Comisión de Derechos Humanos FOTO DE ARCHIVO DEL INVESTIGADOR

Si bien la situación de los derechos humanos en el país sigue estando lejos de ser ideal, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) se muestra cautelosamente optimista sobre la “apertura” de la administración de Marcos para escuchar e interactuar con la agencia.

Durante una reciente sesión de prensa de fin de año, el presidente de la CDH, Richard Palpal-latoc, dijo que él y los demás comisionados han visto marcadas mejoras en el enfoque del gobierno hacia los derechos humanos desde su nombramiento en septiembre de 2022.

“El gobierno está abierto a cooperar con la CDH. [Generally] estuvo bien y, supongo, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas [on Human Rights] “Ha ayudado mucho en nuestro trato con el gobierno”, dijo también, refiriéndose al programa del organismo internacional para ayudar a aliviar las violaciones de derechos en el país.

Palpal-latoc citó además las asociaciones de la CHR con otras agencias gubernamentales como la Oficina de Prisiones, la Oficina de Correcciones y Gestión Correccional y la Comisión de Servicio Civil, todas ellas destinadas a mejorar y promover la conciencia sobre los derechos entre su personal.

Además, la CHR es “constantemente invitada por el Senado y la Cámara de Representantes [during deliberations on] varios proyectos de ley que contienen un elemento de derechos humanos”, dijo.

El senador Lito Lapid presentó previamente el Proyecto de Ley Senatorial 2487, una “Ley para fortalecer a la CDH como Institución Nacional de Derechos Humanos (INDH) y para otros fines”, que, de ser aprobada, le otorgaría “plena autoridad” para actuar sobre todas las violaciones de derechos humanos. .” .

El proyecto de ley también permite a la agencia emitir interdictos y remedios, poderes que los funcionarios han buscado desde su creación.

“Esperamos y esperamos que se apruebe pronto”, dijo Palpal-latoc. “Todavía depende de la Cámara y el Senado completar este plan, pero con suerte parece que hay una posibilidad [of being passed] Parecen buenos”.

Posición sobre la CPI

La Comisión de Derechos Humanos también tomó nota del cambio de posición del presidente respecto de la Corte Penal Internacional (CPI), que investiga las ejecuciones extrajudiciales (EJK) cometidas durante el gobierno del ex presidente Rodrigo Duterte, así como las cometidas por el Escuadrón de la Muerte de Davao mientras era alcalde. de la ciudad Davao de 2011 a 2016.

Desde que cuestionó la autoridad de la CPI para continuar la investigación, Marcos dijo el mes pasado que el gobierno estaba considerando regresar al tribunal.

Esto está “en línea con nuestra posición desde entonces de que el gobierno debería participar en la investigación de la CPI y reincorporarse al Estatuto de Roma”, dijo Palpal-latoc.

Duterte ordenó al país retirarse del Estatuto de Roma, el documento fundacional de la CPI, en marzo de 2018, semanas después de que la fiscalía de la CPI abriera una investigación preliminar sobre los presuntos asuntos del país con el EJK.

La comisión aún no ha terminado.

Durante el mandato del expresidente, denigraba abiertamente a la CDH, lo que llevó a sus aliados en el Congreso en 2017 a amenazar con reducir el presupuesto de la agencia a solo £1.000 por atreverse a investigar los asesinatos de la guerra contra las drogas.

A pesar de las mejores relaciones entre el gobierno y la agencia, que se estableció después de que el padre y el homónimo del presidente fueran destituidos del poder en 1986, las organizaciones de derecha no están satisfechas.

Observaron que activistas y periodistas seguían siendo asesinados, arrestados u obligados a desaparecer mientras acusaban a Marcos de pretender ser más indulgente que su padre dictador.

“Todavía no estamos cooperando con el Departamento de Justicia en este momento. Nos hemos puesto en contacto con la Secretaría de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos sobre este asunto”, dijo Palpal-latoc.

A la CDH le falta un miembro para completar la comisión de cinco personas. Sus miembros actuales incluyen a Palpal-latoc, el ex funcionario del Defensor del Pueblo Beda Epres, la ex funcionaria de la Junta Nacional de Nutrición Faydah Dumarpa y la jueza jubilada del Tribunal de Apelaciones Monina Zenarosa.

Además, la CHR aún no se había convertido en miembro del panel de revisión del Departamento de Justicia sobre los asesinatos de la guerra contra las drogas, que el gobierno presentó como prueba de que no había necesidad de una investigación de la CPI porque la investigación ya estaba en marcha.

Palpal-latoc, sin embargo, esperaba que la Comisión de Derechos Humanos eventualmente “se involucrara activamente”. [with the DOJ panel by next year.”

Building on gains

For 2024, the CHR hopes to build on its gains from the past year and continue its engagements with other agencies.

“Already in the pipeline are partnerships with the Department of Migrant Workers and the Professional Regulation Commission, as well as other [national human rights institutions]– dijo Palpal-latoc.

El próximo año, la agencia también buscará un memorando de entendimiento con el Grupo de Trabajo Presidencial sobre Seguridad de los Medios “específicamente en lo que respecta a la remisión de casos, especialmente en casos de abusos contra periodistas, la investigación de casos y (ofrecimiento) de asistencia financiera para violaciones de derechos humanos”. añadió.


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

LEA: CDH: Decisión de la CPI es una oportunidad para que Marcos demuestre su juramento de responsabilidad



Fuente