Foto de archivo del investigador

CIUDAD DE LUCENA – El Partido Comunista de Filipinas (CPP) ha ridiculizado el último informe de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) sobre la presunta disminución de la fuerza y ​​el número de rebeldes del Nuevo Ejército Popular (NPA).

“La AFP sigue diciendo que los NPA están disminuyendo, pero no puede destruirlos”, afirmó Marco Valbuena, portavoz del CPP, en una entrevista online el martes por la tarde (26 de diciembre).

Y añadió: “Tienen una mentalidad de pólvora. “Las AFP creen que sólo pueden eliminar al NPA utilizando bombas y cañones y matando e intimidando a las masas.”

Valbuena afirmó que la AFP lleva años afirmando lo mismo: “Suena a disco rayado”.

Respondía a afirmaciones hechas en una declaración anterior del coronel Medel Aguilar, portavoz de la AFP. Aguilar dijo que los rebeldes maoístas actualmente cuentan con aproximadamente 1.500 combatientes.

Aguilar mencionó que la fuerza actual del NPA significa que ya no puede organizar ofensivas tácticas o ataques contra las fuerzas gubernamentales.

Sostuvo que si bien las guerrillas comunistas “todavía son capaces de organizar actividades terroristas, hemos visto que en general no han podido llevar a cabo ofensivas tácticas”.

Aguilar también rechazó el papel actual del Comité Central del PCP, diciendo que “no tiene control”, es “débil y desorganizado” y “ya no tiene liderazgo”.

“El CPP no es sólo una o unas pocas personas. Como ha afirmado el CPP, su tarea se extiende más allá de la vida de una persona y excede con creces la capacidad de desempeño de varias personas”, argumentó Valbuena.

Mientras tanto, el coronel Dennis Cana, oficial de información pública del Comando militar del Sur de Luzón (Solcom) con base en Camp Nakar en la ciudad de Lucena, informó que la rendición masiva de los rebeldes del NPA condujo a la aniquilación de los combatientes rojos en el sur de Luzón.

Cana señaló que de enero a noviembre de este año se rindieron 64 ex combatientes del NPA en la región sur de Tagalog y otros 97 en la región de Bicol.

“Las negociaciones todavía están en curso”, dijo la semana pasada.

Cana informó que quedaba un “frente guerrillero debilitado” en la región de Bicol y que quedaba un resto de la unidad guerrillera del tamaño de un pelotón.

Según el ejército, un frente guerrillero debilitado significa que ya no puede llevar a cabo sus programas, como reclutar y generar recursos para la lucha armada, a diferencia de los frentes guerrilleros activos.

En el sur de Tagalo, Cana dijo que hay restos de plutonio del NPA en la frontera entre Quezón y Bicol y restos de plutonio en la isla de Mindoro, Batangas y la frontera entre Rizal y Bulacan.

Según Cana, el pelotón está formado por menos de 20 combatientes del NPA.

“El NPA depende actualmente de la ‘milicia popular’ en sus restantes zonas de operación”, afirmó. La “Milicia Popular” es parte de la base insurgente masiva que protege a los rebeldes del NPA en el municipio. A veces están armados para apoyar a los partisanos comunistas durante las escaramuzas.

El PCP marxista-leninista-maoísta fue fundado el 26 de diciembre de 1968 por el escritor y activista profesor José María Sisón como un grupo escindido del prosoviético Partido Komunista ng Pilipinas.

El 29 de marzo de 1969, el CPP estableció el NPA en una aldea de la provincia de Tarlac, el primer grupo de guerrilleros armados con rifles automáticos, rifles de un solo tiro y pistolas.

Desde entonces, el NPA ha librado la insurgencia comunista más larga del mundo.


Su suscripción no se pudo guardar. Inténtalo de nuevo.


Tu suscripción ha sido exitosa.

Sison murió de insuficiencia cardíaca el 16 de diciembre de 2022, a la edad de 83 años, en Utrecht, Países Bajos. Ha vivido exiliado en Europa desde que fracasaron las conversaciones de paz con el gobierno en 1987.



Fuente