El delantero Ferreira, que desde hace tiempo sueña con fichar por el Sao Paulo, tiene un futuro incierto en Gremio. El club de Rio Grande do Sul aún no sabe si contará con el jugador la próxima temporada, y por precaución ya contrató a otro deportista para el rol: Soteldo.




Foto: Lucas Uebel/Grêmio/Gazeta Esportiva

El viernes pasado, el venezolano anunció el refuerzo de Inmortal. Llegó al Sur cedido por un año procedente del Santos, que descendió a la Serie B de Brasil y no podrá afrontar los altos salarios de un hombre de baja estatura.

La llegada de Soteldo podría facilitar la posible salida de Ferreira. Gremio está abierto a venderlo si llega una buena oferta, pero siempre ha reiterado su deseo de devolver al delantero a su altura antes de negociar con él. El ex deportista Peixe tiene características similares que podrían impulsar al técnico Renato Gaucho a deshacerse del delantero.

El contrato del jugador con el Imortal sólo dura hasta finales de 2024, por lo que podrá firmar un contrato preliminar con cualquier otro club a partir de mediados del próximo año. El Sao Paulo mira la situación con optimismo e intenta negociar para traerlo a Morumbi.

Además de Ferreirainho, la tricolor paulista ya anunció la permanencia de Lucas y los fichajes de Eric, que estuvo en Ceará, el experimentado volante Luis Gustavo y el volante paraguayo Damián Bobadillo.

La directiva del Sao Paulo sigue interesada en traer el ‘9’ para hacer sombra a Calleri. El ex-Vasco Pedro Raúl es un nombre que ilusiona, pero la gran exigencia del jugador ha enfriado los rumores. Actualmente, el equipo está buscando otras opciones viables en el mercado.

Fuente