaló.

“Garantizar una Navidad en paz”

El coronel del ejército Dennis Cana, oficial de información pública del Comando Militar del Sur de Luzón (Solcom), dijo que la unidad aún no ha recibido la posición oficial del comando militar sobre la declaración de alto el fuego del CPP.

“Pero con Solcom, continuaremos con nuestras responsabilidades de apoyar los esfuerzos de aplicación de la ley”, dijo Cana, y agregó: “Ayudaremos a garantizar una celebración navideña pacífica y significativa”.

El PCP marxista-leninista-maoísta fue fundado el 26 de diciembre de 1968 por el escritor y activista profesor José María Sisón como un grupo escindido del Partido Comunista prosoviético de Filipinas.

El 29 de marzo de 1969, el CPP estableció el NPA en una aldea de la provincia de Tarlac, el primer grupo de guerrilleros armados con rifles automáticos, rifles de un solo tiro y pistolas.

Desde entonces, el NPA ha librado la insurgencia comunista más larga del mundo.

Sison murió de insuficiencia cardíaca el 16 de diciembre de 2022, a la edad de 83 años, en Utrecht, Países Bajos. Ha estado exiliado en Europa desde que las conversaciones de paz con el gobierno se estancaron en 1987.

Anuncio de amnistía

En la Declaración de Oslo del 23 de noviembre, el gobierno y el NDFP acordaron una “resolución fundamental y pacífica del conflicto armado”, incluso abordando sus “factores socioeconómicos y políticos”.

El presidente Marcos también emitió la Proclamación No. 404, ofreciendo amnistía a los rebeldes comunistas.

Sin embargo, muchos miembros del gobierno siguen desconfiando de la perspectiva de reanudar las negociaciones de paz, incluida la vicepresidenta Sara Duterte, quien a principios de este mes describió la Declaración de Oslo como un “acuerdo con el diablo”.

El jefe de las Fuerzas Armadas de Filipinas, general Romeo Brawner Jr., dijo que no se puede culpar a Duterte por tales opiniones.

“De hecho, mucha gente en nuestro país comparte esta opinión, incluso soldados”, dijo Brawner.

HISTORIAS RELACIONADAS

“No hay motivo” para un alto el fuego en Navidad, afirma el CPP


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

¿El fin del conflicto armado?



Fuente