El referéndum, celebrado a principios de este mes, fue apoyado por el 86 por ciento de los votantes, dijeron los funcionarios.

Los chadianos votaron a favor de una nueva constitución que, según los críticos, podría ayudar a consolidar el poder del líder militar Mahamat Idriss Deby.

El referéndum, que tuvo lugar a principios de este mes, fue aprobado por el 86 por ciento de los votantes, dijo el domingo la comisión gubernamental que lo organizó.

Según sus palabras, la participación electoral fue de alrededor del 64 por ciento.

Las autoridades militares de Chad calificaron la votación como un paso vital hacia las elecciones del próximo año, un regreso al gobierno democrático largamente prometido después de tomar el poder en 2021, cuando el ex presidente Idriss Deby fue asesinado en el campo de batalla durante un conflicto con los rebeldes.

La nueva constitución preservará el Estado unitario que ha tenido Chad desde la independencia, al tiempo que creará comunidades autónomas con asambleas locales y consejos de jefes tradicionales, entre otros cambios.

Pero algunos de sus oponentes han pedido la creación de un estado federal, diciendo que ayudaría a acelerar el desarrollo del país empobrecido pero productor de petróleo.

Varios grupos de oposición han llamado a boicotear la votación, diciendo que los militares tienen demasiado control sobre el proceso del referéndum y calificando de “farsa” que los líderes militares se aferren al poder.

Los partidarios argumentaron que la nueva constitución proporciona más independencia ya que permite a los chadianos elegir a sus representantes locales y recaudar impuestos locales por primera vez.

“Esta gente que habla de federación sólo quiere dividir a los chadianos en microestados e incitar al odio entre comunidades”, afirmó Haroun Kabadi, coordinador de los grupos pro-voto.

Tras la muerte de Deby, el ejército suspendió la constitución y disolvió el parlamento.

El hijo de Deby, Mahamat Idriss Deby, fue designado por los militares como presidente interino para encabezar el Consejo Militar de Transición.

Décadas de inestabilidad desde que Chad obtuvo su independencia en 1960 han obstaculizado el desarrollo en el país de África central, donde casi el 40 por ciento de sus 16 millones de habitantes dependen de la ayuda humanitaria.

Fuente