Ednaldo Rodríguez fue destituido del cargo de presidente; El máximo organismo del fútbol y la CONMEBOL no aprobaron la intervención.

Como ya se hizo el día 14 fifa volvió a demostrar, este domingo, toda su insatisfacción con la intervención superpuesto al comando en Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). El comunicado fue enviado al secretario general del organismo que rige el fútbol brasileño, Alcindo Reis Rocha.

“De la información que nos ha proporcionado, surge que el Presidente de la Corte Suprema de Deportes, señor José Perdis de Jesús, como partido, insiste en realizar elecciones dentro de los 30 días hábiles y también ha solicitado al Tribunal del Estado de Río de Janeiro nombrará una junta directiva temporal de la CBF para gestionar sus asuntos En este contexto, nos gustaría reiterar que, de conformidad con el Artículo 14, párrafo 1 i) y el Artículo 19 del Estatuto de la FIFA, las asociaciones miembro deben gestionar sus asuntos de forma independiente y sin influencia indebida de terceros. Cualquier violación de esta obligación puede dar lugar a las sanciones previstas en los Estatutos de la FIFA, incluida la suspensión”, se lee en la carta.

En el documento, el organismo que supervisa el fútbol mundial ratificó su visita a Brasil a principios de este año y reiteró las amenazas. “Como comunicó previamente la CBF, la FIFA y la CONMEBOL enviarán una misión conjunta a Brasil durante la semana que comienza el 8 de enero de 2024 para reunirse con las partes interesadas relevantes para examinar la situación actual y trabajar juntos para encontrar una solución a la situación actual. La FIFA y la CONMEBOL desean enfatizar que hasta que se cumpla dicha misión, no se tomará ninguna decisión con respecto a la CBF, incluida cualquier elección o designación de elecciones. Si esto no se cumple, la FIFA no tendrá otra opción que remitir el asunto a su órgano de decisión correspondiente para su consideración y decisión, que también puede incluir una suspensión”.

Concluyó: “También nos gustaría enfatizar que si la CBF es finalmente suspendida por el organismo correspondiente de la FIFA, perderá todos sus derechos de membresía con efecto inmediato y hasta que la FIFA levante la suspensión. También significará que los equipos representativos y los clubes afiliados a la CBF ya no podrán participar en ninguna competición internacional.

ENTENDER EL PUNTO

El proceso, que resultó en la destitución de Ednaldo de las autoridades del fútbol, ​​se refería a la legalidad de los términos de ajuste de conducta (TAC) firmados entre la CBF y el Ministerio Público de Río de Janeiro (MP-RJ) en marzo de 2022. Luego el TAC permitió que la asamblea general de la entidad eligiera al presidente Ednaldo. Pero los jueces Gabriel Zefiro, Mauro Martins y Mafalda Lucchese consideraron inicialmente que el diputado no podía interponer una acción civil pública (ACP) contra las elecciones celebradas por el sujeto en 2017, cuando fue electo Rogerio Caboclo.

La revisión se realizó a petición de dos ex presidentes de la CBF, Ricardo Teixeira y Marco Polo del Nero. Por tanto, el TAC también se consideró nulo. Otros directivos de la federación también apelaron ante los tribunales.

La CBF y el MP-RJ firmaron el TAC porque el Poder Judicial consideró ilegales las normas que regían las elecciones de la confederación, es decir, las que llevaron a Ednaldo Rodríguez a la presidencia. Esto se debe a que los cambios en los estatutos de la organización en 2017 establecieron pesos diferentes para los votos emitidos por federaciones y clubes, una laguna jurídica que permitió a los clubes y federaciones votar juntos para elegir al presidente. Fue bajo esta norma que, en 2017, Rogerio Caboclo fue elegido presidente de la CBF, nominado por el entonces líder Marco Polo del Nero. Caboclo fue despedido por acusaciones de acoso.

Ednaldo, entonces vicepresidente de la CBF, asumió el mando de forma interina tras la salida de Caboclo. Los opositores intentaron bloquear las elecciones de marzo de 2022, argumentando que el TAC fue firmado por él como presidente interino y sirvió para aprobar una elección que lo habría convertido en presidente de facto.

Fuente